AlojamientoMas Rubió: una casa rural con espacios familiares para descubrir la Vall d’en Bas en la Garrotxa

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!
Mas Rubió
 

En el pueblo de Joanetes, población perteneciente a la mágica zona de La Garrotxa encontramos una casa centenaria dedicada en sus inicios a la agricultura que, pasados muchos años, se convirtió en uno de los primeros alojamientos rurales con certificación turística de la zona.

Gemma, restauradora de profesión y mamá de una tribu de 3 decidió hace unos años dar un cambio radical en su vida al hacerse cargo de Mas Rubió en septiembre del 2014, una casa donde, debido a su estado en aquella época, solo se hacía uso de la primera planta como alojamiento rural.

Con mucho esfuerzo, tiempo y cariño fue restaurando cada rincón de la casa y actualmente, toda ella está a disposición de los huéspedes que allí se alojen en una de las 6 habitaciones dobles, triples y familiares con las que cuenta.

Todo ello en un entorno privilegiado entre bosque y un campo de maíz enfocando la adaptación de la casa a las características y servicios que a ella y su familia de 5 siempre les ha agradado encontrar en los alojamientos en los que han estado.

Ludoteca infantil interior y comedor 

La casa de Mas Rubió conserva la estética original y muestra la singularidad de las casas rurales de la época como son, por ejemplo, los comederos de los caballos y las vacas en la planta baja aunque también está adaptada totalmente a las necesidades actuales de todos huéspedes que allí se alojan.

Mas Rubió está distribuida en 3 plantas, cada una de ellas con espacios comunes y habitaciones privadas (cada una nombradas según los pueblos de los alrededores).

En la planta baja encontramos la habitación familiar más amplia (antiguo establo de caballos conservando su comedero y portón) además de una sala de estar,  la ludoteca infantil y sala de televisión.

El espacio de la ludoteca (probablemente uno de los lugares más atractivos del interior de Mas Rubió para los niños y niñas) era el antiguo establo de las vacas, que aun conserva su comedero utilizado actualmente como estantería para albergar una amplia variedad de juguetes y disfrutar sin horarios descalzos en su blandito suelo.

Para los niños y niñas más mayores cuentan con varios juegos de mesa disponibles.

Durante el día, el sol y la luz natural entra de forma directa a la ludoteca y sus puertas abiertas conectan con parte del jardín donde encontramos mesas, sillas, zona de barbacoa, césped, rosales y todo tipo de vegetación.

En cuanto a la primera planta, encontramos la recepción, zona de chimenea, dos habitaciones, terraza compartida y la zona del comedor y cocina donde Gemma prepara y sirve cada día una gran variedad de desayuno buffet, sin poder pasar por alto sus mermeladas caseras, bizcochos, tostadas recién hechas y embutidos de la zona.

También Gemma se encarga de servir cenas con un menú cerrado para los huéspedes. Se trata de cenas caseras con ingredientes y productos de la zona, utilizando hierbas aromáticas del jardín y todo servido en el centro de cada una de las mesas para compartir en familia mientras, sentados, desde sus grandes ventanales podemos contemplar el jardín. La media pensión se ofrece todos los fines de semana del año (viernes y sábados), algunos puentes y los periodos de vacaciones. Los demás días se ofrecen solamente desayunos.

Para los más pequeños Gemma cuenta con 3 estilos de tronas diferentes (y gran cantidad de ellas) para que todos podamos disfrutar alrededor de la mesa en su coqueto comedor.

En el caso de querer realizar alguna excursión por la zona a temprana hora, Gemma ofrece opción de pícnic a escoger entre una gran variedad de opciones para el momento del bocadillo.

Hay un microondas accesible las 24 horas, para quien tenga que calentar el biberón.

Una biblioteca rural y habitaciones preparadas para bebés

Finalmente, en la última planta encontramos como zona común, la biblioteca, y 3 habitaciones más.

La biblioteca, también sin horarios de apertura o cierre, está compuesta por sofás, butacas y mesas donde poder leer de forma relajada alguno de los libros que Gemma ha ido conservando de generaciones pasadas familiares y actuales.  De esta forma encontramos literatura que conservaba su abuelo, libros de su padre y una gran selección infantil para diferentes edades en perfecto estado de cuentos que han pertenecido a sus hijos.

También Mas Rubió está acreditado como punto de información del parque natural por lo que cuentan con material cedido y conservado con mucho mimo en la biblioteca para los visitantes que quieran consultarlo.

En cuanto a las habitaciones, además de tener opción de turismo en pareja, a nivel familiar, todas ellas pueden convertirse en habitaciones familiares según la cantidad de miembros que haya.

Gemma cuenta para los huéspedes más pequeños moisés de hasta 6 meses, cuna colecho, cunas estándar, barreras para las camas y estructura de bañera para bebés.

Estacio exterior en Mas Rubió: jardín y piscina de piedra

En las zonas exteriores de Mas Rubió encontramos un porche, parte de jardín con barbacoa, jardín con casita y tobogán de plástico además de algunos triciclos y mini motos, un pequeño huerto, zona de piscina de piedra abierta en temporada estival, gallinero con gallinas ponedoras, campo de fútbol, zona de bosque con algunos elementos de juego y construcción de cabaña de madera.

Tal y como nos cuenta Gemma, Mas Rubió tiene como objetivo que todo tipo público cuente con su propio espacio de juego, descanso o disfrute y es posible la convivencia entre ellos: las parejas pueden estar relajadas en el jardín, terraza o biblioteca mientras las familias disfrutan de la ludoteca, de las gallinas, del jardín o de la cabaña de madera.

 

Qué podemos hacer alrededor de Mas Rubió?

Mas Rubió es un lugar para desconectar en la naturaleza, en un entorno rural y también con la posibilidad de realizar excursiones por una zona rica en gorgs, visitas familiares a caballerizas o a la Granja ATO de Mas Corominas, que está en el mismo pueblo. Una de las excursiones fáciles que recomienda Gemma para hacer en familia es la del Salt del Roure o una ruta por la Vall d’en Bas. También se puede visitar la zona volcánica de la Garrotxa (los volcanes Croscat y Santa Margarida), la fageda d’en Jordà, el nuevo Espai Cràter en Olot o las rocas encabtadas de Sant Feliu de Pallerols.

Todo ello terminando la jornada desconectando en Mas Rubió, con el mimo y el cariño que ofrece Gemma a cada uno de sus huéspedes.

 

Categories: Alojamiento,Casas Rurales,Lugares CFW

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + 17 =

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies