De fin de semana Un fin de semana en Banyoles, al estilo Familia Intrépida

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

¿Qué sentís cuando aprendéis una palabra nueva? Particularmente es una experiencia íntima indescriptible que se añade a la cadena continua de aprendizaje en la que vivimos. En el último fin de semana de Familia Intrépida en Banyoles hemos descubierto una de única de esta región, el travertino. El travertino vive en los cimientos de esta ciudad catalana y se desprende en cada rincón. Llegamos el viernes, bajo un cielo amenazador, en el albergue de la ciudad. Está situado estratégicamente a pocos metros de la Plaza Mayor una joya urbanística que hace la función de la villa. Nos acomodamos en las habitaciones, cenamos y descansamos para ¡encarar el fin de semana con energía!
Este fin de semana está pensado para hacer a pie. Nada más salir decididos a descubrir la sabia que da vida la ciudad, el lago. Es el lago natural más grande de Cataluña, mide más de 2.000 metros y tiene espacios con una profundidad de hasta 62 metros… ¿será en este punto donde se esconde el famoso monstruo?

llac-banyoles-nens
Para conocer sus secretos, nos esperan en la Escola de Natura de la localidad, muy cerca del lago. Allí descubrimos la leyenda de Morgat, como la lluvia nutre el lago, su creación, y también vemos a través del microscopio algunos de sus minúsculos habitantes. Y, sobre todo, nos explican qué es y qué significa el travertino. Se trata de una piedra viva, que crece por la acumulación de la cal del agua y que ha sido la fuente de construcciones de la propia ciudad y sus alrededores. Una piedra que crece, crece y nutre el territorio. Después, al pasear por Banyoles, uno se da cuenta que ha alimentado y alimenta toda la ciudad: las casas, el suelo.

Banyoles
Con la lección bien aprendida, nos vamos a cazar bichitos al lago. En menos de diez minutos ya hemos visto más fauna de la que podemos recordar. Perseguimos desde la distancia una familia de patitos, nos encantamos buscando hormigas y cazando pequeños insectos con las herramientas que nos han prestado en la Escola de Natura. El paseo es precioso y los caminos entorno al lago desprenden vida. El lago en sí mismo también. La gente se da un baño, toma alguna cosa, hace kayak… las actividades se multiplican.

IMG_5479
Volvemos al albergue a comer y la lluvia hace acto de presencia.¡Ningún problema! Los arcos de la Plaza Mayor nos dan cobijo y la conversación con las otras familias del fin de semana y los juegos de plaza nos ocupan la tarde… Cuando para un poquito, jugamos a hacer correr barquitos por los pequeños canales que nutren la ciudad, los “recs”. En las últimas décadas se han ido recuperando. Todos ellos empiezan/acaban en el lago y dan vida a muchos rincones de la ciudad. Con tanta novedad, se nos pasa la hora para visitar el Museu Darder. ¡Ya tenemos excusa para volver! Después de cenar, contamos historias y legendas de Banyoles gracias a una chica de la Escola de Natura. ¡Qué alivio saber que el famoso monstruo de Banyoles es vegetariano!

regs-banyoles
Al día siguiente, la lluvia ha desaparecido y nos permite recorrer la ciudad gracias a un juego que sigue y resigue los “recs”. Y una vez hemos conseguido todas las respuestas, que no desvelaremos por si os animáis a convertiros en una familia intrépida, nos espera la guindilla del fin de semana. Ver el lago de Banyoles desde otra perspectiva, a bordo de La Tirona.

reg-banyoles

La vuelta, de una hora aproximadamente, da algunas pistas sobre la arquitectura que bordea el lago, curiosidades y una perspectiva única. Los críos se lo pasan pipa saludando, avistando aves y bañistas, subiendo y bajando de la cubierta. El sol aprieta pero la brisa hace el paseo corto y cuando volvemos casi nos animamos a alquilar alguna de las barquitas pequeñitas que reposan al lado de La Tirona… pero con tantas emociones ya acumuladas lo dejamos para otro día.

IMG_5659
Nos vamos con la sensación que un fin de semana en Banyoles se nos ha hecho corto. No tendremos más remedio que visitarlo de nuevo. Y vosotros, ¿os animáis?

Categories: De fin de semana,Escapadas

Tags: ,,,,,

¡Comenta!

  1. Por supuesto que volveremos a Banyoles!!! Nos quedan muchas cosas pendientes “El bosc de les Estunes” conocer la “llúdriga” y sobretodo darnos un bañito al lago!!!!!!

    Reply

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies