Peluquerías para niñosRaffel Pages de Josep Tarradellas, una pelu para ir con bebés

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

Encontrar un hueco para ir a la peluquería cuando tienes niños muy pequeños suele ser misión imposible. Plantearse llevarlos a la peluquería contigo es una operación de riesgo. ¿O no? En la peluquería Raffel Pagés de Josep Tarradellas, 37, han apostado por convertir esta experiencia en una posibilidad real y fácil y sí, lo han conseguido. Somos testigos de ello mi pequeña de 10 meses y yo.

Con la cita previa acordada no nos hicieron esperar ni un minuto para atendernos. Esto es de agradecer pues sabemos que los bebés y las esperas son incompatibles. Mi objetivo era hacerme un buen corte: pasar de media melena sin gracia alguna a un pelo corto fácil de manejar y que no me diera grandes problemas por la mañana. Un cambio bastante radical, que os aseguro que no hubiera dejado en manos de cualquier profesional, pero las buenas críticas y la recomendación de una buena amiga me dió confianza para entregarme al criterio de Sofía, la encargada del centro.

La experiencia fue muy positiva.

Mi pequeña estaba fascinada con todos los gadgets de la peluquería y entusiasmada cada vez que encendían un secador.

Pero más allá de los materiales propios de la peluquería tenían disponible para ella una panera de los tresors con materiales que despertaron su curiosidad y la tuvieron entretenida un buen rato. Había dos paneras disponibles según la edad y el interés del pequeño: una con objetos variados de madera y telas de colores y otra con juegos de encaje, formas, etc. Esta segunda era ideal para niños algo mayores que la mía, de entre 2 y 3 años.

También pudimos ojear una bonita selección de libros y cuentos muy bien escogidos y para distintas edades. Mi niña disfrutó enormemente con los cuentos que emiten sonidos y con los libros de hoja dura.

Otra detalle que me gustó, aunque nosotras no hicimos uso de ello, es que tenían batas para cortar el pelo a niños más mayores que huían de los típicos y tópicos estereotipos de género.

Colores neutros y con motivos de animales y juguetes. ¡Otro acierto!

Todo el personal se volcó en nosotras y la pequeña se lo pasó en grande. ¿Y yo?

¡Pues encantada! Confieso que no estaba segura que la pequeña aguantara la sesión, y temía tener que marchar corriendo con la niña en brazos y el corte a medio hacer. Nada más lejos de la realidad. Pude estar tranquila y disfrutar de la tarde, con la niña cerca de mi, (¡o sobre mi!) todo el rato. Y el corte… ¡de 10!

A mi niña aún no le ha crecido el pelo como para tener que cortárselo pero sin duda, cuando nos toque sesión de pelu iremos a parar a Raffel Pagés de Josep Tarradellas- 37. ¡Un aplauso para todos aquellos negocios locales que se proponen (y consiguen) facilitar la vida a las familias!

 

Categories: Peluquerías para niños

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies