EscapadasSant Cugat del Vallès, 5 rutas para conocer sus calles, su historia, su cultura y su naturaleza.

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

Sant Cugat del Vallès es un municipio privilegiado: rodeado por el Parque natural de Collserola, con el Monasterio más poderoso del Condado de Barcelona, encuentras cultura por doquier, innumerables parques y zonas verdes entre sus calles, Mercantic, una pequeña villa vintage referente en Europa para los amantes del coleccionismo y la decoración. Y, además, a tan solo 20 minutos de Barcelona. Con una inmejorable comunicación teniendo la AP7, la C16, Renfe y los Ferrocarrils Generals de la Generalitat como medios para llegar.

Un lugar perfecto donde perderse, sea tu ciudad de residencia o no.

Y, ¡te contamos por qué!

Nosotros destinamos un sábado a hacer de turistas en nuestro municipio de residencia y, fue una experiencia que ¡me encantó! Ya que, fuimos dejándonos sorprender por cada rincón y cada historia que íbamos descubriendo y conociendo.

Y es que no hay nada como cambiar la mirada de lo que conocemos, darle la vuelta y/o exprimir aquello que nos rodea. Así que, fue un día perfecto en familia al lado de casa.

Rutas para familias exploradoras

Desde la Oficina de Turismo de Sant Cugat del Vallès, en la Plaça Octavià, 10, han ideado unas rutas para familias exploradoras para conocer el municipio. Se trata de 5 rutas, sumando 15 km de diversión y proporcionando 17 actividades.

En la Oficina de Turismo os proporcionarán todo aquello que necesitáis las familias exploradoras que realizaréis las rutas: mapa, prismáticos, información de los museos de la ciudad, lápiz y cuaderno de actividades.

Las rutas están agrupadas según su temática o características comunes. Y son estas:

Ruta Naranja – Los Museos: Nada como empaparte de la cultura y la historia que ofrece este municipio vallesano a través del Museu del Monestir, la Casa-Museu Cal Gerrer, el Museu Celler Modernista, el Museu Grau Garriga y, el Museu del Còmic (el único museo del cómic en España).

Ruta Roja – El Modernismo: Conocer el modernismo de la ciudad pasando por el Mercat Vell, el Museu Celler Modernista y, por la Casa Armet.

Ruta Violeta – Viaje al Pasado: Realizar un viaje al pasado per los puntos emblemáticos como el Museu del Monestir, la Casa-Museu Cal Gerrer, las ‘voltes’ de la calle Major, el Mercat Vell, el Pont de Can Vernet y, el Mercantic (el mercado permanente y de referencia de anticuarios y ‘brocanters’).

Ruta Turquesa – Los espacios verdes: Zonas verdes para cualquier momento del año con los jardínes del Monestir, el Parc de Can Vernet, el Parc Turó Can Mates, el Parc Ramons Barnils, el Parc Arboretum, el Pi d’en Xandri, el Parc Pollancreda y, el Parc Torrent Ferrusons.

Ruta Azul – La Maratón: Pero, si os interesa todo (¡que no es de extrañar!), animaros a hacer una superruta agrupándolas todas, ¡todas en una! Conociendo los espacios más interesantes y significativos.

En nuestro día de rutas, iniciamos la jornada con la Ruta Naranja -Ruta de los Museos-, y más concretamente, empezamos por el Museu del Monestir. Porque ya estábamos en la Plaza Octavià, la edificación es espectacular y contiene mucha historia, arquitectura y cultura. Y, sin obviar que, es el símbolo del municipio.

Antes, pero, cargamos pilas con un cafè en la Plaza Augusta, tocando a la Plaza Octavià, donde desde la mesa en la terraza, podíamos ver a los peques jugar en el pequeño parque que hay en la misma plaza.

El Museo del Monestir

Dispone de una app para familias para aprender sobre cómo vivían los monjes y conocer el Claustro de una forma divertida en forma de juego, hay que pedirlo en la recepción del Museu antes de entrar.

Te entregan un mapa en el que se indican los puntos del claustro y del museo donde puedes encontrar códigos QR, con los cuáles os explicarán la historia y la arquitectura de forma amena y didáctica. Así, cada familia determina el ritmo de la visita a medida que aprende.

El claustro románico es una maravilla, data del del siglo XII-XIII, y al pasearte puedes apreciar como mantienen su perfecta edificación original, rodeado por 144 capiteles diseñados por Arnau Cadell. Así que una vez allí, ¡toca contarlos! Son una auténtica joya del románico catalán. La luz que entra en el patio interior hace resaltar los arcos, las ventanas, el verde brillante del césped, el agua de la fuente-lavamanos en el centro…

La verdad, es que invita a relajarse. Los peques iban por el claustro recorriéndolo, fueron directos a la fuente del patio y les llamó mucho la atención los motivos de los capiteles.

El museo tiene acceso adaptado sin barreras arquitectónica y la entrada es gratuita.

A continuación, tras el claustro ¡no os perdáis la iglesia del Monasterio!

La iglesia está formada por 3 naves con su ábside correspondientes y fue construida entre los siglos XII y XIV. Se inició como estilo románico pero, acabó sumado estilo gótico. Una vez dentro puedes admirar el vitral (¡que resulta tan icónico de la ciudad!). Así como, también, obras de arte como sepulcros, retablos, altares y objetos de alfabrería.

El Monasterio de Sant Cugat del Vallès es una obra del románico referente en Europa y, el más poderoso del Condado de Barcelona. Solo de pensar que podemos pasar cada día por delante, lo encuentro fascinante. La Plaza Octavià es una plaza peatonal, amplia y con mucho ambiente. Siempre se ven familias, jóvenes, mayores y, los niños y niñas recorriendo de lado a lado el espacio.

Al salir, nos dirigimos a por nuestro segundo museo, y está vez haciendo un gran salto de registro: fuimos de cabeza al Museo del Cómic.

El Museo del Cómic

Una vez ya enfrente del Museo del Cómic nos llamó la atención el edificio con sus colores en la fachada presidiendo la plaza Pep Ventura.

Éste es el primer museo del cómic en España que se dedica al cómic en sí, y a la ilustración. El 99% de la exposición es de publicación nacional, aunque también, cuentan con material de Tintín, Mafalda y, Astérix y Obélix…

El edificio cuenta con tres plantas y recorre la historia del cómic, recopilando según su fecha de publicación y exponiéndola por décadas: años 20, 30, 50, 60, 80 y hasta la actualidad. Un sinfín de cómics, tiras, ilustraciones… De las cuales, más de 2.000 pertenecen a obra original! Está muy bien expuesto y puedes pasar horas leyendo tiras.

Lo que más nos gustó fue que en cada rincón del museo hay cómics para leer junto a asientos para que los pequeños lectores tengan su espacio de lectura y lograr una inmersión total. Me parece una idea genial para fomentar el amor a la lectura y haciéndolo totalmente en el ambiente y el espacio. Actualmente tienen la exposición temporal sobre Pulgarcito; fans de Pulgarcito, esta es vuestra exposición.

Además, hay ascensor y servicios en cada una de las plantas.

Al salir del museo del cómic y con el sol que hacía, nada mejor que irnos al parque de Can Vernet dentro de la Ruta Turquesa -Los Espacios Verdes-, a tan sólo 5 minutos a pie del museo!

En Sant Cugat del Vallès hay muchos parques para que peques y no peques podamos correr y jugar. Los parques cuentan con zonas de juego infantil (trenes de madera, toboganes, columpios…) y con espacios abiertos para jugar a pelota, correr, practicar con la bicicleta o hacer volar cometas. El parque de Can Vernet forma parte de la Ruta Turquesa: parques urbanos para descubrir la fauna escondida. Así que la misión que tenéis es encontrar la fauna escondida. Y, para acabar de abrir el apetito después de la mañana de ruta, podéis seguir por los Jardines del Monasterio, que están a escasos minutos a pie y que os conducirán de nuevo al centro de la plaza.

El descubrimiento, el aprendizaje, el juego… Seguro que os abre el apetito, así que, nada mejor que un buen restaurante.

A tocar de la Plaza Octavià está la calle Plana del Hospital, donde encontraréis el restaurante Matilda, Plana del Hospital, 7.

El restaurante Matilda fue una antigua iglesia de la que se conserva la estructura y las “voltes”, la cuáles llegan a tener hasta ¡12 metros de altura!. Una vez entras, mucho me temo que no será una iglesia como imaginas, si no que el espacio combina elementos modernistas para crear un ambiente elegante y acogedor. El restaurante tiene salas a dos niveles, planta baja (a nivel de la calle) y un piso superior abierto que se ve al entrar.

Los servicios están en la planta baja y cuentan con cambiador. Además, para los peques tienen trona y menú infantil. Y para los no peques un amplio abanico de platos y con opciones vegetarianas.

Pero si además por algo es conocido el restaurante Matilda es porque tiene su propia brewery. Punto para los y las amantes de la cerveza handmade.

Al acabar, todavía nos quedaba mucha tarde y muchos planes por delante!

Festival Petits Camaleons

Seguimos recorriendo la Ruta Turquesa dirigiéndonos hacia el Parque del Arboretum. Justo, detrás del Teatre Auditori y la biblioteca Gabriel Ferrater. El Parque del Arboterum ofrece una gran explanada que permite, no solo un gran juego al aire libre para niñas, niños, e incluso, perros. Si no que a su vez, se convierte en el eje principal de espectáculos y acontecimientos, como por ejemplo, ser punto de llegada para Sus Majestades los Reyes de Oriente o, tal como fue nuestro caso, ser el punto central del Festival Petits Camaleons, el cuál tuvo lugar a primeros de octubre.

Es sin duda el festival de música para familias que tienen ganas de bailar, cantar y disfrutar. Un festival con los grupos del momento actuando en un formato acorde a la edad y necesidad del público: conciertos más cortos, donde se permite poder entrar y salir durante la actuación, volumen algo más bajo, y stands que rodean la carpa-circo con pequeños comercios locales de atención a la crianza.

Este 2021 era el décimo aniversario del festival y la organización preparó un festival de 10 días con actuaciones en diferentes puntos de la ciudad (Celler Modernista, Teatre Auditori, Carpa en el Parque Arboretum, etc). Nosotros no queríamos perdernos nada y, entre otros conciertos, el mismo sábado rematamos el día con la asistencia a los conciertos de Reggae per Xics y Xiula. Y tengo que confesar, que yo lo disfruté como la que más!

Sin duda, ¡qué experiencia vivir la ciudad con tanta intensidad!

Categories: De fin de semana,En familia,Escapadas

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 2 =

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies