Crianza y Salud Visitar Barcelona con niños: los mejores puntos de apoyo

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

Stroll_Around

Para todos aquellos que no sois de Barcelona y os gustaría visitar la ciudad en familia, os hemos preparado una mini guía de los puntos de apoyo cerca de los lugares más turísticos y también algunos secretos de residente para un viaje a Barcelona con niños inolvidable para todos.

Los que sois de la ciudad os podéis apuntar a un día de turisteo o la podéis guardar para cuando vengan de visita amigos y conocidos. Ah! y ya nos diréis qué os parece o si echáis algo de menos. Mammaproof es ante todo, una web colaborativa!

La guía está dividida un poco por zonas y por planes. Cada uno os puede tomar un día o una tarde, depende de lo rápido que queráis ir o os dejen ir vuestras pequeñas personitas. No pretendemos que sea una guía turística al uso, sino que la intención es ayudaros a encontrar lugares de apoyo para ir con los niños cercanos a los lugares más turísticos de la ciudad.

Visita al parque Güell y al barrio de Gracia

El parque Güell es una de las obras más famosas de Gaudí y es digno de ver. A la vez, es un parque, así que a los niños les encantará. Si camináis hasta arriba de todo y si el día lo permite, desde les tres creus, podréis disfrutar de unas magníficas vistas de Barcelona. Desde hace un tiempo, hay que pagar para entrar en la zona monumental. Es recomendable reservar online ya que suele estar lleno y seguramente os tendréis que esperar fuera un buen rato. En la web oficial del parque Güell encontraréis todos los detalles.

Andando o en autobús podéis bajar (dirección mar) hasta el barrio de Gracia, un barrio de vecinos muy familiar y auténtico. No es demasiado turístico (aunque cada vez más) y paseando por sus calles tranquilamente podréis descubrir muchas tiendas y lugares interesantes. En Gracia se hace mucha vida en las plazas. Mis favoritas son la plaza de la Virreina y la plaza Vil·la de Gràcia (donde está el Ayuntamiento). Si visitáis la ciudad en agosto, les festes de Gracia son visita obligada. Aunque cada vez más masificadas, no os podéis perder la decoración de sus calles y la vidilla en las plazas.

plaza virreina

Desde la plaza Virreina y bajando por la calle Torrijos está Mamás café, un buen lugar para parar a comer. Para merendar, no dejéis de visitar la Nena. Un lugar especial, con ricas tartas y chocolates caseros.

 El Paseo de Gracia y el Raval

Empezamos la ruta desde la confluencia de Paseo de Gracia con la avenida Diagonal. Allí se encuentran los jardines del Palau Robert, donde está la oficina de turismo. Podéis pedir un mapa y miraros vuestra ruta tomando algo en el bonito café del Gallery mientras los niños corretean por los jardines.

Cafe_Gallery_entrada

El Paseo de Gracia era la vía principal para llegar al barrio de Gracia (independiente hasta 1897) y durante muchos años fue el lugar de ocio de la aristocracia Catalana, con teatros, jardines, salas de baile… Fue en este paseo donde muchos arquitectos modernistas edificaron casas singulares, como la Pedrera o la Casa Batlló, ambos edificios también de Gaudí.

Igualmente interesante es la gaudiniana Casa Calvet, reconocible por su preciosa fachada modernista en el nº 48 de la calle Caspe.

El Paseo de Gracia acaba en plaza Catalunya, “el centro” de la ciudad. Si bajáis un poco por la Rambla y a mano derecha encontraréis el barrio del Raval. Calles estrechas y con encanto por las que pasear sin rumbo.

Algunos lugares a destacar para ir con niños:

– Buenas Migas: un buen lugar para comer. Pasta, ensaladas, quiches… de proximidad y saludable. Para ir en plan rápido.

– Tapas en la terraza del Kasparo: en la plaza Vicenç Martorell podéis descansar y tomar unas ricas tapas mientras los niños juegan en el parque infantil justo enfrente de la terraza.

– El bar del CCCB es un buen lugar para comer si habéis ido por la zona a visitar los museos. Tienen tronas y un gran espacio abierto para que los niños corran después de comer sin que los perdamos de vista.

No os podéis perder una visita al mercado de la Boquería, a los niños también les gustará. Y si ya son mayores podéis incluso comer allí.

La Rambla, el barrio Gótico y el Born

Desde plaza Catalunya, bajando por la Rambla a mano izquierda entraréis en el barrio Gótico. Es bonito pasear sin rumbo por sus calles, sin perderse sus principales puntos turísticos. Si queréis merendar un chocolate con churros, en la calle Petritxol hay dos lugares históricos a los que, aunque no son muy aptos para bebés y carritos, muchos barceloneses hemos ido de pequeños. La Catedral, la plaza Sant Jaume, la plaza Real… a cada paso encontraréis calles y edificios con historia. También es un buen lugar para pasear tomando un helado, seguro que los niños lo agradecen. En el barrio Gótico se encuentran algunas de nuestras heladerías artesanales favoritas de la ciudad.

Para comer con niños están bien el restaurante Attic (en la Rambla) y el restaurante Rossini (en la plaza Real). Y si queréis tomaros un respiro, los jardines de la casa de Ignacio Puig son un lugar tranquilo para retomar fuerzas.

El barrio del Born también os gustará. Restaurantes y tiendas de moda más alternativas están allí y tiene mucha vida nocturna. La iglesia de Santa Maria del Mar es preciosa y en la calle Montcada se encuentra el museo Picasso. No es para ir con niños, pero una tapa en el Xampanyet es un clásico en el Born.

También podéis comer algo en el bar del convent de Sant Agustí, un bar en el interior de un bonito claustro que es ideal para ir con niños.

bar del convent

Al lado del Born está el parque de la Ciutadella. Podéis ir a pasar una tarde, comer de picnic o merendar. Tiene una ludoteca ambiental muy chula, un lago donde podéis alquilar unas barquitas, una glorieta, una estatua de un mamut a tamaño real y mucha gente haciendo pompas de jabón. Diversión asegurada.

Sagrada Familia y Hospital de Sant Pau

La Sagrada Familia está en todas las guías turísticas, pero el hospital de Sant Pau siempre pasa muy desapercibido. Este año han acabado su renovación y vale la pena acercarse. Para pasear o tomar algo, en la avenida Gaudí encontraréis la gaudí Bakery y el forn de pa Puiggròs, los dos muy recomendables. Al lado de la Sagrada Familia hay dos parques grandes donde los niños pueden jugar después de la visita.

gaudi_petitsretrats_lbrufau

La Barceloneta y el frente Marítimo

El barrio marítimo más histórico también vale la pena. Si queréis pecadito, marisco… en la Barceloneta hay un montón de lugares. A nosotros nos gusta mucho el Sal café (tenemos pendiente publicar su recomendación!). Se encuentra en el paseo marítimo de la Barceloneta, pero a pie de playa. Es ideal para comer en su terraza y que los niños puedan jugar luego en la arena.

martin_villoro_paella

Desde allí podéis pasear por el frente marítimo o alquilar unas bicis y hacerlo en bicicleta. Pasaréis por el puerto olímpico y las playas del Bogatell. Allí está el xiringuito Escribà donde cocinan de las mejores paellas de la ciudad. Tienen tronas y la cocina abierta donde los niños pueden ver a los cocineros en acción. Traeros algunos colores y una libretita, que siempre va bien para amenizar la espera. Es recomendable reservar, sobre todo si no váis en horario infantil.

Un poco más allá, delante de la playa de la Mar Bella, está el Poblenou, un barrio de vecinos que cada vez está más de moda. Y no me extraña, porque en Poblenou se vive muy bien! Os recomiendo pasear por su Rambla y tomar una horchata en el Tío Ché. La calle Marià Aguiló es peatonal y llena de lugares interesantes, sobre todo si váis con niños. Para comer, podéis hacerlo en el café Ideal. O comprar unos bocadillos y llevarlos a la playa. 

 La montaña de Montjuïc

Una montaña con muchas actividades para hacer con niños pero que hay que recorrer en transporte público o coche. Desde plaza España (llega el metro) se puede andar y ver el palacio de Montjuïc, llegar a Caixa Forum y por la noche ir a ver el espectáculo de luces de la font màgica de Montjuïc. Fuimos no hace mucho y, aunque estaba lleno de gente, encontramos nuestro lugar y a los niños les encantó. Un clásico turístico de las noches de verano de Barcelona.

Fonts de Montjuic

Desde la estación de metro de Paral·lel se puede subir en funicular y visitar los jardines del teatro Grec y la fundació Joan Miró.

Otra de las atracciones que sin duda gustará a toda la familia es el teleférico de Montjuic. Tiene tres paradas: miramar, parc de Montjuïc y castell de Montjuïc. En esta última podréis disfrutar de las maravillosas vistas desde el castillo, el chiringuito y los toboganes big size (¡un hit entre los más pequeños!).

Si vienes a Barcelona y necesitas una cuna, un cochecito o una silla para el coche te proponemos el servicio de alquiler de material infantil de StrollAround. Es un servicio flexible, por días, semanas o meses. El proceso se hace vía internet y es muy sencillo de usar: StrollAround además te lleva el material alquilado al destino dentro de Barcelona o al aeropuerto sin coste de entrega.

 

Stroll_Around

Categorías: Crianza y Salud,Escapadas,Viajar con niños

Etíquetas: ,,,,,,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies