Club Amarillo Una mañana de teatro en el Tantarantana

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!
Tantarantana
 

Ir al teatro siempre me ha gustado. Cuando era pequeña mis padres me llevaban bastante a menudo, en la mayoría de ocasiones a ver funciones que no estaban destinadas al público infantil.

A veces no entendía la profundidad y el detalle de la obra pero siempre me quedaba fascinada con la magia del teatro. El espacio, el telón, los actores y actrices poniendo todo su corazón encima de las tablas. Un universo fascinante que me gusta compartir, ahora que soy  madre, con mis hijos.

Afortunadamente mucho han cambiado las cosas en estos últimos años y ahora es fácil encontrar una programación interesante de espectáculos teatrales diseñados para un público familiar.

Me habían hablado muy bien del Tantarantana pero lo cierto es que todavía no habíamos estado. Nada mejor que la obra de Cas Caputxeta para estrenarse. Como en la web se indicaba que la edad recomendada era a partir de los 5 años me fui únicamente con Eddy, mi hijo mayor.

Llovía a cántaros así que corrimos a refugiarnos dentro del teatro. El Tantarantana es pequeño pero acogedor. Dentro había un montón de niñxs y sus familias, paraguas y cochecitos aparcados ordenadamente en los diferentes huecos que ofrecía el espacio. Al lado de la taquilla había una montaña de coloridos cojines con mariposas que sirven a los minis de alzador (para no perderse nada de la función).

La lluvia nos hizo llegar algo justos de tiempo pero los early birds que llegaron temprano pudieron colorear con los lápices que están a disposición de lxs pequeñxs.

Nos metimos en la sala, pequeñita, acogedora y llena de familias ansiosas de ver la función de la compañía Pinotxo en bicicleta. Cas Caputxeta nos robó el corazón.

Los actores-cantantes-titiriteros se las apañaban para cantar, moverse, cambiar el escenario y mover a los diferentes personajes de la obra. Una historia en la que poco había del cuento tradicional y mucho de enfatizar el valor de la diferencia y de la libertad. Casi me emociono (atención spoiler) al escuchar a la sala gritando al unísono TOTS SOM LLOOOOOPS!

Una entretenida representación que invita a los pequeñxs a resolver un misterio. Eddy estuvo súper atento a lo largo de los 50 minutos que duró la función y salió con una sonrisa de boca a oreja. ¡Muy recomendable!

El Cas Caputxeta estará cada fin de semana hasta el 25 de febrero pero la programación familiar continúa con otras interesantes propuestas como El Petit Circ, L’Ornet vol cantar o El porquet que volia veure el món des de dalt.

Me cuentan que los estrenos son una auténtica fiesta donde se invita a gente de la profesión y a sus familias y donde también se organiza La Butaca Solidaria (se ceden un par de filas a diferentes asociaciones del barrio).

Si estás buscando una forma original y “teatrera” de celebrar el cumpleaños de tu mini, desde el Tantarantana ofrecen descuentos especiales para grupos y un trato especial para aquellxs que quieran celebrar su fiesta allí.

Familias, desde aquí y de corazón os recomiendo que os acerquéis a este coqueto teatro algún fin de semana. Sin duda un planazo para este frío invierno.

Categories: Club Amarillo,Cultura y Ocio,Planes con niños,Teatros

Tags: ,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies