PsicomotricidadPsicomot Pediatrica: psicomotricidad en el eixample de Barcelona

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!
 

Ubicado en el primer piso de la calle Valencia 351, en el Eixample Esquerre de Barcelona, encontramos Psicomot Pediatrica, un espacio donde trabajar la psicomotricidad con niños y niñas de forma individual, respondiendo a necesidades concretas de cada paciente, y trazando un método junto a las familias para poder dar solución a diagnósticos establecidos por pediatras o terapetuas.

El objetivo de la psicomotricidad es poder darnos las herramientas para utilizar nuestro propio cuero como medio de expresión y comunicación, y por esto es muy beneficiosa para tratar distintas patologías o diagnósticos:

  • Trastornos del tono muscular
  • Trastornos del aprendizaje 
  • Retraso del desarrollo psicomotor
  • Trastornos de la estructura psicomotriz
  • Prematuridad
  • Trastornos neuromotrices o síndremos genéticos
  • Atención temprana
  • Trastornos relacionales 

Conoce a Sophia Skalli, creadora de Psicomot

Detrás de Psicomot (https://www.psicomotpediatrica.com), encontramos a Sophia Skalli, psicomotricista graduada, que nos recibe en un espacio donde trabajar la psicomotricidad con niños y niñas y caminar de la mano junto a familias y profesionales.

El objetivo de la psicomotricidad es encontrar el equilibrio psiquicocorporal y acompañar hacia un mayor bienestar. Tratar las funciones motrices, sensoriales, afectivas y psíquicas para ayudar a las personas a tener mayor consciencia y dominio de su cuerpo para utilizarlo como medio de expresión y comunicación. Sophia Skalli

Graduada con un Master Internacional de Psicomotricidad en París, en Masoterapia en Chile, y formada en Porteo Ergonómico en salud materno infantil, Sophia nos cuenta que en Francia la psicomotricidad es considerada una profesión dentro del campo de la salud donde se trabaja el desarrollo psicomotor desde los inicios de la vida hasta la tercera edad. En concreto, Sophia se especializó en edad temprana, y durante años trabajó en unidades neonatales y pediátricas en hospitales. 

Después de haber trabajado en la Maternitatel del Hospital Clínic y en la unidad de neurodesarrolloclínica de la Corachán, Sophia ofrece sus servicios a las familias con visitas a domicilio o atendiendo en su consulta dentro del espacio de Libellulle & Co, en la calle Valencia 351, una pequeña escuela francófona en el Eixample de Barcelona.

Visión integral de la psicomotricidad

Sophia atiende en psicomotricidad desde una visión integral del niño/a, compartiendo información entre terapeutas, el CAP y la familia. 

La psicomotricidad no solo se refiere a las funciones psicomotrices de una persona sino que también es parte de las disciplinas y profesiones que cuidan de nuestra salud.

A Psicomot llegan niños/a que tienen ya un diagnóstico detectado por terapeutas o médicos, o bien familias que buscan un primer asesoramiento, y en este caso el diagnóstico se hace aquí mismo en Psycomot. Para Sophia, es importante trabajar de forma conjunta con todos los implicados en la salud del niño/a para poder establecer un diagnóstico común y trabajar en la misma línea.

La primera sesión es una sesión de valoración del desarrollo psicomotor integral, donde se mira la motricidad global y fina, las coordinaciones de las manos, los movimientos de os dedos, etc. A nivel sensorial, se observa cómo el niño/a reacciona y responde a su entorno, cómo se relaciona con éste y cómo mantiene la atención.

Esta observación de  la regulación emocional y las habilidades sociales del bebé desde edad temprana es realmente lo que diferencia a esta disciplina de la fisioterapia. 

Primero atiendo al niño/niña con su familia y luego con niños mayores trabajamos también momentos de separación para poder observar los comportamientos siempre desde el respeto a las necesidades de la infancia y de las familias.

Cuando vemos al niño/a hacer un movimiento o realizar un movimiento concreto, desde la mirada de la psicomotricidad, nos planteamos “¿Qué hay detrás de este gesto, qué nos está contando?”

Es a partir de esta mirada que Sophia trabaja en el diagnóstico del paciente para poder trabajar de forma individualizada los campos que sean necesarios. 

Mi experiencia con una bebé de 5 meses

No hay una edad para empezar a trabajar la psicomotricidad, dependerá de cada caso, de las necesidades de cada niño/a y de nuestro acompañamiento. Así que con muchas ganas, nos vamos al espacio de Sophia a conocer cómo poder trabajar la psicomotricidad, en nuestro caso, con una bebé de 5 meses. Entramos dejando los zapatos, abrigos y cochecito en la entrada, aunque es un primer piso cuentan con ascensor y un buen espacio para dejar todas las cosas, donde también las dejan los niños y niñas de la escuela Libellule, con la que comparten espacio. 

Un buen espacio para esperarnos con sofás, una mesita, y ganas de entrar. La sala es grande, con luz natural, y mi hija rápidamente detecta cosas para jugar y pasarlo bien. 

Mientras mi hija empieza a descubrir el espacio, Sophia empieza la valoración haciendo unas primeras preguntas: cómo fue el embarazo, cómo nació, fue prematura o no,… Algunas preguntas que nos ayudan a entender mejor cuál es nuestra situación y dónde nos encontramos, para ver así qué necesitamos trabajar.

Desde la observación, las manos, y la mirada, Sophia conecta rápidamente con nosotras y empezamos a ver cómo es el movimiento, cómo se desarrolla la lateralidad, la coordinación de las manos, la mirada, y el movimiento del cuerpo entero. 

En este caso, la sesión es con un bebé y no podemos experimentar con todos los materiales de los que Sophia dispone en el espacio: espalderas, colchonetas, triángulo Pikler, etc. Sophia nos cuenta que dependiendo de las necesidades de cada niño/a podemos trabajar con materiales como los que dispone, pelota Fitball, piezas de espuma de psicomotricidad.. O bien trabajar una psicomotricidad más fina sobre el papel, escritura, etc. ¡Todo dependerá de cada caso!

Nosotras acabamos después de una hora de sesión donde hemos aprendido cómo acompañar al bebé en sus movimientos, cómo cogerlo de forma respetuosa y sin forzar su cuerpo, permitiendo que entienda el movimiento que está haciendo para que dentro de poco lo pueda realizar por él mismo. ¡Una experiencia muy positiva y recomendable, que sin dudarlo merece nuestro sello Approved by Mammaproof!

Categories: Estimulación y Desarrollo Infantil,Hemos probado,Psicomotricidad,Salud,Salud y Bienestar,Sello Approved

Tags: ,,,,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies