Cerca de Barcelona Vidrà, un pueblo pequeño con muchas opciones para hacer con niños

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

Al norte de la Comarca de Osona hay un municipio pequeño llamado Vidrà, que dicen que es donde más llueve de toda Cataluña. El verde abundante así lo demuestra y las temperaturas más bajas que en Barcelona nos sentaron muy bien sólo llegar.

Vidrà está ubicado en un valle entre el Prepirineo y la cordillera transversal y está incluido en un espacio de protección natural en el que el ganado pasta libremente por los campos y por el bosque.

Nos alojamos en el Camping de Vidrà, situado en un extremo del pueblo y desde el que se puede andando a todos lados. En Vidrà no viven más de 150 personas y aunque el fin de semana pasa más gente buscando desconectar en plena naturaleza, es un municipio muy tranquilo y seguro para que los niños campen a su ritmo.

Llegamos el viernes por la noche y cenamos en nuestra cabaña. Un bungalow de madera muy bien equipado y con un altillo, que es donde durmieron los niños.

El sábado nos levantamos pronto para aprovechar las horas con menos calor y junto a Roger, el guía que nos acompañaba, nos adentramos en el bosque por el Camí de l’Avi. Hicimos una ruta de 3 horas, que iban a ser 2 en un principio, pero entre la curiosidad de los niños y el conocimiento de la zona por parte de Roger, hicimos muchas paradas, muchas preguntas y aprendimos muchísimo. Andamos casi 5km con muy buena temperatura, el pequeño aguantó muy bien el ritmo y nos lo pasamos en grande.

Hicimos una ruta circular desde el Camping, pasamos por un bosque regentado por hayas, cruzamos el río Ges varias veces, los niños se bañaron, e incluso pasamos por el medio de un criadero de abejas, como mucho respeto y mucho silencio. Oímos vacas pastar libres por el bosque, aunque no las vimos, descansamos en el Salt de las 4 barres, aunque ahora sólo había dos por la falta de lluvia. Descubrimos flora curiosa de la zona, aprendimos a identificar huellas de zorro y pasamos por el Molí Nou, un antiguo molino de agua en el que molían harina y que estuvo funcionando hasta el siglo XIX.

Para reponer fuerzas, nos dimos un baño bien fresquito en la piscina del Camping antes de comer en su restaurante. Una cocina de la zona, con platos sencillos y muy gustosos, además de carne a la brasa que siempre tiene mucho más buen sabor. Además, también tienen alguna alternativa de comida en el menú pensada para los más pequeños.

El entorno del Camping es precioso y la calma que se respira le da mucho más valor. Las parcelas se distribuyen de forma natural por todo el terreno, en diferentes bancales a distintas alturas y de esta forma no tienes la sensación de salir de una ciudad para meterte en un lugar estructurado y llano otra vez. El camping cuenta con dos grandes zonas en las que acampar o instalarte con tu furgo, 10 bungalows de madera integrados en el paisaje, un espacio de parque para niños y un pequeño campo de fútbol. En la zona de la piscina también hay un ping-pong, del que tomamos posesión varias horas y una sala con un futbolín y un billar.

Por la tarde conocimos Collfred, una empresa que elabora carne y embutido artesanal, de una forma tradicional y con una bonita historia detrás. Después de muchas generaciones, actualmente utilizan técnicas aprendidas de sus antepasados, y lo más importante, no añaden aditivos y consiguen mantener una calidad exquisita.

Visitamos las instalaciones de las que salen sus embutidos artesanos y elaborados con productos de proximidad. Descubrimos la variedad de procesos que se hacen hasta conseguir el producto final y el cuidado con el que lo hacen. Tienen algún buen secreto para conseguir la calidad de sus productos y os animo a visitéis una de sus 3 tiendas o hagáis una comanda en su tienda online.

Aprendimos que los embutidos artesanales son más buenos cuanto más los dejes curar, porque realzan los sabores de todos sus ingredientes, y nos contaron alguno de sus trucos para que los embutidos se conserven de forma natural, sin añadir conservantes artificiales.

Nos acercamos a ver su ganado, el peque intentó entablar una conversación con ellos, con poco éxito 😉 y les acabaron dando de comer. Durante toda la visita nos acompañó Esteve, que lleva más de 40 años dedicado a criar animales. Ahora le han cogido el relevo sus hijos, como buena señal de una familia que cree en lo que hace y en el producto que nos ofrece.

Acabamos la visita en el Mas, con un tastet de sus productos y si ya nos había gustado su historia, aún nos gustó más saborear y entender todo el proceso. Un proceso de cría lento y relajado, en el que el centro es el ganado y su salud. Como se hacía antes.

Saliendo del Mas, y como aún nos quedaba tiempo libre antes de ir a cenar, los niños jugaron un rato en el campo de fútbol de hierba del pueblo, y aprovechamos para acercarnos al único horno de pan del pueblo, del que os recomiendo el pan de payés cocido con leña y la coca.

Cenamos en el Hostal Serrasoslas, centro neurálgico del municipio. La cocina es casera y poco sofisticada, con platos típicos de la zona y con un personal amable y cariñoso. Y si no quieres comer, también puedes tomarte un aperitivo en la terraza. Al pie del Hostal está el Roble de la Creu de l’Arç, un roble declarado como Árbol Monumental por la Generalitat de Cataluña.

Al día siguiente nos esperaba el concurso de perros pastores. A 5 minutos del Camping de Vidrà, en la pradera grande, se celebraba el Concurso anual de perros pastores, de la raza border collie. Participaron 14 pastores de ovejas y me sorprendió ver que la mayoría eran jóvenes. Una señal de que los jóvenes vuelven al campo con elevados dotes de maestría de sus borders collie. Una raza de perros que tienen mucha energía, criados para trabajar con ovejas y que a pesar del calor, se movían muy rápido por el prado guiando a las ovejas por el recorrido que debían hacer, bajo las instrucciones de sus pastores. Los había que también hicieron una parada táctica para refrescarse, mientras el tiempo corría y el sol apretaba cada vez más.

Cada pastor se comunica de una forma distinta con su perro, ya sea silbando de distintas formas o hablándoles en catalán, inglés e incluso vasco. Y me gustó que hubiera una pastora entre los participantes.

El concurso, no sólo consiste en que el equipo del perro y el pastor, guíen juntos a las ovejas por el recorrido establecido, sino que también tenían un tiempo límite para cumplirlo. El que usó una mejor técnica y lo hizo dentro del tiempo estipulado, sin que se le escapara ninguna oveja, fue el ganador. Una actividad muy curiosa que vale la pena ver una vez en la vida y que ayuda a los niños a entender muchas más cosas sobre el pastoreo y la vida en el campo.

Para animar la fiesta había una zona de Feria con artesanos de alimentación, cosmética y juguetes de madera, la mayoría de la zona. Y un espacio en la que se podía ver cómo esquilaban a las ovejas. Cuando acabó el concurso el calor ya apretaba mucho y volvimos al Camping a darnos un último chapuzón en la piscina, antes de comer y poner rumbo de nuevo a Barcelona.

Os recomiendo que apuntéis Vidrà, en vuestra wishlist de sitios para visitar con niños. Quedan muy pocos pueblos en Cataluña con unas características como este, en el que tienes muchas excursiones para hacer, visitas distintas a maestros artesanos y puedes ir andando a todas partes sin necesidad de coger el coche.

Nos han recomendado que volvamos en otoño porque la mayoría de los árboles son de hoja caduca y los colores del paisaje son espectaculares mientras las hojas van cambiando de color antes de caer. Así que si buscas una escapada envuelta en un paisaje verde, en el que desconectar y bajar el ritmo, espero que te sirva nuestra crónica de Vidrà, un pueblo pequeño con muchas opciones para hacer con niños.

Datos de contacto:

Camping Vidrà: web
Collfred: web
Hostal Serrasoslas: web

Esta crónica forma parte del programa de visita organizado por la marca Barcelona és molt més de Diputació de Barcelona y Osona Turisme. Las recomendaciones y opiniones aquí vertidas son independientes y basadas en nuestra propia experiencia.

Categories: Cerca de Barcelona,De fin de semana

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies