Dónde comerDéjate mimar por el aire provenzal de la terraza del Isabella’s

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

Qué grata sorpresa la de acudir a un restaurante de moda de la ciudad para matar el gusanillo y encontrarse de repente con un ambiente menos formal de lo esperado, un público de lo más variopinto, decoración acogedora, servicio amable, muy buena comida, una excelente relación calidad-precio y nada más y nada menos que tres cochecitos de bebé!!! No está nada mal para un miércoles, verdad?

Tres cochecitos de bebé con sus respectivas madres, padres y amigos, mezclados entre elegantes señoras , jóvenes (y no tan jóvenes) ejecutivos de la zona, curiosos gastronómicos atraídos por el éxito del lugar, agentes mammaproof buscando inspiración 😉 En fin, gente para todos los gustos!

Aunque mi conocimiento gastronómico de su carta tan sólo se reduce a los platos que degustamos mi marido y yo en la única ocasión que comimos en este restaurante, me atrevo a recomendaros el humus de berenjenas, sésamo y parmesano y la tagliata de ternera con parmesano (pincelada con tomillo que se quema al momento y se mezcla con una vinagreta de balsámico y aceite de oliva, dejando la carne con un aroma y sabor riquísimos).

Salimos a 32€ por persona, comiendo con cerveza y sin postres. Quizás valga más la pena probar el menú degustación de 38€ que incluye tres aperitivos, entrante, carne, postre, vino de la casa y café. También hay la opción de elegir una de sus pizzas para comidas o cenas más rápidas y económicas.

Un pequeño inconveniente que suele acompañar a la expresión “restaurante de moda”: la reserva anticipada resulta imprescindible (aunque los que salimos con cochecito de bebé ya estamos acostumbrados a tener que hacerla). Además, el lavabo no dispone de cambiador, aunque es suficientemente espacioso al estar adaptado para discapacitados.

En compensación, en su carta indican que los pica-picas y entrantes pueden ser servidos a cualquier hora, lo que puede resultar en un planazo de primavera para los que viven en la zona: un aperitivo en la encantadora terraza de un restaurante donde, según sus propietarios, “no hay horarios marcados, ni dobles turnos, ni prisas, sino un espacio donde poder conversar y disfrutar. Uno de esos locales que invita a la sobremesa y charla distendida”. Pues qué bien! Justo lo que andaba buscando para recomendaros!

Categories: Dónde comer,Restaurantes,Tomar algo

Tags: ,,

¡Comenta!

  1. Me encanta el sitio, la deco y la comida es normal… pero ¿no es muy pijo? no hay nadie de la Diagonal para abajo… esa es mi impresión…. Ahora si son amables con la gente con niños… un sitio más para ir!! yo solo he ido con amigos.

    Reply
  2. Sarah

    Hola Marie!

    Es verdad que la gran mayoría del público de Isabella’s, al menos a la hora de comer que fue cuando estuvimos, son personas que viven o trabajan cerca del restaurante, es decir, en la zona alta de Barcelona. Pero en Mammaproof no queremos limitarnos a ninguna zona o tipo de clientela. Lo más importante es que el servicio sí fue bastante amable con nosotros. Anímate a comprobarlo!

    Reply
  3. Hola chicas,

    Aún no soy mama, pero sigo atentamente el blog (necesito entrenar ya!). Aprovechando el comentario de Marie, quisiera saber si habéis pensado en crear símbolos que indiquen el valor de la carta del establecimiento (por ejemplo $, $$, $$$), como lo hacen muchos guías. Así no habrían sorpresas para el bolsillo, sobretodo en época de crisis! Una abraçada y enhorabuena por la iniciativa!

    Reply
  4. SaraH

    Hola Amanda!

    Muy buena idea!!! Siempre intentamos poner esa información en el texto pero la verdad es que los símbolos dejarán nuestra web más útil y fácil de utilizar! Tomamos nota. Gracias por la sugerencia 🙂

    Reply
  5. El pasado sábado (23 febrero 2013) fuimos a cenar un grupo de 20 amigas. Cuando hicimos la reserva solicitamos la zona privada para no molestar a nadie. También solicitamos una mesa larga para poder cenar todas juntas. La dirección del restaurante confirmó ambas peticiones pero no cumplieron con lo pactado: nos pusieron en dos mesas separadas y en la misma zona había otra mesa con una familia.
    Los camareros nos dieron un trato despreciable, solo porque les comentamos que aquello no era lo pactado.
    Cuando nos sirvieron el café, nos dijeron que no querían servirnos copa de cava, ni nada más.
    Nos marchamos con sensación de haber sido tratadas como “apestadas”.
    Y os puedo asegurar que somos un grupo de chicas educadas, tranquilas y que no hicimos ningún tipo de escándalo.
    Moraleja: en el Isabellas no puedes decir que algo no te gusta, porque te trataran toda la noche como perros.

    Reply

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 4 =

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies