Maternidad y embarazo¿Se puede parir sin dolor? Técnicas y consejos para soportar el dolor del parto

tecnicas dolor parto mammaproof

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

El origen del dolor en el parto, no viene solo de motivos físicos, sino también de la influencia de la educación y la cultura sobre nuestra vivencia del parto. El miedo que sentimos ante el parto es una trampa, que puede llevarnos a un parto más doloroso. El útero contraído por el miedo tiene dificultades para realizar su trabajo, está en tensión y produce contracciones menos harmónicas, y por tanto, más dolorosas.

El dolor no es sinónimo de sufrimiento. El dolor del parto no está relacionado con algo no va bien (como sucede por ejemplo si nos rompemos un brazo) sino que es un dolor que tiene que ver con ayudarnos a meternos hacia dentro, a viajar al famoso planeta parto, a conectarnos para recibir a nuestro bebé. Cada contracción es un vaivén que nos acerca un poco más a nuestro bebé.

Técnicas y consejos para soportar el dolor del parto

1. Libertad de movimiento: Nuestro cuerpo está preparado para parir. Si lo dejamos actuar, nos dirá que posición adoptar en cada momento. El movimiento, los paseos, el balanceo y la rotación de la pelvis van a ayudar al bebé a descender por el canal del parto.

2. Agua caliente: Una ducha o baño en agua caliente durante el parto, produce un inmediato alivio del dolor de las contracciones, facilita la relajación y movilidad de la mujer, y reduce significativamente el uso de anestesia. Además, la inmersión en el agua nos ofrece flotabilidad, reduce el esfuerzo para aguantar el peso del abdomen y como consecuencia nos ayuda a relajarnos.

3. Yoga para embarazadas: El yoga nos ayuda a conectar con nuestro bebé y con nosotras mismas de manera consciente. Nos acerca también a nuestro cuerpo, pudiendo conocerlo y controlarlo mejor. Algunos estudios afirman que las posturas ejercitadas durante las clases de yoga pueden ayudarnos a sentir menos dolor durante el parto e incluso a reducir la probabilidad de cesárea.

4. Musicoterapia: La música tiene un indudable poder emocional. Favorece la imaginación, la visualización de experiencias vividas, mejora el estado de ánimo y facilita la relajación. En el parto puede ser una buena compañera para poder reducir la ansiedad y el estrés, además de poder ser un gran apoyo y distracción del dolor.

5. Hipnoparto: Para poder entender el hipnoparto hay que entender el concepto de hipnosis, que nada tiene que ver con lo que solemos ver en las películas. La hipnosis es básicamente un estado de relajación mental y física que nos permite concentrarnos en un pensamiento o sensación bloqueando todo lo demás. La hipnosis aplicada al parto pretende reemplazar el miedo al dolor por una expectativa de confianza y seguridad, logrando así un parto tranquilo y cómodo.

Es muy recomendable el libro y cursos online que ofrece Carmen Moreno. Su libro se titula “Hipnoparto: Preparación para un parto positivo” Dicho todo esto, sí que podemos hablar de sistemas que pueden ayudarnos a manejar ese dolor, y aquí vamos a ver unos cuantos.

6. Masajes: El masaje puede ser de gran ayuda para reducir la tensión muscular durante el parto. Mejora el flujo sanguíneo y la oxigenación de los tejidos y a nivel emocional, puede ser una manera de sentirnos arropadas y acompañadas por la persona que hayamos escogido para que esté con nosotras.

7. Aromaterapia: La aromaterapia extrae el poder curativo de las plantas con el uso de aceites esenciales para mejorar el bienestar físico y mental. La aplicación de los diferentes aceites esenciales se hace a nivel tópico a partir de masajes o bien con el uso de vaporizadores para aromatizar la sala donde se encuentra la madre.

Sobre el parto orgásmico o placentero.

Hay culturas y mujeres que sienten placer durante el parto, es lo que se conoce como parto orgásmico. Puede sonar muy raro la primera vez que lo oyes, solemos pensar en el parto como un hecho aislado, desconectado de todos los demás momentos de la vida sexual de la mujer. Pero podemos intentar verlo de otra manera, podemos intentar ver la maternidad como un continuum, como una continuidad de procesos del sistema sexual de la mujer. No olvidemos que el embarazo se desencadena con una relación sexual. ¿Por qué no podemos ver el parto como el clímax de ésta? Y es que de hecho, el útero se contrae durante el orgasmo igual que lo hará durante el parto. Si he conseguido picar vuestra curiosidad os dejo dos recursos que podéis consultar: el documental “Orgasmic Birth: The Best-Kept Secret” y el libro “Pariremos con placer” de Casilda Rodrigáñez Bustos.

El poder de parir está en ti. La respuesta a qué necesitas para parir eres TÚ. Tienes todo lo que necesitas, eres perfecta. Solo has de mirarte, conectar y darte cuenta.

 

Categories: Crianza y Salud,Maternidad y embarazo

Tags: ,,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies