Disfrutar de El Festivalot en familia

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

Este año hemos podido disfrutar del Festivalot, un festiva de música dedicado a las familias en la ciudad de Girona. En la presente edición (ya es la cuarta), se han trasladado en el paseo de la Devesa, el gran pulmón de la ciudad donde con el resguardo de sus árboles y con los equipamientos del Auditorio de la ciudad ha sido todo un acierto. Conciertos, juegos, FoodTruckcs, actividades para niños, etc. todo rodeado del maravilloso parque de la Devesa. Teniendo en cuenta la gran cantidad de gente, se trata de un lugar tranquilo y seguro.

El Festivalot nació el 2015 de la mano de Pistatxo Productions, productora del reconocido grupo Els Amics de les Arts, los cuales siendo todos padres, buscaron la fórmula de encajar buena música y familia en el mismo pack.  

La fórmula es muy clara: somos padres y madres, nos encanta la música en directo y de grupos de primer nivel de la escena catalana musical, y no queremos renunciar a poder ir con nuestra tribu y que además los peques sean los primeros en querer ir por todas las actividades que se van a encontrar y porque también hay música dirigida a ellos.

Todo está pensado para no tener que renunciar a ninguna de las dos cosas. El Festivalot este año ha sido los días 2 y 3 de junio con una cartelera de conciertos digna de los mejores festivales en Cataluña con: Blaumut, Cesk Freixas, Els Amics de les Arts DJ vs Jair Domínguez, Mishima, Els Catarres, Manu Guix, Mazoni… y otros grupos que son exclusivamente infantiles; cómo Dàmaris Gelabert, El Pot Petit y otros más. Algunos de los conciertos son de pago, pero otros muchos son gratuitos.

Nosotros pudimos disfrutar del festival el domingo y lo que os explico a continuación es lo que experimentamos. El funcionamiento del festival ambos días era el mismo; una vez llegas al espacio, en el Punto de Información, las familias que tienen entrada de pago para alguno de los conciertos o varios pueden pedir las pulseras para los pequeños, donde puedes escribir el nombre del peque y el teléfono de los padres (¡nunca se sabe!). Estas pulseras, además les da acceso a la Sala de Luz, un genial espacio en el Auditori de Girona, más adelante explico detalles al respecto.

Juntamente con la pulsera también dan una mochila del festival a cada uno, donde dentro hay obsequios de los patrocinadores del Festival y, ¡los peques encantados con los regalitos!

En nuestro caso, el mayor estuvo un rato jugando con el álbum de cromos y actividades mientras hacíamos un café y desayunamos en la zona de FoodTrucks. La organización del Festival en general es muy buena; gente muy atenta, con ganas de ayudar y sobretodo con muchos pequeños detalles enfocados a las familias, por ejemplo: muchos cambiadores, salas de lactancia y una sala de silencio.

Una vez ya situados, identificados y con la mochila, fuimos a desayunar un poco y un buen café en la zona de FoodTrucks (¡llegamos muy temprano para aprovechar la mañana!) y de seguida hacia el primer concierto en la sala grande del Auditori.

El primer concierto que presenciamos fue el de Els Catarres (hicieron un pase a primera hora y a mediodía). Entramos a la sala y nos ubicamos en primera fila y ¡listos para empezar el show! Como no podía ser de otra manera, y esta es la gracia del Festivalot, en las primeras filas, en las escaleras, en los pasillos, etc. de seguida vimos peques que se entregaban en cuerpo y alma al ritmo de la música y empezaron a bailar y cantar como los mayores fans del grupo. Un muy buen concierto donde tuvieron al público en el bolsillo desde el primer momento, padres y peques, una experiencia muy gratificante. Una hora aproximadamente de concierto, cantando y participando muchísimo todo el publico. ¡Disfrutamos mucho!

Una vez finalizado el concierto, salimos a jugar un rato con los juegos de Toc de Fusta donde había muchas estaciones de juegos repartidos por todo el espacio. La gente de Toc de Fusta a diferencia de otros juegos tradicionales de madera que hemos podido ver, se caracterizan por estar decorados con alguna temática en concreto y los aparatos (de grande y pequeño tamaño) siempre tiene el juego en ambas partes; por una parte, el mecanismo que lo hace funcionar y por la otra banda el decorado (a menudo con animales como motivo principal) que se va moviendo a la vez. Muy recomendable.

Hacia mediodía, nos dirigimos a la Sala Cambra del Auditori, una sala más recogida, para presenciar el concierto de Mishima (ellos también hicieron un pase a primera hora y el de mediodía).

Como siempre con Mishima; una actuación musical fantástica con unas adaptaciones de las canciones pensados para los directos que para los seguidores de siempre del grupo hizo nuestras delicias.

El concierto ha durado una hora aproximadamente y en este caso hemos sido más los padres los seguidores; se nota que este es un grupo de otra generación. Aun así, ¡nuestros peques han conectado a la primera! Aquí mi influencia de escuchar de fondo al grupo en el coche o en casa les debe haber ayudado a reconocer la música.

Acabado el concierto, hemos decidido ir a comer a las FoodTrucks, ¡las cuales ya echaban humo! No había muchas, pero sí entre ellas cierta variedad, lo cual te permitía completar tu menú con una y otra. El entorno vale la pena (aun y las lluvias del domingo), así que a ¡escoger la comida e ir a comer a cualquier rincón o a las mesas preparadas para degustar la comida!

Finalmente, y como última actividad nuestra, fue la sala de luces; un espacio dentro del Auditori donde los pequeños han quedado sorprendidos con el juego de luces. Un espacio con muy poca luz, música ambiental y diferentes luminarias para jugar, experimentar y descubrir. Especialmente muy recomendable la primera e última sala (el espacio tenía tres salas para descubrir). En la primera podías jugar con piezas móviles y enfocar la imagen de luz en las paredes y sábanas tendidas del techo. En la última, interactuar con adhesivos y con el juego de luces, donde los pequeños (especialmente el grande) ¡se lo han pasado teta! El mayor ha aprovechado para escribir su nombre con los adhesivos.

Y hasta aquí nuestra experiencia en el Festivalot 2018, un festival ya consolidad en tierras Gironines y con un claro enfoque de música de primer nivel para poder disfrutar pequeños y grandes. ¡Un festival para repetir cada año sin lugar a duda!

Categories: Festivales y Ferias

Tags: ,,,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 1 =

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies