Planes con niñosFestival de Pallasos de Cornellà, una cita ineludible para toda la familia

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

Probablemente ya es una de las citas más ineludibles de nuestra agenda cultural anual: el Festival de Pallassos de Cornellà de Llobregat ha sido el gancho para que los pequeños de casa se enganchen a la magia del circo. Y es que poder disfrutar de decenas de espectáculos tan distintos mientras paseas por la calle es un plan más que recomendable para aquellas familias que esbozan una sonrisa rápida cuando ven aparecer el primer clown.

Pese a que hemos pisado Cornellà muchísimas veces, sobre todo por motivos de trabajo, nunca nos habíamos permitido disfrutar de un paseo entre sus calles con el único propósito de descubrir esta ciudad. ¿Qué mejor que hacerlo con la seguridad que en cualquier esquina nos podía esperar una sorpresa en forma de espectáculo?

Así fue, y disfrutamos largo y tendido de la divertidíssima actuación de Karcocha que, con la complicidad de los conductores que circulaban en su vehículo por una de las céntricas carreteras de Cornellà, hacía reír a grandes y pequeños con sus excentricidades. Karcocha, es un gran clown que domina a la perfección el arte de la improvisación, y así aprovechaba el rojo del semáforo para abrir los maleteros de los coches y descubrir el contenido de estos, o para subirse sobre una furgoneta para emular un trayecto en kayack.

Los más pequeños alucinaban con lo esperpéntico de su actuación. Lástima que mi pequeña se quedó frita en la Boba Toodler que nos cedió Kangura para probar esa jornada. Cuando los peques no son tan peques pero el porteo sigue siendo clave en la logística familiar una mochila de estas características es clave!

Durante la mañana también nos topamos con el espectáculo de la CIA Mireia Miracle. Una obra que a mi me pareció preciosa, divertida y enternecedora. quizá mis hijos eran demasiado pequeños y la disfruté a trompicones, pero doy fe que decenas de niños y niñas de entre 4 y 100 años quedaron totalmente seducidos por los movimientos y la historia de esta joven envuelta de color rojo.

Para la tarde teníamos entradas para la gran gala solidaria ALAPISTA, una puesta en escena especial que se lleva a cabo en la pista de circo espectacular habilitada par ala ocasión. Pero para coger fuerzas decidimos visitar un restaurante al que le teníamos muchas ganas: el Plats.

Este restaurante no es bien bien un restaurante pensado para ir con niños pequeños, pero nadie escatimó esfuerzos para hacernos sentir cómodos y que los niños disfrutaran tanto como nosotros. Queremos agradecer profundamente a todo el personal  todos los detalles que tuvieron! Fue una apuesta escoger un sitio así, y la verdad es que no nos defraudó.

La propuesta gastronómica es espectacular. He tenido la suerte de pisar bastantes restaurantes de reconocido prestigio por motivos de trabajo y os aseguro que Plats está a la altura de muchos de ellos.

Tenía mis reservas de que a los niños les fuera a gustar, ya que intuía bastante complejidad en los platos. Y si, pero no. Cuando vi llegar los macarrones decorados con flores pensé que me los tirarían por la cabeza pero amigos… no quedó nada de nada.

Si sois de paladar exigente os recomiendo sin duda este restaurante pero alerta: no hay espacio para cochecitos, tampoco hay cambiador. Pero sí un respeto profundo y una atención exquisita por la atención de todos los comensales, tengan la edad que tengan.

Mientras hacíamos tiempo para disfrutar de la gala que pondría el broche de oro al día topamos con un montón de parques fabulosos. Disfrutamos (y quemamos la sobredosis de chocolate del postre) en varios de ellos y fue difícil convencerlos para dirigirnos a la carpa. ¿Quién abandonaría un tobogán tan fantástico como este?

Pero definitivamente, adentrarnos en la carpa del circo fue la traca final. El espectáculo fue super emocionante tanto para ellos como para nosotros. Da igual la edad que tengas, la magia del circo se contagia casi al instante. La risa contagiosa de los comediantes, la admiración absoluta por los números imposibles del trapecio, y el ritmo pegadizo de la música es algo muy bonito que compartir con la familia. La Argentina Jimena Cavaletti dinamizó una gala repleta de sorpresas. Sin duda, mi favorita, el número de trapecio de los alemanes Die Maiers. Y sin duda también el favorito de los niños, el divertido número de la francesa Fanny Giraud y su pegadizo “fiesta, fiesta, fiesta”.

La gala solidaria destinó toda la recaudación a la fundación de Pallasos Sin Fronteras que este año celebraba su primer cuarto de siglo. ¡Que vengan muchísimos más!

Agendaros este festival en vuestras agendas, que está a tiro de piedra de Barcelona y es una oportunidad única de disfrutar una oferta cultural con muchísima calidad.

Categories: Actividades,Al aire libre,Cerca de Barcelona,Cultura y Ocio,Escapadas,Festivales y Ferias,Planes con niños,Restaurantes

Tags: ,,,,,,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies