AlojamientoMas Fuselles, turismo rural sostenible en familia

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!
Mas Fuselles
 

Si buscas una casa rural pensada para ir con tu familia, Mas Fuselles es tu lugar. Está todo pensado para l@s niñ@s, en un lugar precioso en medio de la naturaleza.

La masía que pertenecía a la familia de Can Frigola, fue construida en el siglo XV y ha sido reformada a posteriori conservando algunas partes originales, así como su estilo, pero se ha adaptado al turismo rural, añadiendo también zonas nuevas como el comedor/sala de juegos o una cabaña que hace de habitación. Actualmente la gestionan Carina y Narcís, una pareja excepcional.

La masía dispone de 10 habitaciones totalmente equipadas que tienen los nombres de los vientos. Nosotros nos alojamos en la habitación Xaloc.

La habitación es muy confortable y todas disponen de todo lo que una familia puede necesitar: cuna, camas pequeñas con barandilla para l@s más pequeño@ y bañerita si lo pides. Además, las habitaciones son suficientemente grandes para que todos tengan su espacio.

Pero sin duda lo que nos enamoró fueron los exteriores: son enormes y con muchas posibilidades. Hay un laberinto de madera, mesa de ping-pong, dos parques, uno para más pequeños y otro para más mayores en medio del bosque, y una cama elástica.

Hay una piscina grande con una zona para niñ@s integrada que nosotros no pudimos disfrutar ya que hacía frío, pero que tiene muy buena pinta. Y tienen también una piscina más pequeña cubierta y climatizada.

Piscina pequeña

Cada mañana se hace una visita guiada a la granja para poder dar de comer a los animales y cogerlos. Siempre con respeto. También se puede subir a los ponis, cepillarlos y darles de comer. Disponen también de una licencia de zoo para poder tener aves tropicales y algunos réptiles, heredada del antiguo gestor, punto con el que no acabamos de conectar. Eso si, están todos en muy bien cuidados.

Paseo en poni

Damos de comer a los animales

Los tratamos con cuidado

Sin hablar de la sala de juegos pegada al restaurante que tienen. Dispone de todo lo necesario para que l@s niñ@s puedan pasárselo genial: tiene piscina de bolas, libros, motos y coches para poder subir, pizarra, mesitas, colores, coches, muñecas, un parking… Por las tardes, viene una educadora a explicar cuentos y hacer manualidades sobre todo pensadas para niñ@s entre 2-8 años, aunque se adaptan a la edad de la mayoría de niñ@s. Gran alternativa a los días de lluvia y/o frío.

Sala de jugar con piscina de bolas

Pizarra sala juegos

Otro punto positivo es el comedor. La media pensión incluye el desayuno que se sirve a las 9h y la cena, a las 20.15h, empezando por l@s niñ@s. Es un menú cerrado, pero si tienes algún problema, te lo ajustan a tus necesidades. La comida es casera, saludable y cocinada por ellos mismos, que antes gestionaban un restaurante. Como el restaurante está pegado a la sala de juegos, puedes acabar de cenar tranquil@ mientras los más pequeños se divierten. No hay opción a comida, pero si un restaurante muy cercano, y una gran oferta gastronómica en la zona.

Un punto muy importante para nosotros es la sostenibilidad. Y en este caso se nota que se preocupan por cuidar el entorno y hacer su proyecto cada vez más sostenible. Disponen de placas solares, aislamiento con doble cristal en todas las ventanas, electrodomésticos y luces de bajo consumo, cubierta vegetal en el comedor/sala juegos, compostador, huerto ecológico, mensajes para implicar a los clientes en el uso eficiente de recursos, buena gestión de residuos e incluso tienen un proyecto de reintroducción de la tortuga mediterránea.

Alrededores

Aunque hay muchas actividades para hacer en Mas Fuselles, también vale la pena visitar el entorno.

Tienes Besalú, población medieval a 20 minutos en coche; y a 15 minutos Banyoles, que tiene el lago natural más grande de la península ibérica. Es ideal para pasear en bici o andando, observar aves, comer bien y dar un paseo en barco. También está muy cerca Girona y Figueres. Y un poquito más lejos pero aún a una distancia asequible, la zona volcánica de la Garrotxa y La Fajeda d’en Jordà.

Mas Fuselles es sin duda, es un sitio precioso donde nos hemos sentido muy a gusto, como en casa, respirando aire puro y mimetizados con el entorno. Los niños han estado muy felices y no daban abasto con todas las actividades y sitios para ver a su disposición. ¡Sin duda volveremos!


Categories: Alojamiento,Casas Rurales,Hemos probado,Lugares CFW

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies