MuseosMuseu de la Vida Rural, un museo que nos ayuda a comprender el pasado para entender el presente

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!
Museu de la Vida Rural
 

El Museu de La Vida Rural es un espacio que nos ayuda a comprender el trabajo, las costumbres y la tradición de Catalunya, en su época más rural y artesanal y con menos industrialización, para poder hacernos una idea de como se vivía hace ya unos cuantos años. Una exposición de herramientas, utensilios, piezas y maquinaria artesanal que han quedado obsoletas pero que podrían ser usadas aún, relacionadas con la sociedad, la cultura, la agricultura, el arte y los oficios, que os ayudarán a comprender el porqué de su uso y funcionalidad.

Un poco de historia

El Museu de la Vida Rural de l’Espluga de Francolí está situado en la casa “pairal” donde nació Lluís Carulla en 1904 en el sí de una familia apotecaria desde 1704, fundador de proyectos tan importantes como Cultura en Ruta y la Fundació Carulla (que es la que gestiona este museo y la que otorga cada año los premios Baldiri Reixac destinados a promover la calidad en la enseñanza escolar), entre muchos otros. Pedagógicamente hablando es un museo de 10, y hoy ¡os mostramos nuestra experiencia!

Una visita guiada excelente

El día de nuestra visita llegamos a primera hora de la mañana cuando abren ya que teníamos concertada una visita guiada (podéis llamar por teléfono y concertar una visita de este tipo sin ningún problema). Nos recibieron Marta y Mar, y nos acompañaron a dejar las cosas en las taquillas para ir más cómodos. Marta, arqueóloga y profesora, nos indicó que sería nuestra guía y empezamos la visita: nos dirigimos al audiovisual de presentación, un audiovisual muy dinámico e inusual, donde se iluminan escenas que envuelven toda la sala, y que hizo conectar a los peques de casa. Una vez terminado, nos dirigimos a la sala de exposición de las figuras del “Mestre Pessebrista” Josep Traité, un genio de la escultura de figuras destinadas sobretodo a los dioramas de pesebres, muy realistas, y que representan a lo largo de todo el recorrido, el nacimiento, la vida y la muerte de las personas, con una representación de las tradiciones y cultura de antaño, acompañadas de refranes catalanes que hacen de este espacio, un lugar muy tierno y a la vez muy gráfico.

Seguimos con el pasillo de pesebres. Los que vivís en ciudades y pueblos donde hay exposición de pesebres por navidad ya sabréis de que va, pero para los que no, no penséis que todo son escenas bíblicas. Si una virtud tienen los dioramas o pesebres de exposición es que representan al detalle y de manera muy fiel, distintas localizaciones y en el caso de los expuestos aquí, la vida rural toma protagonismo: pueblos de alta montaña, masias con “Volta Catalana”, los trabajos en el campo,…y un largo etcétera. Las criaturas disfrutan mucho y los y las adultas,…¡también!

Y cuando ya teníamos nuestra mente empapada de todo este ambiente rural, empezamos la inmersión real. Primero en la sala de exposición de distintas herramientas que ya no se utilizan pero que muchos conocemos. Allí Marta hizo participar a los niños y niñas con disfraces y personajes, y nos hizo conocer las principales materias primas que se han cultivado en Catalunya a lo largo de siglos y siglos: las aceitunas, las uvas y el trigo. A partir de estos tres elementos nos enseñó como se producían sus derivados hace años de una manera muy vivencial y quedamos fascinados. Experimentos, hacer funcionar una prensa de aceite manual con un “estaquirot” (aquí Marta ya se nos ganó del todo, enseñándonos como aún utilizamos palabras relacionadas con el día a día de nuestro pasado) y hasta subir al primer tractor que se fabricó al alcance de la mayoría de bolsillos de los agricultores de no hace tantos años.

Visita a su jardín y huerto etnobotánico

Una vez conciénciados de la gran faena que había (y hay) en los campos y en las casa de entornos rurales, nos dirigimos a otra joya del museo: el jardín etnobotánico. Es un espacio maravilloso y con una utilidad especial, cuidado por las entidades Corremarges y l’Aresta, aquí cualquier habitante de la población puede ir a coger frutas, verduras, hierbas medicinales,…para su uso y disfrute personal y familiar. Pero también se utiliza y se cuida desde el museo, para mostrar una gran cantidad de hortalizas, verduras, hierbas de todo tipo que junto el “Safareig” de la época, hacen del espacio una delicia.

Allí realizamos nuestra última actividad, primero buscar unas verduras y hortalizas escondidas por el huerto y después realizamos una recreación de los cuadros de Giuseppe Arcimboldo, con imágenes imantadas de frutas y verduras de cada temporada. Por equipos, realizamos autorretratos y los ganadores tuvieron premio. Como en este museo, siempre ganan todos y no se compite, tuvimos premio a lo grande y sobretodo para los y las peques fue súper divertido y motivador. Ver que todos se llevaban su bolsita con recuerdos, les encantó. Si participáis en visitas y actividades guiadas, os llevaréis algún recuerdo que siempre es diferente y variado. ¡Una pasada de recompensa!

Y para completar la visita, subimos a la última planta del museo para disfrutar de su exposición de animales y plantas de la zona, cuanta fauna y flora que tenemos en nuestro país, y cuanta concienciación para su preservación falta aún.

Si queréis visitar el museo en todo su esplendor, el próximo 8 de octubre se organiza el FES: Festival d’Educació per la Sostenibilitat, donde las familias podremos encontrar distintos recursos, herramientas y propuestas lúdicas que educan para la sostenibilidad, un tema que desde el museo están muy sensibilizados: la sostenibilidad vinculada a la exposición permanente y a sus actividades habituales.

 Un museo muy bien equipado

El Museu de la Vida Rural es un espacio absolutamente accesible aparte de precioso. Dispone de:

  • Ascensor.
  • Audioguia gratuita
  • Signoguia gratuita
  • Espacios amplios para circular entre la exposición.
  • Fuente de agua potable para los visitantes.
  • Taquillas
  • Lavabos adaptados y con cambiador.
  • Zona wifi.
  • Servicio de tienda con productos de proximidad y de la zona: aceite, miel, semillas de todo tipo para plantar,… y una sección de libros para adultos y criaturas magnífica.
  • Servicio de cafeteria en el exterior al estilo “Food Truck”, con productos locales y un nivel de sostenibilidad muy elevado. Zumos y cervezas de l’Espluga, cola y refrescos naturales y material reciclable y reutilizable: las pajitas de los zumos, ¡eran comestibles!
  • Servicio de parquing muy grande justo enfrente.

En definitiva, un museo para toda la familia en palabras mayúsculas.  Un lugar donde retrocedes al pasado con una mirada real, comprendiendo la dureza de la vida de antaño y de no hace tantos años y que cabe recordar, reconocer y hacer perdurar para que no caiga en el oblido y,…¿quizás tomar un poco de ejemplo de la sostenibilidad que representaba el cuidar de los campos sin masificar? Ardua y difícil tarea con el consumo actual, pero digno de tener en mente e intentar mejorar.

Muchas gracias Marta por la visita guiada, fue absolutamente perfecta y gracias Mar y al resto de equipo por el trato y el gran trabajo que realizáis. ¡Por muchos años más y por muchas visitas más al Museu de la Vida Rural!

 

Categories: Cultura y Ocio,Hemos probado,Lugares CFW,Museos

Tags: ,,,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies