Nieve Construyendo iglús como esquimales en Vall de Núria

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

Novedades 2019

¡Este año el encuentro de iglúes se celebra el fin de semana del 23 y 24 de marzo!

Además, la estación de Vall de Núria renovó el año pasado el espacio para los más pequeños “El Cau de la Marmota” con gran diversidad de actividades adaptadas a las diferentes épocas del año.

Y este año, se ha rehabilitado también la ermita de Sant Gil de Vall de Núria, mejorando su accesibilidad e interiorismo. Si vais este año, no dudéis en echar un vistazo.

Vamos al encuentro de construcción de Iglús en la Vall de Núria. Nos acompañan en esta aventura Núria y Nico, con mi ahijada Alma, que está entusiasmada por ir a la nieve por primera vez. Además, la opción de enseñarles a nuestros hijos a construirse sus propios refugios en la nieve nos parece muy interesante, tras este invierno de espectaculares nevadas y astronómicas subidas del precio del alquiler. No somos los únicos. La expectación es máxima ¡Ha venido hasta TV3!

La Vall de Núria ofrece una estampa siberiana. Allí nos recibe Santi Tarrés, voluntario de la l’Associació de Constructors d’Iglús de Catalunya, entidad sin ánimo de lucro que promueve la construcción y aprovechamiento de iglús como actividad invernal popular y ecológica.  Explica que lo más importante de la jornada es pasarlo bien trabajando en equipo para superar el reto. Nos da todas las instrucciones y herramientas necesarias: para los adultos, sierras y palas; para todos, guantes industriales de cámara frigorífica. ¡Y a construir!

El corro de la patata, para la base del iglú

Tras caminar en círculo para crear la base del iglú, los niños se entretienen recogiendo nieve que luego sirve para tapar huecos en el iglú.  Es un lujo poder entender, paso a paso, la técnica para crear estas curiosas construcciones gracias a los comentarios de los voluntarios y también de Nico, que es arquitecto y nos explica por qué colocamos los bloques de nieve dura en espiral, de forma inclinada, para que unos se sostengan en otros.

Después de un par de horas de trabajo, nos proponen un descanso muy tentador: ¡chocolatada! Repetimos tres o cuatro veces y, con energías renovadas y bigotes de chocolate volvemos. ¡Sorpresa! Resulta que los voluntarios y los adultos que han seguido construyendo, están a punto de acabar el primer iglú.

Superhéroes aventureros

A medida que avanza la jornada, los voluntarios de la Associació de Construcció d’Iglús de Catalunya se van convirtiendo en superhéroes. Además de ser capaces de cortar la nieve y colocar los bloques con gran destreza, están pendientes de nuestra seguridad y de que disfrutemos. Ellos son capaces de construir en tan solo dos horas lo que a nosotros nos ha llevado más del doble de tiempo… ¡Y contando con su ayuda!

La imagen definitiva de aventureros intrépidos es sin duda el momento en el que cortan la puerta del iglú y aparecen, tras estar encerrados unos minutos dentro, para invitarnos a entrar por primera vez. Nos avisan de cómo debemos entrar y salir (siempre la cabeza por delante), ayudan a los más pequeños y nos animan a atrevernos a vivir la experiencia, que es realmente emocionante.

Del iglú al cau

Dentro del iglú se está muy bien. La temperatura es mucho más agradable, porque no hay viento ni nieve. Y sobre todo, hay una espectacular luz blanca que convierte la visión del hielo en toda una obra de arte.

Tras el almuerzo, decidimos pasar el rato antes de que salga el último cremallera en El Cau de la Marmota, el espacio reservado para niños de 4 a 10 años, gratuito para los clientes del hotel y de pago para el resto de visitantes, en el que organizan una diversidad de actividades para divertirse conociendo Valle.  Llegamos tarde a la clase de zumba porque nos hemos entretenido subiendo a las impresionantes montañas de nieve que nos encontrábamos de camino al Cau, pero hemos podido hacer unas fantásticas máscaras de superheroinas y maquillarnos.

La imagen de unos trineos semienterrados en la nieve me trae a la mente la mítica palabra Rosebud, que (ojo spoiler) simboliza la infancia perdida en el clásico del cine Ciudadano Kane (Orson Welles, 1941). Y es que entrando y saliendo del iglú con los niños (y sin ellos), efímeramente, nos volvemos niños otra vez.



Para más información:
Associació de Construcció d’Iglús de Catalunya: http://www.ohmamiglu.cat 
Vall de Núria: http://www.valldenuria.cat


Síguenos a través de las redes sociales a través de nuestro perfil @mammaproof.barcelona y/o usando el HT #Nieveparatodos

Y por supuesto, si tienes alguna duda o sugerencia, respecto a las estaciones y sus servicios, nos quieres recomendar una actividad o un alojamiento ¡esperamos tus comentarios!

*Esta crónica fue publicada originalmente en marzo del 2018

Categories: Nieve,¡Nieve para todos!

¡Comenta!

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies