Educación InfantilCucú, Espai de Crianza facilitado por Silvia Favaro

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

Cucú  es el Espai de Crianza facilitado por Silvia Favaro que ofrece a las familias con niños/as a partir de 8 meses y hasta los 2 años, un espacio de crianza y educativo como en casa, basado en el respeto a la singularidad de cada niño/a, en su seguridad afectiva y en la atención a sus necesidades reales.

Silvia Favaro es pedagoga, psicomotricista, con un master en comunicación no verbal infantil, formación en Master Waldorf y  Emmi Pikler para la atención a la primera infancia.  Una mujer apasionada por su trabajo y por la atención a la primera infancia.

En El Espai Cucú no hay más de 8 niños/as con 2 educadoras. Silvia se encarga de los pequeños, los nuevos bebés que integran el grupo a partir de 8 meses.

El proyecto educativo

En Cucú el proyecto educativo se basa en el respeto al cuidado cotidiano, en el trato personalizado, en la atención de las necesidades reales de los niños/as.

Sacarle un moco a un niño/a es un proyecto educativo en sí, abrocharse un botón o preparar el «pan tumaca»

Para Silvia es muy importante el respeto al niño/a desde el inicio. ¿Cómo nos acercamos al niño/as? ¿esperamos a que esté preparado? Conocer sus capacidades y sus límites, aprender a abrirse al otro en una relación espontánea basada en lo real, la cotidianidad.

Con Cucú he sentido la necesidad de quitar capas y realmente pensar en cuál es la necesidad de un niño/a de 1 año y medio. Valorar el espacio de crianza como un proyecto educativo en sí. Centrarme en la separación de la mamá,  la expansión, el juego libre, valorar el momento del cambio, de la comida… atender las necesidades reales y la seguridad afectiva de los niños/as..

Se trata de un nido para un grupo reducido de niños donde resuenan los ecos de las experiencias pedagógicas de Reggio Emilia, Maria Montessori, Emmi Pikler, la slow education (que pone en valor a la cotidianidad sin acelerar los procesos de aprendizaje) y la estética-ética de los ambientes (que ensalza la belleza, la poesía y lo esencial).

Un proyecto que vive en el diálogo con las familias y que promueve la atención personalizada. Además de  adaptarse a la lengua materna del niño, ya que Silvia domina tanto el castellano como el catalán, así como el italiano y el inglés.

El espacio y los materiales

Cucú es un espacio abierto y flexible que ofrece la posibilidad de organizar diferentes estancias dedicadas al descanso, al juego, al momento de comer y al cambio del pañal. También disponen de un espacio exterior donde salir a jugar y ver pasar las diferentes estaciones.

En la zona de descanso encontramos 5 cunas de madera donde cada niño/a tiene su propio muñeco de abrazar de Waldorf que la propia Silvia a creado para ellos.

Una casa que invita a ser, sentir, jugar en la belleza de lo sencillo.

Como el momento del cambio de pañal es muy importante, en el lavabo encontramos un cambiador Pickler para facilitar que se realice de pie en cuanto que se pueda. Los otros niños/as no pueden entrar mientras se está cambiando a un niño/a. Así el resto aprende a esperar su turno.

En el espacio más central, con acceso directo al patio exterior, se organizan los espacios de juegos, en continua transformación según las necesidades de los niños.

Los materiales  de juego que se usan son todos naturales,  muchos de ellos creados por la propia Silvia.

La actividad de Cucú

Las rutinas son muy importantes para ubicarse. La continuidad les da seguridad.

Desde las 8h45 a  las 9h30 es la llegada que se hace de manera escalonada para asegurar que la educadora puede tomar el tiempo y la atención necesaria con cada niño/a.

Se comienza con un espacio de juego libre y juegos de falda, en función de la energía de los niños/as.

Después de toman un desayuno que puede ser de pie o sentados, en el que a los mayores les gusta ayudar.

Queremos construir un puente entre casa y Cucú donde haya intercambio de informaciones y de emociones en diálogo para compartir los procesos de crecimientos individuales y generar el  sentimiento de ser parte de una sola familia.

Hacemos uso de las canciones para cerrar los diferentes momentos. También utilizamos elementos como la cortina para descubrir un espacio o  las campanas para anunciar un momento.

Después del desayuno el grupo se divide. Los pequeños salen al patio y los grandes hacen algo artístico o de psicomotricidad. Se trabaja el tema de las relaciones, el contacto con el otro.

Los pequeños comen  y tienen su tiempo de descanso de 12:30 a 13h30, seguido del cambio de pañal y juego.

La recogida es a las 15h30 y aquí se es más flexible.

La hora de la comida

Dice Silvia que la alimentación es una parte muy importante del proyecto educativo.

Parte importante del proyecto educativo es la alimentación casera, pensando que cocinar con cariño – escogiendo del barrio buenos productos de temporada en la medida de lo posible ecológicos -, es mucho más que tenerlos bien alimentados.

Por eso es un momento que cuidan tanto en lo que se refiere a la comida (el menú es casero, supervisado por una nutricionista y elaborado con productos de temporada, km 0 y ecológicos) como al acto de comer (se fomenta la autonomía de los niños que comen y se sirven solos y beben en vasos de cristal).

La relación con las familias

Basándose en el RE Approach, la documentación es fundamental en el Cucú. El diario del Cucú informa los padres sobre los procesos de crecimiento del niño/a y el trabajo educativo. También se se utiliza la mensajería instantánea para hacer partícipes a los padres de algunos detalles significativos del día a día.

Lo importante es crear un clima de confianza por lo que organizamos visita de manera individual con cada familia.

No se hacen puertas abiertas. Silvia recibe a cada familia para conocer sus expectativas y orientarlas.

La primera reunión la hacemos en casa de las familias para poder ver cómo está organizada su habitación, donde vive cada niño, etc. Así también puedo ofrecer tips y sugerencias para las familias.

Cada 3 meses se reúne la educadora con la familia para intercambiar. Las  otras se hacen en cucú sin el niño/as.

Si tú también te has enamorado y te interesaría que tu hija/o participara en su Nido o te gustaría asistir a alguna de sus actividades, no dudes en contactarles. Si deseas mayor información puedes seguir su blog o cuenta de Instagram.



 

Categories: Canguros y madres de día,Crianza y Salud,Educación Infantil,Escuelas y grupos de crianza,Hemos probado,Lugares CFW

Tags: ,,,,,

¡Comenta!

    • Alba

      Hola Bridgit! Gracias por tu comentario 🙂
      Deberías ponerte en contacto directamente con la escoleta para que te orienten y resuelvan tus dudas.
      Un abrazo!

      Reply

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies