Restaurantes Pistas para disfrutar del brunch más cool de Barcelona

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!
Pistas para disfrutar del brunch más cool de Barcelona

Serían sobre las 14h de un día laboral cuando entramos en este pequeño restaurante del Born para celebrar que el bar del Convent de Sant Agustí ya mostraba la pegatina amarilla de Mammaproof en su puerta. Su reducido tamaño y decoración tan cuidada dispararon nuestra alarma de madres. Empezamos a lamentar que no fuera más grande o que no fuera tan tentador para los niños. Imposible no imaginar a nuestros pequeños destruyendo su tan cuidada decoración. Pero Mavi y yo íbamos de chicas guays sin hijos y nos apetecía una celebración y comer bien, así que nos olvidamos de nuestra función de mamis investigadoras y nos quedamos en el restaurante simplemente para disfrutar de una buena experiencia gastronómica.

Pero razones ajenas al proyecto Mammaproof me obligaron a pasar por su puerta el sábado a la hora del “brunch”. Fue cuando vi cochecitos de bebés en su terraza, un padre jugando con su hijo en la puerta y una niña dentro del pequeño restaurante, montada en un caballo de madera que me había parecido ser parte de la decoración intocable del lugar! Al día siguiente estábamos alli. Éramos 6 adultos, 2 niños y dos grandes trastos (2 cochecitos), llenos de ganas de probar su brunch de domingo.

El Picnic es un pequeño restaurante que se encuentra en el Born, muy cerca de la Ciudadela. Es un lugar para comer, cenar, tomar un cóctel y los sábados y los domingos tomar el brunch (el gran invento anglosajón que une desayuno con comida). La cocina está en la misma barra en la que unas pocas mesas altas nos ofrecen una buena perspectiva de lo que hacen los cocineros. Tiene una carta de platos y 3 menús degustación. También existe la opción del menú del día o del medio menú si sólo se quiere tomar un plato y el postre, buena opción si disponemos de poco tiempo para comer. A la hora del brunch ofrece una carta típica de desayuno-almuerzo: tortitas, ensaladas, huevos, cereales con yogurt, sandwiches o hamburguesas que se pueden consumir acompañados de zumos naturales o cócteles. Sus cócteles van desde clásicos como el Pisco Sour y el Bloody Mary hasta innovadores como la Caipiroska de Maracuyá: basta ver cualquiera de ellos en la mesa de al lado para tener ganas de anular el pedido de zumo de naranja natural!

Al llegar con nuestra comitiva familiar nos dimos cuenta de que la terraza ya estaba ocupada (hay que reservar!) y nos dirigimos a su reducido interior, donde fuimos recibidos por Flor, que nos explicó que tenían poco espacio y que los cochecitos de bebé son un “coñazo” (sí, es verdad, lo sabemos). Pero en seguida nos puso en una mesa grande (grande para el local), con una trona, papel y lapices para colorear, y fue muy amable con nuestras criaturas. A mí me regañó cuando intenté alejar el plato del alcance de Teo para que no lo tirara al suelo. Me dijo claramente que no me preocupara, que no lo haría. Me encantó su actitud. No es que creyera que Teo fuera a hacer añicos el plato, pero lo cierto es que me quitó un gran peso de encima. Sabéis lo que significa comer con tu beber sin estar agobiada por la posibilidad de que os tire al suelo los platos que estén a su alcance, verdad??

Probamos el pancake de banana caramelizada con miel y nueces, el crab cake (pastel de cangrejo), una mini hamburguesa, y los huevos Benedict que estaban escalfados en su punto, con bacon crujiente, espinacas y una salsa holandesa muy rica!! No se escaparon un par de copas de vino blanco después de los zumos… y hasta un Bloody Mary apareció en la mano de uno de nuestros papis. También compartimos un par de postres y tomamos cafés. Todo muy rico. Salimos a 25€ por persona. Probar los tomates verdes fritos servirá como excusa perfecta para repetir!!

Y ahora las recomendaciones Mammaproof. Es un lugar concurrido, especialmente si hablamos del brunch. Para disfrutar tranquilamente con tu tribu, hay que reservar en la terraza con antelación!(¡Ojo! Dejad mensaje en el contestador en el caso de que no cojan el teléfono, nosotros perdimos la reserva por no hacerlo)Para las tribus más valientes que se queden sin terraza y quieran probarlo igualmente, Flor nos da la siguiente advertencia: hay que vestir nuestro uniforme de famílias modernas y prácticas, es decir: llevar lo mínimo posible, contar con la posibilidad de no tener trona disponible, llevar un cochecito para usarlo de cambiador, porque el baño es bastante pequeño. En fin, reconozco que hay ciertos obstáculos, pero con un poco de voluntad (y de programación) podréis disfrutar de esta muy buena experiencia gastronómica que es el Picnic. Ah! Casi se me olvidaba avisaros: en el Picnic hay que comerse todo el plato o Flor no lo recogerá… Además os podrá castigar sin los postres, algo que seguro que no os hará ninguna gracia!!

Tribus de la Comunidad Mammaproof, aprovechen que la primavera es tiempo ideal para hacer un buen Picnic: bon profit!

Categories: Restaurantes

Tags: ,,,,

¡Comenta!

  1. Comprobado, PICNIC mola un montón!! Nil comió en su trona, que nos sacaron amablemente a la terraza, y nosotros hicimos el brunch del domingo relajados y contentos.

    Reply
  2. Tú si que sabes Marta… ¿Reservaste en la terraza o tuviste la suerte de encontrar sitio fuera? Tenemos que volver… y entre semana menús apañaos para las mamás y papás molones

    Reply

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar