Cerca de Barcelona Una escapada tranquila al pie del Montseny

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

El destino de nuestro #blogtrip se emmarca en El Montseny, en el Vallès Oriental, bien cerca de Barcelona y su área metropolitana. Una comarca formada por ciudades como Granollers, su capital, y pueblos pequeños con mucho encanto. Desde donde se puede admirar en el horizonte el Turó de l’Home, la montaña más alta del macizo del Montseny. En menos de una hora escasa sea en tren, bus o coche te plantas en un espacio de naturaleza, calma y aire limpio perfecto para desconectar con la familia, y más aún si tenéis niños pequeños.

Cuenta cuentos en la Bibliotea Marc de Vilalba-Cardedeu

En casa somos tan fans de la literatura infantil y de las bibliotecas que esta actividad nos iba de perlas para empezar la escapada. Bien pronto llegamos a Cardadeu, nos dimos una pequeña vuelta por los alrededores de la Biblioteca Marc de Vilalba donde hay comercios y cafeterías. Y rápidamente cogimos sitio para escuchar con atención a la “rondallaire” Eva Gonzàlez que en motivo del Día de la Movilidad Sostenible y Segura nos contó El viatge de l’elefanta Sara. Un viaje fantástico de una elefanta que sueña en formar parte del circo de la montaña Ngorongoro. Nos encantó el vestuario y la forma de contar de Eva que con mucho arte sacaba animales, paisajes y sueños del cartón.

Para terminar, hicimos un taller de alforjas de cartón para la bicicleta con la colaboración de Alforges de cartró. ¡Qué bien lo pasaron los pequeños! y también los mayores ayudando a decorar y personalizar las alforjas. Y la verdad es que quedaron fenomenales y son súper resistentes. Nuestra peque aún no tiene bici donde ponerla, pero nos va muy bien para guardar todos sus utensilios para manualidades artísticas hechas en casa.

Paseo en poni en el entorno de Can Ribalta

Hicimos una visita rápida a la biblioteca y seguimos nuestro blogtrip. Enfilamos una carretera con curvas hasta Sant Antoni de Vilamajor, en el espacio natural de Can Ribalta. La masía tiene más de 130 hectáreas de bosque, rieras y pastos, e incluso un lago. Aquí sus propietarios originarios de Mataró han conseguido un buen equilibrio y sostenibilidad, entre el entorno y la fauna autóctona y los burros catalanes y ponis. En este maravilloso espacio encontramos el parque de Aira Natura un parque de aventuras para vivir todo tipo de experiencias activas y al aire libre pensando en todos los gustos y edades. Dentro de la masia encontramos el restaurante La Perola d’Aira y el hotel rural y gastronómico Can Ribalta.

 

Para abrir el apetito empezamos con una actividad que emociona a cualquier criatura: un paseo en poni por los campos. En los pastos vimos a varios ponis y de diferentes razas, algunos eran más bajitos y otros parecían caballos pequeños.El máximo de peso es de 30 kilos y es una actividad recomendada para niños a partir de 3 años.

Primero conocimos a Taca, una poni muy mansa, y a nuestro monitor. Ensillamos al animal y escuchamos todas sus instrucciones. La más atenta era nuestra peque que se colocó el casco y enseguida ya tomó la postura como si cada día fuese al cole montada en un caballo. El paseo fue súper tranquilo y agradable, estaba muy bien señalizado y vallado así que no había peligro alguno ni riesgo de tener que salir corriendo tras Taca y la niña fugitiva. De vez en cuando, la poni se paraba para comer hojas o hierba, y la teníamos que reguiar pero ya nos dijeron que están muy bien alimentados y no les falta comida extra. Al acabar el recorrido nos despedimos de Taca y le dimos las gracias por el paseo. Y ya nos preparamos para comer.

Comida en un lugar idílico

En el restaurante La Perola d’Aira son expertos en cocina catalana y tradicional. El ambiente es sofisticado y moderno, pero muy familiar. Joan Marc y todo el equipo nos atendieron con gran amabilidad y atención. Nos ofrecieron el menú de fin de semana con un primero de pica pica y un segundo a escoger, y postre y bebida. Todo estaba riquísimo, muy bien presentado, de gran calidad y de productores de proximidad, y atención en el servicio.

Los niños tienen posibilidad de menú infantil – plato combinado, pero también puedes pedir cualquier otra opción de la carta. La pequeña hizo carne con patatas y también degustó nuestros platos. Somos de esas familias que comparten primeros, segundos y postres en todos lados. Salimos súper satisfechos y contentos, de hecho, ya nos hemos apuntado el hotel para hacer alguna escapada en pareja. Nos podríamos haber ido para casa y ya tendríamos la sensación de haber vivido un súper blogtrip, pero aún nos quedaba mucho por hacer y por vivir.

Palautordera, donde la calma se respira en el aire

Nuestra siguiente parada era al pie del Montseny en Sant Esteve de Palautordera y Santa María de Palautordera dos poblaciones llenas de vida y calma, unidas por una calle principal, sus bosques y rieras.

Aquí no solo hay naturaleza, granjas y campos también hay artistas de toda clase como los que forman el Circ Cric, que tienen su espacio de creación y su carpa instalada en el Campo Canal, donde han creado el CRAC, Centro de Investigación de las Artes Circenses. Aquí viven, crean y ensaya la compañía dirigida por el famoso payaso, Tortell Poltrona. Cada año, entre los meses de abril y julio tienen una fantástica propuesta para el público familiar. También está la casita de la compañía Txo Titelles con un jardín encantado y poblado de duendes. Es un lugar secreto que solo ellos conocen, y que de vez en cuando, enseñan a pequeños grupos de visitantes siempre en silencio y sin hacer ruido para no asustarles.

Después de este apunte que os puede servir para otro blogtrip por el Montseny, seguimos con el nuestro. Antes de hacer la actividad de la tarde nos acercamos a l’Hotel Somlom donde pasaríamos la noche. En una calle tranquila y con unas vistas maravillosas al Turó de l’Home, encontramos este apartahotel hecho todo él de madera. Es un centro también de bienestar y salud por eso se respira tanta y tanta paz en él. La habitación es pequeña pero con todo lo necesario, tuvimos cama de matrimonio y una cama pequeñita para la niña. También hay una mesa y un armario que esconde una cocina. Todos los baños tienen una agradable sorpresa, una ducha hidromasaje que a nosotros nos fue muy bien para renovarnos un poco. Hay hilo musical y bomba de calor y aire frío.

Experiencia en bicicleta eléctrica

Ya que estábamos en el Día de la Movilidad Sostenible y Segura teníamos un plan que nos hacía mucha gracia. Ir en bici nos encanta, en casa la usamos a menudo para llevar a la niña al cole, para el día a día o el fin de semana para hacer algo de deporte en el paseo marítimo de El Maresme. Pero nunca habíamos tenido la experiencia de probar una bici eléctrica. En el punto de información turística de Santa Maria de Palautordera nos esperaba Xavi y dos fantásticas bicis, una con sillita, de Daema Aventura.

Xavi fue el encargado de contarnos las mil y una rutas que hay por Santa Maria y Sant Esteve, todas ellas perfectas para el público familiar, podíamos hacer recorridos de 3 a 15 km. Incluso nos contó el proyecto de Tourdera que unirá los caminos de senderismo y cicloturismo que pasan por el curso fluvial del río Tordera y riera de Arbúcies que conecta el Montseny con la costa mediterránea. Nosotros fuimos muy modestos y nos quedamos por los alrededores, probando todas las opciones de la bicicleta eléctrica. La verdad es que la experiencia nos encantó, y pudimos adentrarnos en el bosque y distraernos un poco recogiendo hojas, mirando caracoles e insectos, y escuchando los pájaros.

Cena con cocina otoñal en Can Pere Punyetes

Volvimos al hotel para dejar el coche y ya nos preparamos para volver a vivir una nueva experiencia gastronómica. Can Pere Punyetes es un restaurante regentado por gente joven pero con un gran conocimiento culinario. Al llegar estábamos solos, era horario infantil, pero a medida que iban avanzando las horas se llenó al completo. Tienen una carta muy variada de cocina de mercado, en su carta hay productos frescos y de temporada. A nosotros nos llamó la atención la cantidad de platos que tenían con pescado y marisco. Nuestra hija fan de los moluscos se puso las botas, y nosotros también además la guarnición era muy otoñal con setas, moniato e hijos. De postres escogimos un coulant que dio fuerzas a la peque para aguantar un poco más y un helado de tomillo.

Conocemos una granja productora de leche

Mientras desayunábamos los deliciosos y premiados croissants de la pastelería Vallflorida de Sant Esteve suspirábamos porque ya quedaba poco para finalizar el blogtrip por el Vallès Oriental. En casa somos de estos que antes de terminar ya nos da pena que se acabe lo vivido. Pero aún nos quedaba una actividad que nos tenía muy expectantes, visitar la Granja de Can Turró y también Aula d’Entorn Rural.

Nos recibió Montse con un delicioso desayuno casero y con leche de vaca claro está. Mientras tanto nos contó a un grupo reducido como funciona esta granja familiar y como es su día a día. Básicamente tienen vacas, ya que son productores de leche, pero también pudimos ver otros animalitos de granja como ovejas, gallinas y conejos. La visita nos fue bien para entender como funciona una granja productora de leche, y sobre todo poder conocer de primera mano el trabajo que supone conversando con Montse, una mujer encantadora y muy paciente con los niños. A parte de las visitas para escuelas y familias, también organizan fiestas de cumpleaños. Tienen una sala y un espacio infantil con juguetes perfectos para una ocasión así.

El Racó de Ca l’Eli, un espacio muy family welcome

Este restaurante, situado en Santa Maria de Palautordera nos encantó, porque es muy familiar y porque enseguida vimos que los niños son bienvenidos. Tienen un espacio de pizarra con tizas que nos fue genial mientras esperábamos los platos. El cocinero de El Racó de Ca l’Eli nos contó bien las características de cada plato. Nos ofrecieron un pica a pica de primer plato, y segundos a escoger. El postre nos decantamos por una tarta sacher que estaba deliciosa no, lo siguiente. ¡También nos fijamos que preparan paellas, incluso para llevar!.

Cuando llegamos a casa ya nos pusimos a pensar en otra escapada a El Montseny. Somos fans de los #blogtrip y más si son de la mano de #bcnmoltmes. Mil gracias a Turisme El Vallès  por toda la selección y atención!

Esta crónica forma parte del programa de visita organizado por la marca Barcelona és molt més de Diputació de Barcelona y Turisme El Vallès. Las recomendaciones y opiniones aquí vertidas son independientes y basadas en nuestra propia experiencia.

Categories: Cerca de Barcelona,De fin de semana

Tags: ,,,,,,,,,,,,,,,,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies