Educación InfantilEscola Bressol Petits Paupí, una escuela bilingüe en Sarrià

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!
Escola Bressol Petits Paupí
 

La Escola Bressol Petits Paupí, es una escuela bilingüe situada en el barrio de Sarrià. Al lado de su mercado y de la estación de FGC Reina Elisenda, llegar a ella es facilísimo. Rodeada de muchos colegios de infantil, primaria y secundaria privados y públicos, Petits Paupí apuesta por un buen proyecto educativo para cubrir la etapa de 0 a 3 años de vuestros peques.

Una escuela pequeña, con espacios muy familiares

Petits Paupí, es una escuela creada el curso 95-96, muy familiar y de tamaño muy recogido y acogedor. Se ubica en un local con dos pisos sobrepuestos, al cual se accede directamente desde la calle, y cuando abres la puerta visibilizas todo el centro. Esto le da una transparencia agradable de cara a las familias.

Dispone de tres aulas amplias y con luz natural, adaptadas a los más pequeños.

También dispone de un patio en la parte trasera, amplio y con diferentes espacios de juego al que le van sacando su potencial.

El proyecto educativo de Petits Paupí

La escuela está regentada y dirigida por Laia. Se hizo cargo de esta escuela, en enero de 2020, para así, junto a su otra escuela, “Petits” en L’Eixample, llevar a cabo su proyecto escolar conjuntamente.

Laia es educadora infantil y maestra de educación infantil y primaria con la especialidad de lengua inglesa. Compagina la dirección de sus dos centros, con dar clases en el CFGS de educación infantil. Tiene un MBA y un máster en tratamiento educativo a la diversidad, es guía Montesori, asesora especialista en BLW y tiene un curso sobre Sensibilización delante de la diversidad sexual. Con todo este “curriculum”, sus ambiciones a nivel de proyecto educativo son grandes, y poco a poco lo va consiguiendo.

Petits Paupí, es una escuela bilingüe (catalán-inglés) y tiene unos pilares básicos sobre los que se sustenta. Para empezar, tiene unas ratios más bajas que las que dictan la normativa. Tienen un tope de 6 bebés para dos educadoras, 10 niños y niñas de 1 a 2 años para dos educadoras, y una ratio de 13 niños y niñas para el aula de los más mayores. Es algo a tener muy en cuenta, porque la atención es mucho más individualizada.

Su proyecto de bilingüismo catalán-inglés, es importante, y en cada aula hay dos educadoras, dos referentes, una que habla todo el día en inglés, y la otra en catalán.

Así, se consigue que los niños estén absolutamente familiarizados con las dos lenguas. Su día a día es siempre en los dos idiomas, sus rutinas, sus juegos,…¡Y la verdad es que les funciona muy bien!

El buen entendimiento con las familias es primordial. Crear un clima de confianza, seguridad y transparencia es su mayor objetivo. La adquisición de hábitos y rutinas de los más peques, se consigue a partir de trabajar vivencialmente todas las propuestas, con un medio rico donde experimentar y todo “guiado” por los proyectos que el equipo educativo decide en las reuniones pedagógicas. Y para apoyar todo esto, tienen un par de proyectos a nivel de escuela, muy interesantes, que ahora os voy a contar.

Proyecto ” Escoles+Sostenibles”

Petits Paupí forma parte de la red de escuelas asociadas a este proyecto del ayuntamiento de Barcelona. En el marco del compromiso ciudadano por la sostenibilidad de Barcelona, el objetivo es contribuir a la sostenibilidad desde la educación. Y para participar en este proyecto municipal, en la escuela se llevan a cabo varias acciones. Una muy implementada dese el minuto cero, es el reciclaje y la recogida selectiva de los residuos en todas las aulas. Aparte, en el patio, están creando un huerto urbano que cuidan los peques del aula de 2 años, con materiales reciclados y reusados. Está quedando chulísimo y lo disfrutan mucho.

Pero donde todo coge aún más razón, es con el proyecto de comedor escolar que tienen en Petits Paupí. Comida de proximidad, de calidad, con mucha verdura y fruta fresca cada día, nada de ultraprocesados ni azúcares, y un respeto al momento de comer brutal. El momento “zen” del día es el comedor, la zona relax, sin prisas ni presiones, y con un respeto al ritmo del niño maravilloso. Con lo que cuesta encontrar escuelas donde te apoyen con el BLW, y aquí no hay ninguna pega!

Tienen cocina propia en el otro centro del Eixample, y cada día les envían la comida. Realmente cumplen con creces los requisitos de sostenibilidad del proyecto municipal!

Colaboración mensual estrecha con la biblioteca municipal de Sarrià

Su otro proyecto atractivo y que les da un valor especial, es su colaboración mensual con la biblioteca del barrio, la biblioteca Clarà y su consecuente visita por parte de los peques de 2 y 3 años. Cada mes, se trabaja un proyecto diferente en la escuela, y un día al mes, visitan la biblioteca. Desde la biblioteca, les preparan una maleta viajera con libros relacionados con el proyecto que están trabajando, y son libros para todos los cursos, desde los bebés, pasando por el grupo de 1 a 2 años, y para los mayores. Me contaba Laia, que adrede, les meten libros que en teoría no están relacionados con el tema que están tratando, y que es muy divertido e interesante, como después, los niños debaten si el libro en cuestión, está relacionado o no, y como a veces, aunque parece que no lo está, acaban encontrando una relación y se lo llevan a la escuela. ¡Es una anécdota muy bonita! Potenciar este intercambio, riqueza y entendimiento a través del lenguaje, es un de sus objetivos primordiales.

Cuando llegan a la escuela, colocan los cuentos en una zona común donde pueden acceder todos los niños de la escuela. Y allí, es el centro de interés de su proyecto, donde van colocando materiales, cuentos, dibujos, trabajos,…etc, relacionados con el tema del proyecto en cuestión.

Escuela abierta a los niños y niñas y a sus familias

Cuando Laia cogió las riendas de Petits Paupí, hizo muchos cambios pedagógicos. Pero uno de los más importantes fue, sacar todo lo que coartaba la libertad de las niñas y niños en su día a día en la escuela. Sacó todas las camas con barrotes y las cambió por colchonetas donde tumbarse cuando a cada uno le apetece, no hay hamaquitas (solo un par en la clase de los más pequeños para momentos muy puntuales) y en las sillas y mesas, solo se sientan para comer y para algunas actividades muy precisas.

La libertad de movimiento, libre acceso a su botella de agua y materiales de primera necesidad, como su libertad para ir al baño y ser conscientes des de bien pequeños de cuando tienen pipí o caca, es uno de sus objetivos pedagógicos.

La adaptación no tiene tempos ni límite de tiempo, se adaptan a las peticiones de las familias sin ningún problema. A mi pregunta de ” ¿qué le diríais a una familia que quiere quedarse toda la mañana dentro del aula para hacer así la adaptación?” la respuesta de Laia fue ” pues que participen de las actividades con su hijo o hija propuestas por la educadora dentro del aula, y disfruten”. ¡Nada más que añadir pues!

Las familias en “tiempo no-covid”, tienen libre acceso al centro. Los horarios de la escuela son amplios y realmente adaptables a cada familia y a sus peticiones.

Las charlas para familias que imparte la escuela prácticamente cada mes son gratuitas y abiertas a todas las familias que se quieran apuntar.

Una escuela abierta todo el año

Otro valor añadido que tienen es que en Semana Santa y Navidad, los hermanos mayores de los niños y niñas escolarizados en Petits Paupí, tienen el casal gratuito y solo pagan la comida. Un super plus, ¿verdad? Y una propuesta muy enriquecedora para todos a nivel de experiencias y vivencias de los hermanos y hermanas.

La escuela está abierta todo el año, el curso escolar va de principios de Septiembre a finales de Julio. En Agosto también está abierto, pero este mes funciona como casal y sí que se paga aparte.

¡Actividades mensuales para toda la familia!

Aparte de la escuela de padres y madres, con charlas de todo tipo relacionadas con la educación, alimentación, primeros auxilios,…etc, un sábado al mes, hacen un taller de música.

Un día a la semana también hacen musicoterapia con Aula7, donde las familias se pueden apuntar y asistir a la clase con su hijo o hija. Los mayores, el grupo de 2 a 3 años también hacen natación en el CN Barcelona una mañana a la semana ¡y se lo pasan en grande!

Como ya he comentado, es una escuela que potencia mucho la relación con las familias, muy transparente y con ganas de poco a poco ir mejorando pedagógicamente hablando. Si buscáis una escuela donde sea fácil llegar, abierta a las familias, con un proyecto que día a día va creciendo, siempre con el infante y su familia como centro de atención y de progresión, ésta puede ser vuestra escuela. Laia viene con ganas de crecer, aprender e innovar y esto es muy importante. Adelante y ¡por muchos años más llenos de pequeños y pequeñas llenando de fotos el mural de todos los alumnos que han pasado por la escuela!


Categories: Educación Infantil,Hemos probado,Lugares CFW

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies