EntrevistasEntrevista #madeinfamily a Imakiro

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

Imakiro es el proyecto de Belén: un viaje único a los recuerdos de la infancia. Su nombre procede de la palabra japonesa Orikami: ori “doblar” y kami “papel”, leídos al revés dan lugar a Imakiro, un proyecto para experimentar, transformar y crear mediante la técnica clásica del Origami. Hablamos con Belén sobre cómo empezó todo.

¿Porque vuestro negocio es #madeinfamily? ¿Quién hay detrás?

Soy Belén, la persona detrás de Imakiro. Nací en Barcelona, ciudad donde he crecido y vivido la mayor parte del tiempo. Cuando era pequeña me encantaba pintar y colorear. Pasaba horas pintando con mis manos. Recuerdo perfectamente los plastidecor, las ceras Manley, los rotuladores Carioca y las témperas Jovi. La asignatura de plástica era mi favorita, aunque siempre intentaba imitar la realidad. Quizás no tenía suficiente confianza en mí misma para expresarme de forma libre. Me enseñaron que el mar es azul, el sol amarillo y la tierra marrón, preocupándome por no salirme nunca de la raya.

Recuerdo mi infancia con mi madre haciendo puntes de coixí, punto de cruz, cuadros tridimensionales, figuritas de barro… Heredé de ella mi pasión por las manualidades y las artesanías. Es difícil explicar todas las emociones que me provocaba hacer cosas con mis manos, simplemente me gustaba. Sentía pasión por lo que hacía, así que decidí estudiar Bellas Artes al terminar bachillerato artístico. Tenía claro que me especializaría en pintura, pero para mi sorpresa, seguí el itinerario de conservación-restauración. Siempre he sido tímida, he cuidado mucho los detalles y disfrutaba de la soledad y el silencio.

A pesar de todo, mis inquietudes seguían ahí, y aunque siempre me había acompañado la creencia de no sentirme talentosa, descubrí, para mi asombro, que mi creatividad siempre había estado presente y simplemente tenía que encontrar Mi porqué y Mi para qué.

¿Qué vendéis y porque pensáis que vuestro negocio/producto es especial?

Imakiro es un proyecto con alma para ambientar los espacios de vida y juego de los más pequeños. Objetos cotidianos alejados de los tópicos infantiles, fabricados a pequeña escala y de forma local. Utilizo como único medio el papel, un toque de poesía y ¡mucho origami!

Papeles lisos, serigrafiados, con texturas, opacos, translúcidos, … Papeles de proveedores locales y de proveedores autóctonos fabricados manualmente en Japón con plantas locales tales como Kozo, Gampi o Mitsumata, sin aditivos químicos. Pequeños tesoros donde no intervienen las grandes tecnologías y te acercan a la naturaleza de sus materiales. Papeles de alta calidad que permiten minimizar el impacto medioambiental y ser reciclados.

Cada pieza está plegada y ensamblada con mis propias manos, ocupando el espacio justo y ofreciendo una gran belleza y armonía al entorno. Colores suaves, líneas simples y materiales puros inspirados en la naturaleza, en la cultura oriental y en la filosofía del menos es más.

Diseños responsables y atemporales donde se aprecian en ocasiones las marcas del proceso de creación, marcas que hacen que cada pieza sea única e imperfecta. Mensajes destinados a encontrar armonía en la naturaleza de las pequeñas cosas y en lo esencial de la vida. Wabi-Sabi, Kokoro, y otros conceptos plasmados mediante el papel y la técnica ancestral del origami para mejorar un poquito el mundo con mi trabajo y ofrecer una alternativa local, inspiradora y sostenible a las grandes marcas.

¿Cuál crees que es el mayor problema al que os enfrentáis los pequeños negocios locales y familiares?

Gestionar las emociones y el estrés. Vivir de lo que te apasiona y convertir tu hobby en tu negocio es muy difícil, especialmente en proyectos creativos, artesanos y emocionales. Inviertes muchísimas horas y aprendes de forma autodidacta en muchas ocasiones. La soledad hace mucho más difícil la toma de decisiones y el control constante de los altibajos. Tu mente está en activo constantemente, por lo que debes ser muy fuerte y estar rodeado de personas que sepan apoyarte en los momentos más duros.

¿Qué creéis que es lo que más necesitan las familias hoy en día?

Conciliación y tiempo para disfrutar en familia de las cosas más triviales. Vivimos acelerados con nuestras rutinas y estrés permanente sin darnos cuenta que nuestros hijos ya tienen todo lo que necesitan.

¿Es fácil consumir de forma responsable hoy en día, especialmente en Navidad?

Creo que es una cuestión de educación y concienciación de los consumidores. En mi caso, la maternidad me ha ayudado a hacer un consumo mucho más responsable. Seguramente porque quiero inculcar unos valores a mis hijos. Intento comprar cosas que realmente necesito para mí y mi familia en tiendas locales. No siempre es fácil cuando tienes hijos, por ejemplo en la “ropa de batalla”, pero se trata de ir colaborando con pequeños gestos que al final contribuyan con nuestro planeta y con una sociedad mejor.

¿Qué consejos daríais a las familias que se plantean una Navidad más responsable?

A veces pensamos que hacer un consumo responsable implica necesariamente gastar más dinero, pero no siempre es así. En mi caso, por ejemplo, que me dedico al papel, recomendaría hacer adornos navideños que contribuyan a proteger el medio ambiente, sin materiales plásticos que luego acaban en la basura y contribuyen a un consumo excesivo y poco eficiente.

En cuanto a los regalos, desde hace un par de años, solemos regalarnos experiencias o escapadas para hacer en familia: entradas para el teatro, algún concierto, terapias naturales, una cata de vinos, quesos, un fin de semana rural, …

Y para los pequeños, intento regalar libros, juegos educativos de materiales sostenibles, juegos de arte y experimentación, …

En definitiva, intento hacer regalos que inspiren evitando las grandes cadenas y los circuitos comerciales.

¿Qué es lo que más os gusta hacer en familia en Navidad?

Abrir los regalos de reyes juntos, los churros con chocolate y el roscón de reyes 🙂

 

Cuéntanos un truco que os ayude a sobrevivir en Navidad

Es cierto que las comidas y compras navideñas pueden llegar a estresar. Nosotros estamos muy contentos con la decisión de regalar escapadas y experiencias conjuntas para evitar caer en la vorágine y el estrés de gastar por gastar y comprar sin ton ni son. La opción del amigo invisible también me parece muy acertada. Así te centras en un único regalo para una única persona y compras algo que realmente necesite. Aún así no debemos perder el norte y es importante recordar que la navidad es un momento para disfrutar en familia, más allá de las compras navideñas. Al ¦nal lo que todos pedimos en nuestros deseos es salud, trabajo y amor 😉

¿Como os las arregláis para conciliar?

Es muy difícil. Tenemos muchísima ayuda de mi pareja, que trabaja a turnos y no pasa el día entero fuera de casa. Mis padres también nos ayudan muchísimo ya que viven cerca y están jubilados. ¡Los abuelos son para nosotros y para la peque lo más! Yo decidí también emprender para gestionar mi tiempo y tener una mayor conciliación, aunque los primeros años de un negocio sucede más bien lo contrario…

Categories: Entrevistas

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies