Cerca de Barcelona Fin de semana de mil aventuras por el Baix Llobregat

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

A un paso de Barcelona hay un montón de actividades para hacer con la familia. A veces disponemos de pocos días libres o no nos apetece irnos muy lejos, y es entonces cuando vale la pena informarse de las opciones de ocio que tenemos cerca de casa y que nos van a permitir desconectar, aprender ¡y divertirnos!

Y lo digo con conocimiento de causa, porque pude comprobarlo y vivirlo durante un fin de semana entero y probar algunas de las actividades que ofrece el Consorci de Turisme del Baix Llobregat.

Empezamos el viernes por la tarde en el Hipic Club International de Gavà. Allí nos esperaba Marta, monitora y cuidadora de caballos, para dar un paseo de 1h por el bosque. Bueno, primero nos presentó nuestros caballos, los cepillamos y nos enseñó como llevarlos. Yo hacía muchísimos años que no montaba a caballo y fue una pasada volver a hacerlo, relaja un montón… ¡se me pasó el tiempo volando! Al terminar, ayudamos a guardarlos y fuimos a verlos a todos para darles las buenas noches.

Nos dirigimos hacia Castelldefels, y como íbamos sobrados de tiempo, mientras esperábamos la hora de la cena, tomamos algo en la terraza del mismo restaurante Solraig (Grup Tibu-RON) situado frente la playa. ¡Siempre es un plan fantástico para toda la familia cenar cerca del mar! Cenamos muy a gusto y tranquilos, pero no nos alargamos porque estábamos cansados y teníamos ganas de llegar al hotel.

Nos alojamos las dos noches en el Hotel Can Rafel de Cervelló, arriba de la montaña con unas vistas espectaculares y de estilo rústico.  Fueron super atentos y muy amables en todo momento, y más con los niños.  Cuando llegamos ya era tarde y nos fuimos todos directos a la cama. Sábado lluvioso… no paró de llover en toooodo el día! Pero ¿y qué? Después del super desayuno en el hotel (que puntualizo que nos pusimos las botas porque todo estaba de muerte) teníamos mil planes  y muchas ganas de descubrir las Minas prehistóricas de Gavà. 

Llegamos al Parc Arqueològic para conocer como era la vida cotidiana de los habitantes de la ciudad de hace 6.000 años y sobre todo el trabajo en el interior de las minas, las más antiguas de Europa y las únicas dedicadas a la extracción de la variscita, un mineral semiprecioso utilizado para confeccionar joyas. ¡Muy interesante! El recorrido por el museo parte de las investigaciones que se realizan a través de una excavación arqueológica y mediante las nuevas tecnologías audiovisuales y multimedia, descubrimos como era la vida de nuestros antepasados y como el equipo de arqueólogos responsables del yacimiento lo han podio conocer y reconstruir.

Al final nos adentramos en la denominada “Mina Didáctica”, chulísimo, ¡nos pusimos casco y todo! Y para terminar hay una sala “toca-toca” con juegos y ejercicios sobre lo que se ha explicado en el parque para que los niños experimenten. Si os interesa, organizan talleres y actividades para grupos de niños, les enseñan las herramientas del neolítico, cómo trabajaban las piedras, hacen collares, etc. Ah, y todo el recorrido es accesible para ir con el cochecito.

Ya casi era la hora de comer, nos dirigimos hacia Sant Boi, al restaurante Blanc i Negre del Hotel el Castell. La atención y la comida excelentes, trona y cambiador, y unas terrazas increíbles… la pena es que no pudimos disfrutarlas por la lluvia, pero allí los peques pueden campar a sus anchas cuando terminan de comer y saltan de la mesa.

Después de comer, y mientras mi peque dormía la siesta en el carro, estuvimos haciendo el café en el bar del hotel, leímos un poco y mi hijo mayor estuvo entretenido con el cuaderno de ejercicios que le regalaron en el Parc Arqueològic. Plan de lluvia total.

Por la tarde teníamos organizado un taller de pintura con elementos naturales y vino en el estudio de arte “Tinta i vi” de Marta Arañó, de Sant Esteve Sesrovires. Tenía mucha curiosidad y la verdad es que nos sorprendió gratamente… pasamos una tarde muy relajada y creativa, dibujando y pintando libremente. Los peques conocieron y pintaron la mascota del Baix Llobregat, la “Puput Punxetes”. Marta es un amor, nos ofreció merienda, nos puso música y nos explicó un montón de cosas interesantes sobre vinos y sobre la comarca. Es una experiencia super recomendable, porque organiza también talleres para niños, parejas, y tiene un jardín precioso para actividades al aire libre. ¡Ahora que viene buen tiempo es ideal!

Sábado y cena en el hotel Can Rafel, comida 100% casera, y repito otra vez, super amables y acogedores. Luego a descansar que el domingo teníamos que madrugar un poco para el plan estrella del fin de semana…

Montserrat: qué pasada! Tan cerca tenemos esta montaña mágica y qué poco la visitamos… al menos nosotros! Por suerte el domingo no llovió y pudimos disfrutar de las vistas de Collbató y de la subida a las cuevas de Montserrat. Nosotros optamos por subir en coche hasta el segundo parking, pero si tenéis ganas de caminar se puede aparcar en el primer parking y coger el pequeño sendero que va hasta el segundo parking, ya al pie de las escaleras que conducen a la Cueva (que sepáis que son 244 escalones y que hay unos 15-20 minutos de ascenso, con lo cual olvidaros del carrito y coged mochila de porteo).

A la entrada de la Cueva de Montserrat nos esperaba una guía fantástica para empezar el itinerario guiado. La guía, además de explicarnos las características y el resultado del proceso geológico que ha dado forma a la cavidad, nos mostró el hábitat de los primeros pobladores de Montserrat y nos adentró en un mundo de historias y leyendas sorprendentes.

Sobre la visita a las Cuevas de Montserrat debo avisaros de que si vuestros hijos son muy pequeños quizás no podréis hacer todo el recorrido:  en el interior hay desniveles, escaleras muy empinadas, tanto de subida como de bajada, trozos muy estrechos, donde tienes que agacharte, y si vas con mochila de porteo o niño en brazos es muy complicado. 

Nos fuimos de allí convencidos de que íbamos a volver, ¡seguro! Nos falta mucho por conocer aún del Baix Llobregat. Si os interesa visitar esta comarca, aprovechad este mes de abril, porque organizan el SuperMes, una programación de ofertas excepcionales para familias: durante los 5 fines de semana de abril, todos los viernes, sábados y domingos, las familias con niños pueden disfrutar de una oferta turística diseñada a su medida, con descuentos muy especiales, como packs familiares a museos, actividades gratuitas, descuentos exclusivos en alojamientos y restaurantes o menús infantiles gratuitos, entre muchas otras promociones que cada establecimiento ha preparado especialmente para este mes de abril.

¿Qué os parece? ¿Os animáis a descubrir el Baix Llobregat en familia? Si os apetece podéis leer también la crónica de la experiencia Mammaproof del año pasado, seguro que os acaba de convencer.

Hasta la próxima!

Categories: Cerca de Barcelona,Escapadas

Tags: ,,,,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies