¿Cómo preparamos a los niños para ir al teatro por primera vez?

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!
SAT! Sant Andreu Teatre
 

Ir al teatro es una experiencia preciosa y muchos padres y madres viven con emoción la primera vez de sus pequeñuelos en una sala de espectáculos. Hemos querido entrevistar a Oscar Rodríguez, director del SAT, Sant Andreu Teatre para conocer más esta institución que cumple 15 años y aprovechar para que nos de unos consejillos.

SAT! Sant Andreu Teatre cumple  15 años de programación. ¿Cómo ha ido evolucionando vuestro público?

Una de las principales características del público que viene a ver espectáculos familiares es que se “renueva” constantemente porque los niños y niñas se hacen mayores y dejan de ir al teatro con sus familias. Pero la evolución es positiva, la pasada temporada por ejemplo, fue la que tuvimos más público de los 15 años de historia del SAT!

¿Las familias cuando vienen al teatro qué buscan?

Y especialmente, por qué crees que les gusta tanto venir al SAT!? Yo creo que buscan calidad, valores y valor añadido. La calidad la conseguimos estando al día de las propuestas y novedades de las compañías, los valores los conseguimos con el criterio de los espectáculos programados y el valor añadido son todas esas cosas que hacen que la visita al teatro sea mucho más que la simple visión del espectáculo y se convierta en toda una experiencia desde que entran por el vestíbulo y los niños pueden jugar o hacer manualidades hasta que los actores y actrices salen a saludarles. Pienso que las familias perciben y agradecen esos elementos que contribuyen a que ir al teatro sea una experiencia absolutamente positiva.

 

Justamente en el SAT! hay un Ciclo Remenuts, especial para el público de 0 a 3 años. ¿Por qué es tan importante educar e introducir las artes escénicas desde las primeras edades?

La capacidad del ser humano de aprender del entorno que le rodea des de sus primeros días de vida es extraordinaria. Por lo tanto las experiencias sensitivas, emotivas, visuales y singulares que pueden ofrecer las propuestas para los más pequeños son absolutamente enriquecedoras para su crecimiento.

 

Muchas seguidoras de Mammaproof nos preguntan cómo introducir a sus hijos al teatro y sobre todo qué espectáculos escoger. Para aquellos que van por primera vez al teatro que les contestarías sobre:

¿Cómo preparamos en casa la salida al teatro?

Les explicamos dónde irán, ¿qué van a ver, etc.? Es mucho mejor que sepan donde les llevamos, pero no es necesario contarles el espectáculo, eso ya lo descubrirán “en directo”. Lo interesante es que los incitemos a que sean observadores y participativos. Ir al teatro no debe convertirse en una experiencia que reprima, si no que emocione, nos libere y nos ayude a mostrarnos tal como somos.

¿Qué hacemos si el niño tiene miedo a la oscuridad de la sala?

Ante todo no debemos forzarle a nada. Debemos evitar las malas experiencias.
El miedo nace del desconocimiento, de la inseguridad, por lo tanto lleguemos antes al teatro, con tiempo, hagamos que  sienta confianza en el espacio y si al apagar las luces llora, saquémoslo fuera, intentemos explicarle que no pasa nada y volvámoslo a intentar. Llegará el día en que ese miedo desaparezca.

¿Y si en medio del espectáculo se nos pone a llorar, a chillar, o nos pide comer algo?

Pues lo mismo que he dicho anteriormente, salir, calmar y volver. Pero si su actitud está motivada por el propio espectáculo o es la respuesta a un estímulo artístico no lo cohibamos, dejémosle que se exprese sin reprimir ni potenciar la actitud.

¿Y si llega el punto que quieren irse? ¿Nos vamos del todo o intentamos volver al cabo de un rato?

No podemos claudicar a la primera. Antes de irnos debemos intentar reconvertir esos miedos o sentimientos en algo positivo. Si nos vamos definitivamente habrá triunfado su rechazo, por lo tanto es mejor estar toda la función en el vestíbulo antes que irse definitivamente. Pero si a nuestro niño no le gusta nada el teatro, no lo forcemos para nada. Podríamos crear un rechazo “crónico”  y eso empeoraría las cosas.

¿Cómo podemos abordar las próximas veces si la experiencia no ha resultado un éxito?

Intentando que sea él quien nos lo pida, quien quiera ir voluntariamente. Busquemos estímulos para que le apetezca y se sienta motivado.

¿Y cómo podemos trabajar en casa el recuerdo de esa primera vez o del propio espectáculo?

Los niños y las niñas tienen una memoria prodigiosa. Posiblemente será él o ella quién nos pida que lo volvamos a recordar si le ha gustado. Y por supuesto buscando paralelismos entre lo que nos pasa diariamente y lo que nos ha contado el espectáculo. ¡O “jugando” a hacer teatro de vez en cuando!

Muchas de estas cuestiones son más preocupaciones de los padres que de los propios niños. Siempre hay el miedo de que tu hijo moleste, los niños son imprevisibles, y por eso a menudo preferimos quedarnos en casa. ¿Qué les dirías a estos padres?

Les diría que escojan un espectáculo y un espacio que les ofrezca garantías de calidad y luego que se atrevan a ir. El código teatral y la actitud en la sala es un hábito y cada cual necesita su tiempo y su manera de aprenderla, por lo tanto les diría que se den algunas oportunidades antes de excluir al teatro. Los beneficios son mucho mayores que los riesgos.

Entre los 4 y los 8 años a los niños les gusta ir al teatro y hacer actividades con sus padres. ¿Pero qué pasa a partir de los 9-10 años o ya en los 14-16 años? ¿Por qué pierden el interés? ¿Hay oferta suficiente y adecuada para ellos?

Yo creo que entre los 10-12 años hay ofertas de espectáculos para ver, pero difícilmente sostenibles  para las salas privadas porque viene poco público. Es absolutamente necesario crear un circuito de teatro para jóvenes con la imprescindible ayuda de las administraciones públicas.

También a partir de los 14-16  años hay muchísimos espectáculos para “adultos” en la cartelera de Barcelona donde poderlos llevar, o potenciarles para que vayan solos con sus amigos, que seguramente se sentirán más a gusto.

Montse i Oscar, gestores del SAT

 

Categories: Cultura y Ocio,Entrevistas

Tags: ,,,,,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies