Escapadas Un viaje a Jordania en grupo y con niños

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!
Paso Junior
 

Era la primera vez que viajábamos a Oriente Medio. Siempre hemos optado por Asia o algún país latinoamericano. Cuando decidí montar mi agencia de viajes, una de las primeras cosas que tuve que hacer, fue viajes de prospección a cada país a que quería organizar rutas. Es mi manera de asegurarme de que ese destino es un buen destino para viajar en familia.

Esta semana santa tenemos previsto un viaje con familias a Jordania, sólo nos queda sitio para 2 familias más ¿te apuntas? Te cuento el plan

¿Por qué viajar a Jordania con Paso Junior?

Miro la seguridad del país, los medios de transporte, los tipos de acomodación que ofrece, si las actividades que se pueden hacer son aptas para distintos rangos de edad, etc.

Jordania con niños

Jordania, considerada la Suiza del Oriente Próximo, fue el primer país en el que hice un viaje de prospección, y Kai tenía 2 meses y medio. Estuvimos 15 días y nos encantó. Descubrí que viajar en Jordania es seguro, inspira tranquilidad y es súper fácil viajar. Esta semana santa, volveremos con un grupo de familias que se han apuntado al viaje que organizamos. Esta vez Kai tiene 3 años y también me acompaña mi hijo Jano de 12 años, el cual tiene unas ganas enormes de conocer este país.

Para nosotros, la mejor manera de aprender es viendo, haciendo, experimentando… y en Jordania aprenden historia de una forma muy divertida. Es un país perfecto para familias con niños. Es abrumador el sentido del valor de la familia en Jordania. Descubrimos que los jordanos adoran a los niños y son universalmente queridos y el centro de la sociedad jordana – muchas parejas tienen cuatro o cinco, y cifras de dos dígitos no es infrecuente. Familias de clase media tienden a disfrutar de “malcriar” a sus hijos, permitiéndoles jugar hasta tarde. Dondequiera que fuimos, la gente nos ofreció ayuda, tienen mucha paciencia con los niños, y se puede ver la alegría en sus ojos.

Exploramos las maravillas de Petra, la cual cumple las fantasías de los niños. Enclaves como este en el mundo se pueden contar con los dedos de una mano. Aquí se filmó Indiana Jones y la última cruzada. Vagamos por el verde norte de Jerash, ciudad romana rival de Petra en cuanto a majestuosidad.

Aprendimos una nueva cultura con las manos a través del curso de cocina y la visita a una ONG que se encarga de que las tradiciones no se pierdan a través de talleres. Pudimos hacer pan, tejer, utilizar henna, y muchas cosas más que nos enseñaron la comunidad local.

Nos dirigimos hacia el desierto del Wadi Rum, uno de los más bellos del mundo con sus rocas rojas y donde desconectamos de todo. Con un beduino exploramos sus rincones, antiguamente habitado por Lawrence de Arabia, nos tiramos por una duna con una tabla de snowboard e hicimos noche bajo las estrellas, para poder contemplar el juego de luces que ofrece la puesta de sol en este lugar. Fue una experiencia inolvidable para todos. Nadamos entre los coloridos peces del Mar Rojo, en Aqaba, donde aprovechamos para relajarnos un poco. Flotamos sin nadar en el Mar Muerto, que debido a su alta salinidad, los cuerpos no se sumergen en él. Otro día fuimos a las termas naturales Hammamat Ma’in, con sus cascadas de aguas templadas, donde hay una pequeña piscina natural. 

Os contamos nuestra ruta de 10 días para que veáis que es posible ¡y os animéis! 

Nuestro itinerario

DÍA 1: España -> Jordania (Amman)

Llegamos al aeropuerto, cogimos un taxi al hotel, Check-in, cambiar dinero y dimos un paseo para tomarle el pulso a la ciudad. 

DÍA 2: Madaba – Jerash

Este día elegimos ir al norte, a la antigua ciudad romana de Jerash. Nos maravillamos con las antiguas ruinas romanas que adornan las laderas. Es uno de los ejemplos más completos de una ciudad romana que existen. Además, puedes ver unas carreras de carros en una arena romana original. A la vuelta, y aprovechando que teníamos coche con conductor, paramos en el Mar Muerto para darnos el famoso chapuzón en este curioso mar en peligro de extinción, el punto más bajo de la tierra, el segundo cuerpo de agua más salado del mundo y, sencillamente, impresionante a la vista. Flotar en el Mar Muerto llevaba en mi lista de deseos un buen tiempo, así que allí que fuimos a cumplir uno más. Hicimos noche en Madaba.

DÍA 3: Madaba – Zikra

Por la mañana fuimos a visitar la cooperativa Zikra Iniciative y donde hicimos distintos talleres para conocer la cultura y la comunidad local. Se pueden hacer cosas como recolectar verduras en sus campos mientras nos comentan sus funciones, caminatas o habilidades rurales. También podemos cocinar el tradicional Galayat Bandora (tomate en una cacerola), hacer un delineador de ojos, coser una borla de sombrero, decorar creativamente a partir de materiales reciclados, crear rosarios con semillas de olivo y mucho más. Todo ello en compañía de gente muy amable en un entorno muy familiar donde los niños se sienten súper a gusto. Nuestra participación además ayuda a la economía local, cosa que nos encanta enseñar a los más pequeños de la casa. ¡Enseñando valores a través de la participación activa! 

DÍA 4: Madaba – Wadi Musa

Llegamos aquí en autobús y por la tarde hicimos un divertido curso de cocina en familia, cosa que siempre enriquece la experiencia de Petra, compartiendo auténtica cocina local en un ambiente informal y familiar trabajando junto a chefs locales para preparar platos que se encuentran en el menú típico de una familia presentando su historia y cultura. Luego completamos nuestra experiencia con una visita al espectáculo nocturno de Petra, una forma mágica de ver parte de la ciudad rocosa a la luz de más de 1,500 velas. Una experiencia incomparable que nos hizo sentir como si formáramos parte de un cuento de hadas. 

DÍA 5: Petra

Petra es la joya del viaje. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y una de las siete maravillas del mundo moderno, Petra es una parada obligatoria para todos los visitantes. No hay lugar en el pequeño país de Jordania que sea más icónico que la antigua ciudad de Petra. Y eso es mucho para un país tantos tesoros naturales e históricos, visitar Petra con niños es una experiencia inolvidable. Contratamos a un guía beduino y un carruaje a la entrada para aprovechar la visita, aprender al máximo y para no cansar a los niños. Quería asegurarme de tener la energía para explorar Petra con un niño pequeño. Así pudimos explorar sin estar agotados. También significa que pudimos subir a los lugares más altos dentro de Petra con niños, como el Monasterio y el Lugar Alto de Sacrificio.

DÍA 6: Petra  

Este día lo destinamos a disfrutar un poquito más de Petra, ya que venir hasta aquí y verlo de forma apresurada es una pena. La tarde la dedicamos a descansar en la piscina del hotel, sin prisas y disfrutando de la agradable temperatura de esta época del año. 

DÍA 7: Wadi Musa – Wadi Rum

Por la mañana nos dirigimos temprano hacia el desierto ubicado en la parte sur de Jordania, el Wadi Rum, otro Patrimonio Mundial de la UNESCO que no quisimos perdernos. Lawrence de Arabia lo describió como vasto, con eco y semejante a un dios. Es una experiencia que llevaremos con nosotros siempre. La falta de sonido del desierto limpia la mente. Hicimos una excursión en 4×4, una caminata en camello y nos tiramos por las dunas en tabla de snowboard. Vimos la puesta de sol y contemplamos las estrellas incluyendo la Vía Láctea. Dormimos en el desierto en uno de los campamentos beduinos.

DÍA 8-9: Aqaba

Llegando al final del viaje, decidimos tomarnos un par de días para descansar en Aquaba, en El Mar Rojo, el cual es uno de los mejores lugares del mundo para bucear. Hicimos una excursión de snorkel a los arrecifes de coral en el Parque Marino de Aqaba, aunque desde la playa se puede nadar hasta los arrecifes de coral. El Golfo de Aqaba alberga 1.000 especies diferentes de peces y 200 tipos diferentes de coral. 2 noches en Aqaba. Por la noche, fuimos a ver la última puesta de sol antes de poner fin a este increíble e inolvidable viaje, ya que al día siguiente teníamos el vuelo de regreso a España. 

DÍA 10: España

Vuelo de regreso a casa ¿Qué te parece nuestra aventura?

Datos prácticos

Alojamiento:

Jordania cuenta con numerosos hoteles de distinto rango. Nosotros priorizamos pequeñas casas de huéspedes que reflejan el carácter de la zona y pequeños hoteles regentados por la gente local elegidos por su relación calidad-precio, ubicación y ambiente, hoteles de 2-3 estrellas o casas familiares. De esta manera ayudamos a pequeñas economías, teniendo mayor contacto con la población local, sus costumbres y aprendemos de su gente.

El alojamiento es siempre limpio, sencillo y family welcome, ofreciendo a los más pequeños espacio donde jugar y correr. El baño algunas veces estaba en la habitación y otras era compartido en el pasillo. También tratamos de buscar experiencias de alojamiento únicas, como dormir bajo las estrellas en el desierto. Una piscina es siempre una gran atracción para los niños, así que tratamos de usar hoteles con piscinas en lo posible. Dependiendo de qué tan lejos de las rutas más turísticas esté, tal vez no hay hoteles con piscinas cerca, pero tratamos de encontrar un lago de agua dulce o playa donde refrescarnos.

Transportes:

No existe el tren en Jordania y solo hay una línea de vuelos domésticos, de Aqaba a Ammán, así que nos movimos casi siempre en transporte público. Llegar a todos los sitios en autobús no siempre es fácil, ya que no salen hasta que están llenos, y a veces toca esperar alguna hora, pero así es como viajan en esta parte del mundo y siempre tratamos de integrarnos al máximo en el país, así es como lo hicimos nosotros la mayoría de las veces. Hubo ocasiones donde optamos por coger un taxi o transporte privado que nos desplazó de una ciudad a otra para evitar que el niño se cansara demasiado y así asegurarnos que todos disfrutáramos del viaje hasta el final.

 También pudimos alquilar una calesa de caballos y burros para movernos por Petra, y nos montamos en camello y 4×4 por el desierto.

A tener en cuenta:

Los buses o minibuses son pequeños con no mucho espacio para las piernas, pero afortunadamente las distancias en Jordania no son muy  largas. No todas las compañías de autobuses cuentan con aire acondicionado (generalmente sí).

Comidas:

En nuestros viajes tratamos de hacer todo de la manera local, y eso significa comer en restaurantes locales. La comida es siempre recién hecha y deliciosa. No siempre hay menús específicos para niños disponibles, por lo que nos gusta cocinar algunos de los platos locales en casa antes de ir o probar restaurantes de comida jordana. Nunca está de más traer algún snack que les guste. Nos alejamos de las grandes cadenas hoteleras o de establecimientos de fast-food internacional. ¡Nos gusta aventura, y esto es la aventura culinaria!

La comida jordana es prácticamente desconocida para nuestros paladares, y desgraciadamente no sabemos lo que nos perdemos. Con influencias libanesas, egipcias y sirias, la cocina jordana ofrece una amplia variedad, desde los Mezze o entrantes, como el Hummus (delicioso puré de garbanzos con tahini) o el Tabouleh (Cus-Cus con tomates y cebollas), acompañado por el delicioso pan para rebañar los platos de pollo (farooj) en sus diferentes variantes, a cada cual más deliciosa, o platos beduinos a base de arroz como el Mansaf, a base de cordero, para acabar con los típicos dulces jordanos, como Konafa, Ataif, Sahlab, o Ma’amoul.

Bebés: La lactancia materna en público es culturalmente aceptable siempre y cuando seas discreta. Llevar una prenda adicional, como un chal, para taparos a ti y al bebé puede ayudar a mantener la curiosidad masculina a raya. 

¿Qué te ha parecido todo lo que te he contado?  Todo lo que he compartido lo he aprendido viajando y te aseguro de que viniendo conmigo tú y tus hijos también os haréis experiencia viajera… pero sin duda lo que más me gusta de viajar con mis hijos con Paso Junior es que ellos pueden compatir con otros niños el viaje. El ambiente de camaradería que se crea entre ellos desde el primer momento ¡No tiene precio!

¡Vente con nosotros esta semana santa! Sólo queda sitio para un par de famiilas más… toda la info aquí

Jordania Semana Santa 2019

Categories: Escapadas,Viajar con niños

Tags: ,,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies