Colaboraciones Nos separamos, ¿Cómo se lo explicamos a los niños?

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

Iniciamos una colaboración con Noemí Peña, educadora social y abogada que nos hablará sobre cómo llevar mejor el proceso de cambio que supone un divorcio en una familia. Esperamos que os sea de utilidad y si tenéis dudas precisas o queréis que abordemos un tema que os preocupa con Noemí, podéis dejarnos un comentario en este post.

Habéis decidido separaros, sabéis que es lo mejor para todos, pero os preocupa cómo encajen la noticia vuestros hijos… Teméis que se sientan tristes, que les cueste adaptarse, que no lo comprendan… ¡Lo comprendo! 

Ellos son vuestra prioridad y queréis aseguraros de afrontar la conversación de la mejor manera posible. Por eso quiero compartir contigo algunos consejos para ayudaros a darles la noticia de la mejor manera para todos, pero sobre todo para ellos. 

En primer lugar sabemos que los niños son egocéntricos por naturaleza. Les preocupa qué va a pasar con ellos, no cómo estáis vosotros, o por qué habéis tomado esa decisión… Por eso debéis centrar vuestras explicaciones en aquello que les afectará (cómo y cuándo), y dejar de lado otro tipo de argumentos como lo que os ha llevado a esta situación o cómo os hace sentir. 

Hasta los 7-8 años no distinguen lo que implica una relación de pareja, y hasta los 6-7 años no tiene  madurez emocional para distinguir lo que es una relación de pareja de lo que es una relación padre-madre. Por eso, debes tener en cuenta cómo os ven antes de explicarles lo que sucede.

¿Cómo decírselo? 5 consejos imprescindibles: 

Tened muy presente que vuestros hijos asimilan antes el lenguaje no verbal que las palabras que escojáis. Si perciben miedo, inseguridad, enfado… se moverán en esas emociones al asimilar la información.

  1. Lo mejor para vuestros hijos es recibir la noticia por parte de ambos, dirigiendo la conversación aquel de vosotros que esté más sereno, mientras el otro apoya el discurso.  Planteadla en un espacio en el que todos os sintáis cómodos, y con intención de que sea breve, con un lenguaje adaptado a su edad.  
  2. Es esencial que no perciban una víctima y un culpable. Su primer instinto será posicionarse en defensa de quien consideren la víctima, y eso casi “les obliga” a estar en contra del “culpable”, aunque no sean posiciones que vosotros sintáis así o queráis transmitir. 
  3. Enfocad la conversación desde el primer momento en qué les afecta a ellos esta decisión. Explicadles con claridad cuándo y cómo sucederán los primeros cambios. Transmitir información clara, concisa y segura. No dar información a medias, confusa ni contradictoria. Tiene que saber qué va a pasar a partir de ahora. Centraros en el PARA QUÉ y no en el POR QUÉ.
  4. Transmitidles la seguridad de que tenéis todo bajo control. Eso no significa tener las respuestas de todo, sino que aquello que aún no sepáis cómo va a ser, llegado el momento lo sabréis. También es importante que relajéis las primeras ansiedades respecto a sus rutinas.
  5. Concededles tiempo para que asimilen y entiendan la nueva realidad, que se sientan seguros. Es probable que no reaccionen en absoluto en esa primera conversación, si no que os planteen dudas en los días siguientes. 

¿Cuándo? Lo básico para escoger el momento: 

Lo principal es que lo tengáis claro y que el primer efecto plausible para ellos sea al cabo de unos días, como mucho una semana. Tened en cuenta que los tiempos son vividos de forma distinta por niños y adultos: para nosotros una semana pasa volando, pero cuando nuestros hijos están esperando un acontecimiento una semana (por ejemplo una excursión) les resulta una espera insoportable. Será más llevadero para ellos si os adaptáis a sus tiempos.   

Algunas frases que deberéis evitar a toda costa: 

  • “No pasa nada”: Está pasando algo importante que os afecta a todos, y no podemos negarlo. 
  • “Mamá y papá ya no se quieren” : Si habéis podido dejar de quereros entre vosotros, pueden pensar que podríais dejar de quererles a ellos también. 
  • “Todo será como antes”: Es inevitable que las cosas cambien y no debemos generar falsas expectativas. 
  • “No te puedes enfadar por eso”, “No seas exagerado” 

Ya se lo hemos dicho ¿y ahora qué?

Una vez se lo hayáis explicado, después de un tiempo de asimilación que puede ser mayor o menor dependiendo de la edad y del carácter de cada uno, llegarán: 

  • Las dudas: No temer a las preguntas, si no sabes algo admítelo con la seguridad de que llegado el momento sabrás qué hacer. 
  • Las recriminaciones: debéis estar preparado para gestionarla. 
  • El querer entender… A veces os resultará complicado ofrecerles argumentos comprensibles para ellos, pero no pierdas de vista que la decisión es vuestra. 
  • La negación: Puede trasladar su enfado por la situación a otras situaciones aparentemente sin importancia (que no le compres un juguete, la hora del baño..). Ayúdale a poner nombre a sus emociones y a gestionar estas “rabietas”.  

Esta fase suele pasar rápido, y todos iréis adaptándoos a los cambios, pero nunca está de más: 

  • Hablar con la escuela y otras actividades con vinculación emocional con adultos responsables. Que estén informados de la nueva situación y que puedan dar soporte a ello desde el cariño y la empatía.  
  • Si los pequeños conviven con otros familiares con regularidad (abuelos, tíos, etc), pedir su colaboración de modo que no adviertan posibles emociones negativas de esos familiares cuidadores, hacia la situación o hacia alguno de los miembros de la pareja. Además sería muy valioso que pudiesen detectar síntomas para atajarlos lo antes posible. 

Espero haber ayudado respecto a cómo hablar con vuestros hijos de la separación de pareja, pero si os quedan algunas dudas, estaré encantada de asesoraros de forma personal. Pide una primera cita aquí y conozcámonos mejor. 

Categories: Colaboraciones

Tags: ,,,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies