Colaboraciones Ideas para fomentar y disfrutar de la lectura en familia  

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

Como escritora que soy disfruto leyendo y escribiendo historias; y como madre, también. Más aún, en realidad. Las palabras son la materia prima en el relato de nuestra vida, nos permiten expresar lo que sentimos, pensamos, vivimos; hacen reales nuestros sueños y esperanzas. Y no hay mejor modo de aprender a escribir nuestra propia historia que descubriendo las de l@s demás. Empezando por nuestros mapadres… ¡hasta el infinito y más allá!

Leer en voz alta a nuestr@s hij@s l@s reconforta y les hace sentir queridos, les ayuda a ejercitar la memoria y la atención, permite trabajar aspectos emocionales (como los miedos o la tristeza), despierta la imaginación y la curiosidad, mejora la capacidad de expresión, y l@s motivará para aprender a leer por su cuenta el día de mañana —sea cuando sea.

El proceso de la lectoescritura es exactamente eso: un proceso. Algo que requiere tiempo, vaya, y su duración es relativa. Cada niñ@ tienen su propio ritmo: algun@s empiezan antes, otr@s después, o van muy rápido o muy despacio… Pero en general, según diversos estudios, el momento idóneo para empezar (en el que su cuerpo y cerebro ya están formados y su capacidad cognitiva está lo bastante madura) se da alrededor de los 7 años. (Algunos afirman que empieza con la caída del primer diente de leche. Pero empezar es solamente eso: el inicio.)   

Después de la etapa de educación infantil (no obligatoria) centrada especialmente en el juego, l@s pequeñ@s llegan a primaria, que (según el centro) parece diseñada para lectores desde su mismo inicio. Si a ello le sumamos la presión social para adelantar aprendizajes, ser productivos y obtener resultados… El efecto puede ser todo lo contrario al deseado.

Lo importante, pues, es fomentar las ganas de aprender respetando los intereses y el desarrollo personal de cada un@, del modo que se viene haciendo (con éxito) en países como Finlandia o Francia.

Por (todo) eso me he decidido —¡al fin! —a escribir este post con algunos consejos prácticos para fomentar la lectura en familia, ya que es la mejor forma de empezar dicho proceso. ¡Y la más divertida! Porque leen en el cole, claro, pero… ¿os vais a perder la oportunidad de compartirlo con ell@s?

Lo ideal es establecer una rutina, puesto que ayuda a crear y mantener los buenos hábitos. Así que leed ni que sea un capítulo de alguna historia cada día antes de ir a dormir o después de cenar. Además de conocer el mundo y ampliar vocabulario, nos permitirá disfrutar de unos momentos de tranquilidad (en los que el cerebro genera endorfinas), que se convertirán en la garantía de una futura costumbre. ¡Os sorprenderéis de lo rápido que se habitúan (y reclaman) su pequeño oasis lector! 

Se sabe que l@s niñ@s aprenden también de aquello que no les enseñamos, así que les resultará difícil despertar su curiosidad lectora si nosotr@s l@s mapadres no leemos… O sea que tienen que vernos hacerlo. Leyendo, lo que sea: el periódico, una revista, una novela, un cómic. También un diccionario. Abandonad los prejuicios: cualquier lectura vale. De todo se aprende, ¿no? Poneros una alarma o una nota en la agenda si hace falta para recordar esa cita ineludible. Como si fuera una extraescolar. Lo merece.

Ni prohibir, ni obligar, ni castigar, ni premiar: mejor recomendar y acompañar.

Como fan de la educación libre que soy, me encantan palabras como facilitar u ofrecer, y creo que merecen un lugar especial en nuestro vocabulario y en nuestros hogares… Igual que los libros. Por absurdo que parezca, este es un detalle muy importante: tenedlos cerca, a la vista, siempre. Cuantos más, mejor. Ofrecedles muchas lecturas y variadas. Facilitadles opciones para que puedan escoger y, en el proceso, descubrir qué temáticas son más de su gusto. ¡Veréis qué interesante…! Nosotros, por ejemplo (además de montones por toda la casa, incluso en el baño o en el coche), tenemos un pequeño atril encima de la mesa del comedor con la lectura del momento. De este modo, no se nos olvida qué estamos leyendo ahora ni en qué punto estamos.

Y en ultimo lugar, pero no menos importante, tened o inventaros un fetiche. Un objeto que simbolice y acompañe los ratos de lectura. Puede ser un punto de libro especial, un lápiz,… ¡Haciéndolo pasaréis un buen rato seguro! O puede ser también una herramienta de lectura, como una pequeña linterna para leer en escondrijos secretos… tipo cuevas llenas de arañas y murciélagos.

 

Los amantes de las nuevas tecnologías verán que he obviado herramientas como el iPad o los ebooks. Pero es que cada vez más estudios demuestran lo contraproducente que es el uso temprano de pantallas. Ya tendrán en el futuro oportunidades en las que podrán disfrutar de ellas, ¿no creéis? Dejemos que desarrollen y empleen ahora todos sus sentidos en la experiencia de leer (el olfato, el tacto…) y compartamos esta actividad slow para contrarrestar el acelerado mundo actual en el que vivimos. 

Cualquier momento es buen momento para leer. Por breve que sea. Pero es importante que no vaya asociado a deberes o a obligación si no a divertimento. Por ello no solo los libros pueden tenerse cerca. ¡Incluso una libreta en blanco! Animadles a escribir un relato, ni que sea empezando por una frase. O un dibujo con una palabra, ¡ni que sea inventada! Estas cosas sabes cómo empiezan, pero no como acaban… ¡Y eso es lo mejor! Nosotros comenzamos escribiendo un diario en familia, para atesorar y agradecer las cosas buenas de cada día durante la cena… ¡y terminamos decorando el mantel! Así que leed, por favor. En familia. ¡No dejéis para mañana lo que podéis disfrutar hoy!

Categories: Colaboraciones,Libros y cuentos

Tags: ,,,,,,,,,,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies