Cultura y OcioUna experiencia musical en familia única y especial en L’Auditori

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

Hace unas semanas tuvimos la oportunidad de acercarnos a L’Auditori y de vivir en directo uno de sus conciertos familiares. Llevan años apostando por una programación de calidad y educativa pensada para disfrutar en familia pero también para todas las franjas de edad, desde los más pequeñitos hasta los que ya son mayores, incluso tienen conciertos para embarazadas. Tienen todos los servicios necesarios para ser un espacio Mammaproof de Cultura Family Welcome.

L’Auditori se encuentra en el moderno distrito 22@ en el barrio de Poblenou. Podéis llegar en transporte público fácilmente en metro, bus, tranvía, tren y bicing. Y si hace falta también se puede ir en coche, ya que hay dos parkings muy cerca y con tarifas reducidos para poder ir tranquilamente a los espectáculos o conciertos.

Se alza en un espacio en el que quedan cerca varios edificios emblemáticos com la Torre Agbar, el TNC, el museu del Disseny o els Encants Nous. Así que si planificáis con tiempo podéis terminar visitando otras cosas. En el mismo edificio se encuentra el Museu de la Música y la Escola Superior de Música de Catalunya (ESMUC).

Abono familiar y otros servicios

L’Auditori tiene una amplia oferta de servicios para sus visitantes, y más aún si son familias. Una de las novedades de esta temporada es el nuevo abono familiar de L’Auditori, con el que llegaremos ahorrar hasta el 40% en el precio de las entradas‎. Este lo podemos comprarlo y canjear el abono por entradas cuando queramos. Se puede comprar para 3 ó 5 espectáculos y para 2, 3 ó 4 personas.

Nosotros llegamos algo justos de tiempo, pero solo al entrar al hall de L’Auditori ya aluciné. Lo tenían todo bien montado y muy por la mano, se notan que llevan años de experiencia. Hace casi 20 años que L’Auditori trabaja en la creación de conciertos educativos que por su diseño y calidad son adecuados para todos los públicos. Por un lado, encontramos el parking de cochecitos bien colocados y alineados. Y por el otro, hay varia zonas de descanso con bancos donde sentarse a descansar, desayunar un tentempié, amamantar o esperar que empiece el concierto familiar. Los baños son muy amplios y con cambiador tanto en el de mujeres como en el de hombres.

Lo que más nos gustó fue el guardarropía gratuito, algo que aún no había visto hasta ahora. Cuando llegas cargado con chaquetas, mochilas, cochecito, niños, etc… es de agradecer encontrar este servicio y además sin tener que pagar nada extra. Las personas que nos recogían abrigos y bolsas era muy amables, en seguida nos explicaron que dejar todo ahí era lo mejor que podíamos hacer para disfrutar a tope del espectáculo sin preocuparnos de las pertenencias.

Música en directo y puesta en escena brillante

A continuación bajamos a una de las salas pequeñitas de L’Auditori, con el nombre del memorable Tete Montoliu, la única pega es que había muchas escaleras pero también había un ascensor para familias que lo necesitasen. Cuando entramos mi hija se quedó bocabierta al ver toda la puesta en escena. Y es que el equipo de conciertos familiares trabaja mucho los detalles. Del techo colgaban unas nubes plateadas que con las luces daban mucho juego, en el escenario un panel de aeropuerto anunciaba las canciones y una tripulación de avión nos dio un concierto con instrumentos y objetos bien peculiares.

Fuimos a ver “Sonets de joguina”, un espectáculo que repite de nuevo en la programación por su encanto y creatividad. Un viaje por obras de Debussy, Turina, Llongueres, Jaëll y música popular catalana con un sonido entrañable. Tres músicos y una actriz nos transportaron a un universo musical lleno de sensaciones y sorpresas para los más pequeños, canciones hechas a partir de ‎clarinetes, flautas, guitarras, un saxofón, una acordeón, una melódica y un montón de ‎teclados, percusiones, objetos y juguetes sonoros que hacen sonreír al público.

Este espectáculo iba dirigido a niños y niñas de 1 a 5 años. Por eso nos pareció una buena idea lo de poder sentarnos en el suelo. Los espacios donde sentarse estaban limitados por unas líneas, las teníamos que respetar porque por en medio pasaban los músicos con sus instrumentos. Así los más pequeños podían disfrutar bien de cerca de todo el montaje, y sobre todo de poder ver los instrumentos a un palmo de la nariz. Si que es cierto que lo ideal sería que los peques se sentasen justo enfrente o alrededor de las zonas limitadas, porque si te tocaba en medio era inevitable que se pusieran de pie porque otros adultos les tapaban un poco. También hay la opción de sentarse en la grada sin ningún problema. Puedes escoger con lo que te sea más cómodo.

Talleres, photocall y venda de CD de cada espectáculo

Este espectáculo, como muchos otros, ofrece talleres previos para preparar el concierto, cuando los conciertos son para niños de a partir de 1 o 2 años, la actividad se propone un día distinto porqué se entiende que no podrán estar al 100% más allá de la duración del concierto. Es una buena idea para acercar aún más la música a los más pequeños y a las familias. Además, en las propuestas para familias con niños a partir de 5 años, también se puede disfrutar de un encuentro charla previa y gratuita a cargo de un pedagogo/a que explica lo que verán a continuación. Os recomiendo consultar siempre la ficha del espectáculo para ver estas posibilidades, y donde una semana antes del estreno, está colgado el programa de mano con el qué podremos repasar y preparar lo qué iremos a ver.

Al terminar el concierto, fuimos a buscar nuestras pertenencias en el guardarropía, como había cola, aprovechamos para hacernos algunas fotos en el precioso photocall que tienen montado con la gráfica del concierto familiar de Händel & Friends. Y justo al salir nos encontramos con una pequeña tienda en la que se ofrecen materiales educativos de apoyo como CD, DVD y CD-libros de cada espectáculo.

L’Auditori es un lugar fenomenal también para escolares y familias para descubrir la música en vivo y en directo. Pero también por la calidad de sus producciones propias y proyecto educativo reconocidos a nivel mundial, muchos de ellos se han exportado a países europeos y Latinoamérica. Son un referente dentro del grupo educativo de ECHO (European Concert Hall Organisation) y ejercen la presidencia de ROCE y Lacord. Y su programación es reconocida por el Consell d’Innovació Pedagògica del Ajuntament de Barcelona.

Y para después de la función…

Para terminar nos dimos una vuelta por la parte de fuera, el edificio es enorme y voluminoso. Una arquitectura moderna de 42 000 m² diseñado por el arquitecto Rafael Moneo y con un atrio central de acceso en el que encontramos una monumental cúpula cúbica de cristal con forma de impluvio, decorada con pinturas rayadas de Pablo Palazuelo. La acústica de las salas ha sido minuciosamente estudiada dentro del proyecto por el ingeniero especializado Higini Arau.

En la entrada del edificio, a pocos metros de la puerta de principal de L’Auditori, hay un bar-cafetería llamada Llanterna. Ahí podréis tomar diferentes fórmulas de desayuno o comer algún bocadillo hecho al momento. Perfecto por si al salir los peques tienen hambre y queréis comer o hacer un vermut de fin de semana. Además su público es bien heterogéneo entre músicos, alumnos de l’ESMUC y espectadores.

Una visita al Museu de la Música

Será que hay muy buena sonorización en el edificio de L’Auditori, y cuando estábamos fuera oímos a lo lejos un piano. Nos llamó la atención porque sonaba en directo sin ninguna melodía marcada. Así que guiándonos por nuestros oídos entramos en el hall del Museu de la Música. Ahí hay un piano antiguo que se puede tocar libremente, así que qué mejor que terminar la mañana tocando algo de música.

A nosotros no nos dio tiempo, pero nos quedamos con las ganas de visitar el Museu de la Música. Sabemos que también los fines de semana tienen talleres y actividades familiares. Y tienen entradas combinadas con conciertos de l’OBC de L’Auditori. Este, como muchos otros museos municipales, tiene sus puertas abiertas todos los domingos a partir de las 15h y también los jueves a partir de las 18h. Y muchas otras fechas señaladas como el 12 de febrero (Santa Eulàlia), 21 de marzo (Día de la Música Antigua), 16 de mayo (La Nit dels Museus), 18 de mayo (Día Internacional de los Museos), 21 de junio (Día de la Música), 24 de setiembre (La Mercè), 22 de noviembre (Diada de Santa Cecilia). Y si no os encaja podéis ir cualquier otro día, los menores de 16 años no pagan y los adultos pagan 6 € o 4,5 € (tarifa reduida).

¡Así que no os lo perdáis! L’Auditori os acogerá con un abrazo de sonidos y música para toda la familia, cantando siempre para una Cultura Family Welcome de verdad.

Categories: Cultura y Ocio,Planes con niños,Teatros

Tags: ,,,,,,,,,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies