Salud Entrevistamos a la Doctora Ana Barbero Sans, pediatra familiar y online, especializada en adopción

pediatra ana barbero sans

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!
Dra. Ana Barbero Sans
 

Entrevistamos a la Dra Ana Barbero Sans, pediatra online y familiar, especializada en temas de adopción. Para Ana, la pediatría era un deseo muy grande. Se fue gestando a lo largo de la carrera de medicina, antes incluso de estudiar la asignatura de Pediatría. Y fue regado con voluntariados relacionados con la infancia, especialmente de riesgo. Lo describe como una mezcla de ternura, medicina y familia.

Cuando tenía 8 años jugaba con mi amiga Mercedes y nuestras muñecas. Las llevábamos al pediatra. Ella es odontopediatra, yo ya sabéis.

Así responde a la pregunta ¿qué querías ser de mayor? la Dra. Ana Barbero Sans, pediatra familiar y online. Una de nuestras primera ¡que no última! pediatra en el club amarillo. Llevamos meses conociéndola, consultándola y hoy por fin, os presentamos sus servios a través de este entrevista en la que ella misma nos cuenta cómo puede ejercerse la pediatría online, cómo se puede acompañar a las familias en proceso de adopción y a qué retos nos enfrentamos en la salud de la infancia.

Vamos a trabajar con la doctora, temas que te interesen como madre o padre, así que si te apetece, puedes dejarnos una pregunta en los comentarios a este post  (a modo de consulta) que trataremos de atenderlas en forma de contenidos de valor para las familias.

pediatría familiar y online especialista en adopción

¿Qué es un pediatra online y qué puede atender?

Un pediatra online es un pediatra que ofrece servicios en línea, ya sea a través de mensajería o de vídeoconferencia, aunque en la práctica nos referimos a los que ofrecemos servicios por vídeoconferencia.

Podemos atender todas aquellas situaciones que no requieran una exploración física. Por eso nuestros servicios son complementarios a los que ofrecemos en consulta física, nosotros o el pediatra de referencia de las familias.

Las situaciones que atendemos pueden ser de varios tipos: desde la orientación en salud sin llegar al diagnóstico (abordaje de mocos, tos, diarrea ) hasta el acompañamiento en crianza, lactancia materna, educación emocional, conflictos familiares, situaciones de duelo, divorcio u otras.

También podemos ofrecer asesoramiento o segundas opiniones en base a informes médicos y exploraciones complementarias.

¿Cuál es el valor añadido de tus servicios como pediatra?

Mi valor añadido es, además de mi posibilidad de atender on-line, que mi mirada acoge a toda la familia, sea cual sea la problemática por la que me consulten. Aunque esto es algo que de alguna forma otros compañeros también incluyen, muchos no siempre pueden garantizarlo, porque dependen de circunstancias como su presión asistencial, o la necesidad de atender más pacientes para que su trabajo sea sostenible económicamente. Y hoy día las familias necesitan mucha orientación y acompañamiento. La sociedad ha cambiado, los adultos estamos sometidos a cotas muy elevadas de estrés, que afectan también a nuestros hijos, y hay mucha información contradictoria en crianza, salud y educación.

Mi apuesta es por el encuadre familiar en todas mis visitas, siempre con tiempo para ello.

El beneficio que se obtiene es, por parte de las familias, el saber que siempre habrá un espacio para plantear resolver las dudas que tengan, y siempre les tendré en cuenta a la hora de diagnosticar y tratar a sus hijos y de cuidarles y acompañarles en los momentos más delicados. El beneficio que obtengo yo trabajando de esta forma es una satisfacción enorme, porque así pienso y siento yo la pediatría, y porque las familias me confirman una y otra vez que trabajar así vale la pena.

¿Cómo puedes como pediatra acompañar un proceso de adopción?

El proceso de adopción, al contrario de lo que mucha gente piensa, no empieza ni acaba cuando los niños o niñas son adoptados. Hay un mucho antes, y un mucho después.

Un mucho antes, de años frecuentemente, en el que hay historias. Historias de niños que no hay podido ser atendidos por su familia biológica, y que viven en una institución. Historias de madres y padres que quizá lleven muchos años intentando serlo, y que llegan a la adopción agotados en todos los sentidos.

Un mucho después, porque la adaptación inicial suele durar años, y sobre todo  porque lo vivido antes de la adopción se va manifestando a lo largo de toda la vida de las personas adoptadas.

Como pediatra acompaño a las familias antes, durante y después de la adopción. Soy un referente tanto en los aspectos de salud física como en los aspectos más emocionales, de crianza y educación.

Puede ser que intervengan otros actores: escuela, psicólogos, especialistas pediátricos, pero tener un referente que dé sentido a todo ello, que ayude a las familias a no perderse en ello, o a reencontrarse, es muy importante. Poder contar conmigo a lo largo de toda la crianza y crecimiento de sus hijos.

¿Cómo y hacia donde está evolucionando la pediatría?

Por un lado, a la vez que el resto de la Medicina se está especializando cada vez más, porque se sabe cada vez más de cada aspecto del ser humano. Por otro lado, también hay una creciente tendencia a la Humanización, o a mí me gusta más decir a Re-conocer lo Humano en la Medicina. A integrar los aspectos más físicos y los más emocionales. Los médicos, no sólo los pediatras,  cada vez somos como colectivo más conscientes de ello.

Pero a nivel de encuadre, de condiciones de trabajo, no hay una respuesta a esta nueva conciencia, al contrario. Tendemos a una medicina más masificada y despersonalizada, no sólo en el sector público. A visitas cada vez más cortas. A responder a estándares de gestión que no incluyen estos aspectos de valor humano, de satisfacción de los pacientes y las familias.  A profesionales cada vez más quemados porque quisieran abordar más lo humano pero sus condiciones no se lo permiten.

La Pediatría, a la vez que la Medicina, también está evolucionando hacia el on-line. De entrada por una cuestión de accesibilidad: cada vez es más difícil conciliar vida familiar y laboral, los padres no pueden pedir horas para llevar a sus hijos al médico. Y porque cada vez hay no menos pediatras, sino menos profesionales que quieran ejercer como pediatras en España, y las visitas on-line pueden ayudar a que algunas cuestiones se puedan resolver sin tener que acudir a la consulta física.

Otra ventaja del on-line es la globalización, en este sentido el poder acceder al mejor pediatra o el que más se adapte a tus necesidades y valores, no sólo de tu ciudad, sino del mundo. Esto supone por un lado más competencia, pero yo lo entiendo también como que será más fácil que las familias encuentren de verdad el profesional más adecuado para ellas, y que a profesionales que trabajemos aspectos más específicos, como familia y adopción en mi caso, lleguen las familias que de verdad nos necesiten.

En mi caso, con el on-line ayudo mucho a las familias que están viajando a conocer o recoger a sus hijos adoptivos. Les da muchísima seguridad saber que pueden contar conmigo tanto para aspectos más puramente pediátricos como emocionales, tanto para sus nuevos hijos como para ellos.

Y puedo acompañar procesos también fuera de Catalunya, para las familias que deseen esta forma concreta de apoyo pediátrico-terapéutico en su proceso adoptivo.

ana barbero sans

¿Por qué estar en mammaproof?

Porque es donde están las familias.

Porque mi proyecto de trabajar para las familias no tiene sentido si no es desde las familias y con las familias.

Porque sólo las familias saben qué necesitan de verdad, y mi servicio ha de serles útil de verdad. Yo tengo una idea de lo que necesitan, porque llevo más de 20 años atendiendo y escuchando a las familias, pero necesito ir adaptando continuamente mi oferta a sus necesidades reales.

¿Qué querías ser de mayor?

Cuando tenía 8 años jugaba con mi amiga Mercedes y nuestras muñecas. Las llevábamos al pediatra. Ella es odontopediatra, yo ya sabéis.

Después, en mi adolescencia, rebelde, no quería saber nada de lo relacionado con la medicina, me mareaba al ver sangre, no era muy hábil manualmente. Me encantaban las matemáticas, pensar. Estaba acabando COU cuando cayó en mis manos un libro de neurología. Apasionante, interesante, Humano. Hice medicina para no perderme en mi cabeza, para conectar con lo Humano, con la gente, tuve miedo de perderme en mí y mi pensamiento y estudio. Más adelante, renuncié 2 veces a plaza de Medicina de Familia en Barcelona, mi ciudad, porque quería ser pediatra. Y me encanta la Medicina de Familia. Pero el deseo de ser pediatra crecía y crecía. Uno de los momentos más triunfales de mi vida, junto con  mi boda y el momento en que me convertí en madre, fue el día que obtuve mi plaza como residente M.I.R. de pediatría en el Hospital Materno-Infantil Vall d’Hebron.

¿Cuál es el principal problema pediátrico de los niños de hoy en día?

A nivel mundial la escasez de agua, de alimentos, las guerras, y las enfermedades consecuencia de ello.

En nuestra sociedad: que no les dejamos ser niños. No respetamos sus ritmos, sus  procesos, sus diferencias, su necesidad de juego libre, su necesidad de adultos atentos a ellos.

Vivimos como sociedad enfocados al logro, poco enraizados en nuestro cuerpo y nuestra esencia. Corremos, sin saber a dónde, miramos fuera, en las pantallas.

Es nuestra mirada la que construye a nuestros hijos. A su cerebro. La que los hace más listos y felices. Pero nuestra mirada no está muy sana. Juzga, exige.

Nos cuesta establecer límites, porque como adultos tampoco los respetamos. Nos cuesta ser claros, porque tenemos millones de inputs contradictorios y no estamos conectados con nuestros valores, nuestro interior. Y los niños necesitan límites, claridad, para sentirse seguros.

Hay otros problemas pediátricos, graves: el cáncer infantil, las enfermedades crónicas infantiles, los trastornos del neurodesarrollo, la desinformación con respecto a las vacunas. Pero lo que ya estamos viendo es un claro aumento de los problemas de salud mental Infanto-Juvenil: suicidio, problemas de vínculo y otros.  Los niños con trastorno de espectro autista, o con síndrome de Down, que en sí pueden ser más o menos graves, pero a los que como sociedad no estamos preparados para incluír. La erotización de los niños.

En qué consiste un grupo multifamiliar y en qué puede ayudarte

Un grupo multifamiliar es un grupo conducido por alguien con formación y experiencia en grupos multifamiliares en el que se reúnen varias familias. Pueden ser sólo madres o padres, pero cuantas más generaciones más rico.

En los de crianza, por ejemplo, recién nacidos (o recién adoptados), madres, padres, tíos, abuelos.

En los de adolescentes, madres y padres con sus hijos adolescentes en el mismo grupo.

El grupo multifamiliar  puede ayudarte de varias formas:

Ya no te sientes solo o sola. Ves que a los demás también les pasan cosas: sus hijos también lloran, o duermen mal, o hay más madres que no se han enamorado de su hijo nada más nacer. O familias con adolescentes que también están viviendo un verdadero infierno.

A veces, en momentos muy caóticos, estamos nerviosos y nos cuesta dejarnos acompañar por nuestra pareja, nuestra familia. Ponernos en su lugar. En el grupo multifamiliar, al escuchar a otro marido puedes acercarte a lo que está sintiendo el tuyo. O un papá puede darse cuenta de lo que de verdad necesita su mujer a escuchar a otra mamá del grupo.  En la adolescencia, donde a veces se ha roto mucho la relación, escuchar a otro hijo adolescente puede ayudarte a comprender y acercarte al tuyo, y a lo que de verdad necesita, y a tu hijo escuchar a otros padres a comprenderos mejor.

La experiencia compartida, el me funciona de otra familia puede ayudarte a ti. Empodera porque no se trata de lo que diga una pediatra o terapeuta, sino de lo que nos funciona o no nos funciona, y entre todos se comparte ese conocimiento.

Alivio. Los grupos multifamiliares os alivian muchísimo. En mis grupos multifamiliares intento cuidaros al máximo, para que os sintáis seguros. Lo captáis, os encontráis en un espacio de gran confianza, y podéis de verdad descargar vuestra mochila y continuar vuestro día a día más ligeros.

Podéis ser vosotros mismo. No hace falta que habléis todos. Hay quien habla, y hay quien sólo observa. Y a todos os sirve.

En 3 palabras, cómo debería de ser la pediatría del Siglo XXI

Integradora. Profesional. Accesible

 


Así es la Dra. Ana Barbero Sans. Si queréis entrar en contacto con ella, os invito a descubrir su página web  desde donde podrás de manera segura acceder a sus espacios de confianza, pedir cita presencial o bien solicitar una consulta online.

 

Inicio – Ana barbero sans – pediatría familiar y online

 

Categories: Salud

Tags: ,,,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies