Entrevistas Operación cole: Entrevistamos a Almudena Garcia para hablar sobre pedagogías alternativas

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

Muchas familias siguen en estas fechas con la gran empresa de buscar escuela para sus pequeños. Hace algunas semanas publicamos este post os facilitamos algunas fechas clave y material para la reflexión. Hoy queremos darle una vuelta más al tema con una entrevista a Almudena Garcia, autora de Otra educación ya es posible y responsable de ludus.org.es Con ella hemos querido abordar la importancia del proyecto educativo de los centros y hablar sobre las pedagogías alternativas que cada vez ganan más terreno a la educación tradicional.

¿Cómo fue tu experiencia como madre a la hora de buscar colegio? 

Bueno, en realidad fue la escuelita la que nos encontró, jaja. Cuando mi hijo era aún muy pequeño, nos llegó un email sobre un proyecto autogestionado de crianza respetuosa compartida que se estaba fraguando en medio de unas huertas, cerca de casa. Fuimos a conocerla… y ese fue el comienzo de una gran amistad.

¿Qué expectativas tenía tu familia y con qué os encontrasteis?

Más que expectativas, al principio lo que teníamos era una enorme curiosidad. Era nuestro primer contacto con este mundo, así que nos llamaba mucho la atención la forma en que las educadoras se relacionaban con los peques: pasara lo que pasara, nunca perdían la calma, jamás soltaban un grito. El respeto era la base del proyecto: los niños aprendían a respetarse entre ellos y crecían con autoestima, porque se sentían respetados. Al principio me chocaba cómo las educadoras, cuando un niño quitaba a otro un juguete, se agachaban, buscaban el contacto visual, preguntaban al que estaba enfadado cómo se sentía, pero sin juzgar al otro… Cuando ocurría con criaturas muy pequeñas, que apenas habían comenzado a hablar, yo no tenía claro si todo esto servía para algo… ¡pero vaya si servía!

Los peques, poco a poco, iban desarrollando la empatía, entendiendo las consecuencias de sus actos, aprendiendo el valor del respeto. Todas las familias que tenemos la suerte de haber pasado por allí somos conscientes del regalo que fue formar parte del proyecto.

Para los mayores, también constituyó todo un aprendizaje, principalmente el de que si queremos cambiar lo que no nos gusta, toca arrimar el hombro.

 

¿Y cuando llegó el momento de dar el salto a primaria?

Buscar escuela para primaria fue más complicado. Había varias escuelas públicas que nos gustaban, pero en ninguna había plazas. Y la que nos tocaba, no nos convencía en absoluto. Una de tantas escuelas con innovación de barniz que han surgido al ponerse de moda estas pedagogías: presumían de no tener libros de texto, pero al final buena parte del tiempo se iba en hacer fichas fotocopiadas; echaban pestes de la disciplina tradicional, no había castigos, pero tampoco sabían cómo afrontar los problemas de convivencia, por lo que muchos conflictos se quedaban sin resolver; había materiales Montessori, pero solo se usaban una hora a la semana… En fin, una buena muestra de que innovar por innovar no tiene ningún sentido.

Al final, después de dar muchas vueltas, hemos encontrado una escuela que es todo lo contrario… y ha sido gracias a Ludus. Va a sonar a que no tengo abuela, pero yo soy la mayor fan de la web 😉

¿Crees que las familias están más sensibilizadas ahora con el tipo de educación que ofrecen a sus hijos? ¿Por qué crees que sucede?

Pues hay de todo. Las hay que enchufan a sus hijos a la tablet para que no molesten y se quedan tan anchas. Y luego hay otras muy sensibilizadas, que leen sobre pedagogía, son capaces incluso de mudarse cuando encuentran un colegio que les gusta… ¿Por qué ocurre? Seguramente tiene mucho que ver el auge de la crianza respetuosa: si educamos a nuestros hijos siguiendo ciertos principios, resultaría luego muy contradictorio llevarles a escuelas con un enfoque opuesto. También, sin duda, por el momento de crisis aún padecemos, que no ha sido solo económica, sino también de valores. Las principales pedagogías alternativas surgieron en momentos de crisis, en que se confió en la educación para que las nuevas generaciones crecieran siendo más conscientes y no repitieran los errores de sus mayores. Por eso hoy resurgen.

 

Cuando las familias entran en contacto con pedagogías alternativas por primera vez a menudo les asalta la duda “¿Pero, aprenden?” ¿Tu qué les dirías?

Es normal que surja esta duda. La mayoría hemos recibido una educación muy diferente, con deberes y exámenes. Hay una idea de fondo, y es que para conseguir algo -sea aprender a leer o a distinguir las eras geológicas- hace falta esforzarse, y este esfuerzo supone un sacrificio. Las distintas pedagogías alternativas, aunque sean muy diferentes entre sí, comparten una visión más optimista del aprendizaje: todos nacemos con curiosidad por el mundo que nos rodea y aprender, cuando se dan las circunstancias adecuadas, implica disfrutar. Disfrutar del proceso, pero también del resultado: cuanto más aprendemos, más curiosidad sentimos por otros temas relacionados, por lo que querremos continuar aprendiendo.

Pero no todos los niños aprenden de la misma forma…

Claro, y esto no significa que estas pedagogías sean la panacea. Hay niños que cuando se les da la libertad de elegir ellos mismos qué aprender y a qué ritmo parecen desmotivarse. Ocurre a menudo con los que previamente han pasado por escuelas más directivas, en las que tenían un horario rígido. Cuando se encuentran en una escuela en la que no hay exámenes ni boletines de notas que les permitan compararse con los demás, hay chicos que se aburren.

Al final, hay muchos factores que influyen en el aprendizaje, no solo la pedagogía. Sin duda, el niño, su momento madurativo, sus circunstancias. Y por supuesto, los docentes. Quien piense que se les puede sustituir por una tablet, es que no ha tenido un buen maestro en su vida.

 

También se pone en jaque el concepto “disciplina”. ¿Tú qué opinas?

Sí, es una crítica recurrente, sobre todo a la educación libre, que continuamente tiene que estar explicando que la libertad no es libertinaje. En realidad, estas pedagogías sustituyen la disciplina externa por autodisciplina.

Se busca que los niños no hagan o dejen de hacer por miedo al castigo o esperando una recompensa, sino siendo conscientes de las consecuencias de sus actos.

No debes lavarte las manos porque lo ordena la maestra, sino porque entiendes que es la manera de eliminar los gérmenes y evitar así enfermedades. En escuelas democráticas como Summerhill, donde las normas son votadas por toda la comunidad, se acordó que los móviles pueden llevarse a clase, pero siempre que se mantengan en silencio para que no supongan una distracción.

El concepto es distinto…

Hay que tener en cuenta que muchas de estas pedagogías surgieron en periodos de crisis o próximos a conflictos bélicos, de ahí que defiendan la autodisciplina frente a la disciplina tradicional, que tantas veces ha acabado convirtiéndose en obediencia ciega hacia líderes que no han dudado en manipular a su pueblo, a menudo con un desenlace trágico. Sin ir tan lejos, ahora mismo se habla mucho sobre como el anonimato está convirtiendo las redes en una jungla llena de insultos y amenazas. ¿Por qué hay tantos perfectos ciudadanos que bajo un seudónimo parecen no tener límites? Porque son personas para las que el respeto no es un valor, sino una imposición externa. En cuanto pueden expresarse con una máscara, aprovechan para desfogarse.

 

¿Cómo surge la idea de escribir Otra educación ya es posible?

Surgió de recibir muchísimos emails con dudas tanto de familias como de educadores: sobre diferencias entre pedagogías, temas legales, pasos para crear una escuela, etc. Eran demasiados emails como para poder contestarlos individualmente y además, muchas de las consultas se repetían, por lo que se me ocurrió que podría escribir una guía que diera respuesta a las más comunes. Me parecía necesario también desmontar mitos, tanto los que venden estos enfoques como un cuento de hadas, como los que los presentan como uno de terror.

Mi idea inicial era autoeditar la guía, pero justo entonces se puso en contacto conmigo Juan, de Litera Libros para preguntarme qué me parecería la idea de escribir un libro sobre pedagogías alternativas… no me lo tuve que pensar mucho.

¿Qué pueden encontrar las familias en este libro?

Otra educación ya es posible es una introducción a las diferentes pedagogías alternativas, con un resumen de sus puntos comunes, pero también de las particularidades de cada una, porque entre sí son muy diferentes. He dedicado más páginas a las más conocidas: Montessori, Waldorf y educación libre, situando a cada una de ellas en su contexto histórico. Hay muchas cosas que difícilmente se entienden sin tener en cuenta cuando surgieron y las personalidades de quienes las desarrollaron. ¿Por qué Montessori mantiene alejada la fantasía de los niños pequeños? Porque consideraba que el conocimiento científico había permitido a la humanidad emanciparse de siglos de supersticiones. Mientras tanto Steiner, por la misma época, vivía con preocupación la idea cada vez más extendida de que la ciencia podía explicarlo todo y Neill, horrorizado por la disciplina rigurosa de los colegios que conoció, decidía crear una escuela en la que la comunidad educativa se autogobernase. Me ha parecido importante señalar lo que aportaron en su tiempo y lo que siguen aportando hoy en día, incluyendo también las críticas que se les han hecho.

El libro incluye también otros enfoques, como Reggio Emilia, Freinet, las escuelas bosque, las comunidades de aprendizaje, la educación lenta, etc., además de una sección de preguntas frecuentes y algunos apuntes sobre hacia donde puede acabar llevando toda este boom. Para los que tengan más curiosidad, aquí podrán leer el índice detallado y los primeros capítulos.

En este enlace encontraréis algunos ejemplos de escuelas libres que siguen pedagogías alternativas. ¿Conocéis más centros? ¿Cómo ha sido vuestra experiència?

Categories: Entrevistas,Vuelta al cole

Tags: ,,,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies