Divorcios y SeparacionesLa mejor opción de custodia compartida según la edad de tus hijos

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!
El efecto Mariposa
 

Tras tomar la decisión de separaros lo que más te preocupa es que vuestros hijos estén bien. Sabes que os necesitan a los dos, y por eso habéis hablado de la custodia compartida, pero no sabes cómo organizaros.  Quizás incluso conoces casos cercanos y no te imaginas tu vida así… 

¡Que no cunda el pánico! Aquí está todo lo que debes saber sobre la custodia compartida, para que sea la mejor opción. 

En primer lugar debes saber que la guarda y custodia, es decir, las rutinas del día a día, tiene la vertiente física y la vertiente legal. En el caso de la custodia compartida, la vertiente física implica dividir el tiempo de estancias de vuestros hijos por mitad (aproximadamente) entre vuestros hogares, y la vertiente legal refiere a la co-responsabilidad respecto a sus cuidados, educación, crianza y toma de las decisiones del día a día.  

No debes confundir la guarda y custodia con la patria potestad que comprende la toma de decisiones relevantes para la vida de vuestros hijos, relativas a educación, sanidad y creencias, que, por ley, siempre es compartida entre ambos progenitores (excepto en casos muy extremos). 

Efectivamente, a nivel emocional lo mejor para vuestros hijos es poder compartir espacios, vivencias, rutinas, en definitiva tiempo de calidad con su padre y con su madre por igual, para fortalecer los vínculos afectivos con ambos, y más después de la separación de pareja. 

Pero, ¿cómo hacerlo para no volveros locos? ¡Tranquilidad! Hay tantas fórmulas posibles como familias, pues como dice el refrán “cada familia es un mundo”, así que se trata de hacer un “traje a medida” para que se adapte a vuestras necesidades personales y laborales. 

La realidad de cada familia marcará la organización de esos tiempos, siempre priorizando el bienestar del menor protegiendo su adecuado desarrollo.

A modo orientativo hay algunas fórmulas de organización que la experiencia demuestra que funcionan muy bien, dependiendo de la edad de los hijos, que pueden servirte como punto de partida: 

De 0 a 3 años

Como norma general debes tener en cuenta que los bebés experimentan el mundo a través de emociones y sensaciones.  Pueden ser demasiado pequeños para entender lo que realmente está sucediendo, pero eso no significa que no puedan sentir la tensión en casa

Si el proceso de separación o divorcio se vive con normalidad y equilibrio, será una oportunidad de fortalecer vínculos, de enseñares a adaptarse a los cambios, y de enseñarles la importancia de vivir las decisiones que tomamos con naturalidad y optimismo.

En esta etapa del desarrollo emocional se forman vínculos, principalmente a través del tacto. También es así como se construye la confianza. Así que lo mejor para el bebé durante estos primeros años de su vida es una organización en la que pueda ver a papá y a mamá tan a menudo como permita vuestro trabajo. Siempre teniendo en cuenta respetar su tiempo de descanso, rutinas y lactancia, en su caso. 

Es importante establecer rutinas y horarios que mantengan su estabilidad, independientemente de con quién se encuentre en cada momento. 

Por eso, en esta etapa, una fórmula adecuada es la custodia compartida evolutiva o progresiva que consiste en establecer un régimen de pernoctas en el domicilio materno en caso de apostar por mantener la lactancia, durante al menos los dos primeros años de vida del bebé, con un amplio y flexible régimen de estancias con el padre, que cada vez sea mayor, hasta alcanzar la custodia compartida repartiendo los tiempos al 50%. Si la lactancia es de fórmula es posible valorar las pernoctas con papá. 

Puedes leer consejos de una experta en lactancia para compaginar lactancia materna y custodia compartida muy interesantes en el artículo “custodia compartida con un bebé lactante”

De 4 a 7 años

En esta edad, los niños son egocéntricos por naturaleza. Les preocupa qué va a pasar con ellos, no cómo estáis vosotros, ni por qué habéis tomado esa decisión. De hecho, hasta los 6 o 7 años no distinguen con claridad la diferencia entre lo que es una relación de pareja de lo que es una relación padre-madre. 

Además hasta los 5 aproximadamente no guardarán recuerdos de los dos juntos, así que la nueva realidad será la que recordarán, y eso también ayuda. 

A estas edades, en la que su centro sois vosotros pero ya empiezan a tener vida social propia y realizan actividades extraescolares, etc, una buena forma de ofrecerles orden y rutinas es la fórmula 2-5, es decir: lunes y martes siempre están con uno de vosotros, miércoles y jueves están siempre con el otro, y viernes, sábado y domingo alternan en casa de papá y en casa de mamá. 

Así, los materiales de determinadas actividades extraescolares, el chándal, el uniforme, etc siempre lo tienen en el mismo sitio y conocen a la perfección sus rutinas. 

Para los adultos también es más fácil organizar mayor flexibilidad en el trabajo dos días concretos de la semana, controlar los materiales, las tareas y actividades de los peques, etc. Esta organización permite que papá y mamá participen de todas las rutinas diarias y de ocio con los hijos y da mucho orden mental a todos, por eso es la primera opción para la mayoría de familias. 

Hay familias que optan por esta fórmula pero alternando los días de la semana que están con sus hijos, de manera que una semana están lunes y martes, y la semana siguiente están miércoles y jueves. El principal motivo es no estar cuatro días y medio sin verles y además participar de todas las rutinas y actividades extraescolares, aunque sea cada quince días. Aunque por otro lado puede ser más complicada la logística a nivel laboral y hay que estar más atentos a equipaciones, deberes, etc. 

De 8 años en adelante

Esta etapa está marcada por la preadolescencia y el “yo, me, mi, conmigo” te suena ¿verdad?

Es una etapa en la que su vida social empieza a tomar protagonismo y cada vez tienen más actividades fuera de casa. Las tareas del colegio también adquieren relevancia y necesitan tranquilidad y espacio de estudio. 

En la preadolescencia dejamos de ser su centro pero no su guía. Por eso necesitan que estemos presentes y pendientes para avanzar seguros.

Por eso, una buena fórmula es la de semanas alternas. Así tienen tiempo suficiente en cada hogar para relajarse con cada progenitor, organizar su vida social y atender a sus tareas. Ya no necesitan veros cada dos días para saber que estáis ahí. Son capaces de mantener conversaciones telefónicas con vosotros con fluidez y sentiros en su día a día sin necesidad de la interacción física. 

A nivel laboral puede resultar más caótico organizar la flexibilidad de horarios durante toda una semana pero su autonomía permite que puedas pedir ayuda a familia extensa e incluso contar con canguros u otros apoyos. 

¿Qué hacer para que la custodia compartida sea la mejor opción para vuestros hijos? 

  • Mantener una comunicación fluida y cordial con tu ex pareja.
  • Ser flexible en cuanto a adaptaciones de los pactos alcanzados.
  • La organización logística es la clave para evitar situaciones estresantes. Los niños a veces olvidan cosas, a veces deben tomar medicinas, o llevar equipación especial para una actividad extraescolar, etc… Es necesaria la implicación de ambos. Hay trucos y aplicaciones que os pueden ayudar a organizaros. 
  • La proximidad de domicilios entre padre y madre ayuda, pero no es imprescindible, más allá de mantenerse en un radio de unos 50km. 
  • Encontrar el equilibrio entre sus necesidades y vuestros compromisos laborales es la clave, porque ellos están bien cuando papá y mamá están bien.  

En definitiva, RELÁJATE, existen opciones muy creativas para lograr que una custodia compartida funcione incluso cuando el trabajo exige viajar, o turnos cambiantes. Explora todas las posibilidades. Pide una primera cita gratuita y resuelve tus dudas. 

Contacta con Noemí Peña. autora de este artículo, en su web

Categories: Colaboraciones,Divorcios y Separaciones

Tags: ,,,,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies