Verano Escapadas Unplugged by Vueling: Oporto

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

En Mammaproof somos un team de lo más viajero. Hemos pedido al equipo que comparta con la comunidad sus destinos favoritos para desconectar en verano. Las escapadas unplugged que nos cargan de energía positiva y que nos hacen volver de vacaciones con ganas e inspiración #mammalovesvueling.

Oporto, Portugal

Nombre, ¿Qué haces en Mammaproof? Familia (nombres y edad de los minis)
Soy Anaïs y en Mammaproof me encargo de de la gestión de la marca y de la comunicación.
¡Mi familia de 2 pronto será de 3! Estoy embarazada de un pequeño que nacerá en diciembre así que esta escapada a Oporto la hicimos embarazados de 20 semanas. Espero que sirva de inspiración para futuras mamás con ganas de viajar.

¿Cuál es tu destino favorito para unas vacaciones unplugged en familia? 
¡Es difícil escoger! Nosotros nos decidimos por Oporto porque el vuelo no era muy largo (1:30h de duración) y la ciudad es pequeña, perfecta para recorrer en un fin de semana. Además todo son subidas y bajadas, así que caminar por sus calles arriba y abajo es una buena forma de mantenerse activa durante el embarazo.
El aeropuerto Francisco Sá Carneiro está muy bien conectado con la ciudad y Vueling ofrece vuelos muy regulares.

¿Por qué te gusta tanto este sitio?
Nos gustó mucho su encanto “decadente”, el centro de la ciudad está repleto de edificios antiguos sin restaurar que son preciosos, muchas de las tiendas son confiterías, ferreterías o mercerías tradicionales, es un poco como viajar en el tiempo.

¿Qué tipo de alojamiento nos recomiendas para ir con la tribu?
Nosotros estuvimos en un hotelito situado en una antigua casa portuguesa, era sencillo pero igual que el resto de la ciudad conserva cierto encanto tradicional.
Fuimos sin niños pero el hotel tiene un jardín precioso y enorme que lo convierten en un alojamiento muy apropiado para ir con pequeños, pueden jugar mientras vosotros desayunáis o mientras descansais al mediodía huyendo del calor del verano.

¿Qué no podemos perdernos de la ciudad?
Callejear por los alrededores de la Sé do Porto, la Catedral. La Catedral se ubica en lo alto de una colina (como no…) y a su alrededor se extiende un entramado de callejuelas que bajan hasta la ribera del Duero. Aquí hay que guardar el mapa, el móvil, y la guía y perderse entre la ropa tendida al fresco, las señoras que riegan las plantas y los niños que juegan a pelota.

¿Un lugar para jugar sin parar?

En la orilla opuesta del Duero, está Vilanova de Gaia, llena de bodegas del famoso vino de Oporto y tras las bodegas se alza una colina bastante empinada que en lo alto alberga el monasterio Serra do Pilar, justo delante hay un parque maravilloso con vistas al casco antiguo de la ciudad y al Duero. Es un lugar muy tranquilo, en el que contemplar el atardecer. Tiene espacio para que los niños jueguen y hay un bar muy conveniente por si necesitáis ir al baño o tomar algo.

¿El mejor local para un bocado en familia?
¡La confitería de Bolhao! A nadie le amarga un dulce, especialmente si estás embarazada 😉
La confitería se fundó en 1896 y conserva su encanto original, nosotros fuimos a desayunar en sábado y coincidimos con varias familias. El sitio es muy agradable pero también conocido entre los turistas que visitan la ciudad así que no es extraño tener a un lado una pareja de franceses decidiendo si su croissant es mejor que el portugués (el de la confitería está muuuuy rico y es distinto del francés, más tierno y no tan hojaldrado) y al otro lado 3 señoras de Oporto bien arregladas que han quedado para desayunar y ponerse al día.


En cuanto a los dulces… sinceramente no sabréis cual escoger, nosotros cogimos el croissant, un bollo de coco y un hojaldre con yema de huevo (para Carlos… que a las embarazas el huevo sin cocer… cómo que no)

Los 5 indispensables para meter en la maleta.

  • Cámara de fotos: Oporto tiene muchos lugares con vistas maravillosas del río, de los tejados, de las bodegas… Querréis hacer fotos de cada rincón.
  • Calzado cómodo: Nada de metro, bus ni tranvía… Oporto hay que caminarlo.
  • Pañuelo o chaquetita: Aunque brille el sol, en Oporto corre la brisa del Atlántico y por las noche refresca.
  • Almax si pensáis comer la típica francesinha XD: Se trata de un sandwich de 3 pisos con ternera, jamón, bacon y queso cubierto de una espesa salsa y coronado por un huevo frito (¡toma ya!) Prácticamente todos los bares de la ciudad lo ofrecen pero es solo para valientes hambrientos.
  • Vuestra mejor sonrisa: la gente en Oporto es majísima, puede que mi barriga de embarazada contribuyera pero no es extraño que te saluden por la calle ni que entablen contigo una conversación cordial sobre cualquier tema.

Categories: Verano

Tags:

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies