Ciudades Family Welcome Cómo tratar los atentados en la escuela: Una visión desde la docencia

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

Tras los atentados de París, a Mammaproof llegó un mensaje de una madre de un niño de seis años. Su marido viaja a la capital francesa cada semana por motivos laborales y allí tienen amigos y familiares. El pequeño, tras los terribles acontecimientos, empezó a preguntar y a mostrar miedo por lo sucedido. Su madre se convirtió entonces en un mar de dudas. ¿Cómo tratar con un niño de seis años un suceso tan dramático? ¿Cómo hacerlo desde una cierta tranquilidad? Nos hemos propuesto dar respuesta a sus inquietudes, que son las de muchos otros padres, desde tres puntos de vista (docente, psicológico y periodístico). Arrancamos esta serie de artículos por la escuela. Gracias a los profesionales que han aceptado ser entrevistados y compartir su experiencia. Anímate tú también, ya seas padre o educador a compartir la tuya. Entre todos ¡Creamos conocimiento!

01_dossier_escuelas

A diferencia de lo que sucedió en España tras los atentados del 11 de marzo de 2004, el Ministerio de Educación Francés reaccionó rápido. El primer día lectivo tras los atentados, los profesores galos ya tenían a su disposición en internet una guía con una serie de recomendaciones pedagógicas para tratar los atentados en las aulas. Entre sus recomendaciones, tres esenciales: el diálogo argumentado, la capacidad de escucha de los profesores y la no búsqueda de explicaciones o justificaciones.

“En Francia la noche del sábado la ministra de Educación, Najat Vallaud Belkacem, compartió por medios un mensaje para animar a padres, madres y docentes a dialogar e informar al alumnado sobre lo ocurrido. A eso hay que unir las herramientas pedagógicas que se compartieron desde la web Eduscol. Es algo que hubiésemos agradecido en España cuando nos vimos en situaciones similares”, apunta Alba Alonso, profesora de Inglés en infantil y primer ciclo de primaria y autora del proyecto RealKiddys .

Educación emocional

Aunque los atentados no han golpeado de lleno en España, la cercanía de Francia, la viralidad e inmediatez de las informaciones y el hecho de ser unos ataques indiscriminados de los que cualquiera podemos ser víctima, han provocado en nuestro país una oleada de empatía y sensibilidad hacia el pueblo francés. Los hemos seguido al segundo como nuestros. Los hemos vivido como nuestros. También nuestros hijos, que desde su más absoluta inocencia han abiertos los ojos al horror. ¿Qué puede hacer la escuela para explicar acontecimientos e imágenes tan dramáticas? ¿Cómo lo han afrontado mujeres que son madres, pero también profesoras?

“Puedes estar al día de las últimas corrientes psicopedagógicas, pero nunca estás preparado para vivenciar el miedo en los ojos de tu hijo. Nadie te prepara para algo así”, reflexiona Elvira Fernández, tutora de un 6º de Educación Primaria en el CEIP Mestre Martínez Alonso (Mos –Pontevedra-) y autora del blog La atención selectiva. “Lo primero es encontrar el mejor modo de ayudar a nuestro hijo a expresar sus sentimientos y emociones”, continúa.

¿Adquiere, por tanto, la educación emocional una importancia aún mayor si cabe ante este tipo de acontecimientos? Para Elvira la educación emocional no es sólo más importante en este tipo de acontecimientos, “sino que es esa solución que brilla por su ausencia. En un mundo con atentados terroristas a gran escala, una crisis económica que genera desigualdad social, un contexto educativo castigado por el bullying, la violencia machista que victimiza a diario, etc., no es que la educación emocional haga falta, es que no hay otra solución. Como sociedad necesitamos esa cura”. De la misma opinión es Alba Alonso: “Debemos de ser especialmente receptivos a cómo se encuentran los pequeños. No todos los niños son igual de sensibles y hay que respetar siempre sus emociones y su manera de expresarlas”.

Explicar los atentados desde la distancia

En un mundo hiperconectado y plagado de pantallas, muchos niños llegaron a clase el lunes posterior a los atentados con las imágenes de los mismos en la retina, un sinfín de dudas en sus mochilas y unas ganas locas de hablar y expresarse. Así lo refleja la creadora del blog La Atención Selectiva: ”Me he topado con unos chicos angustiados y confusos con la situación, pero también muy interesados, no en vano han sido ellos quienes han demandado trabajarlo en clase”.

¿Y cómo se puede acercar el fenómeno terrorista al alumnado? ¿Cuál es el papel de la escuela? “Tanto como madre como en la docencia, hace tiempo que tengo clara una premisa: El tiempo en el cual yo fui protagonista se ha acabado, ahora es el momento de mi hijo, de nuestros hijos. Por tanto, este relato, como tantos otros, tiene que ser contado desde el punto de vista de ellos. De nada le vale a mi hijo que le dé una explicación tediosa de las relaciones políticas entre países o que intente hacerle partícipe del bombardeo de información proveniente de los medios. ¿Tiene que saber acaso qué es la yihad para entender los atentados? No lo creo”, reflexiona Elvira Fernández.

Para Alba Alonso, por su parte, cada tutor debería dedicar al menos una tutoría a abordar el tema, “a escuchar a los alumnos, a resolver sus dudas, a dosificar la información que reciben y a algo que veo crucial: tratar de mitigar posibles sentimientos de odio y racistas hacia determinadas culturas. Eso es de vital importancia en este mundo globalizado en el que vivimos. Al final los niños entienden más de los que nos creemos, y no les debemos dejar con dudas, eso es mucho peor. Aunque tampoco hace falta darles detalles que no les ayudarán en absoluto”.

En la clase de 6º de Educación Primaria del CEIP Mestre Martínez Alonso, por ejemplo, la tutora gallega ha intentado disertar con sus alumnos sobre el miedo y el odio que puede llegar a generar éste a través de debates diarios “en los que hemos mostrado nuestros sentimientos al respecto y hemos buscado soluciones”. También ha trabajado con sus alumnos la confusión entre la víctima y el verdugo “mediante el análisis de la objetividad periodística en los medios, analizando noticias en prensa”.

Explicar los atentados desde el epicentro de la tragedia

Hasta el momento hemos hablado de cómo explicar los atentados a los alumnos españoles. Pero, ¿cómo se afronta la dura realidad cuando eres profesora en una escuela de París? La respuesta la hemos buscado en Marina Baudelot, profesora de educación Nacional francesa y tutora de una clase en París de doble nivel CP y CM1 (niños de 6 a 8 años): “El lunes tras los atentados fue un día muy difícil porque estábamos todos los adultos con el ánimo por los suelos. Como teníamos que hacer un minuto de silencio, fue la ocasión perfecta para explicar por qué lo hacíamos y cómo lo íbamos a hacer, a la vez que dejábamos que los niños se expresaran también. Todos estaban al corriente porque la mayoría ya habían hablado del tema con sus padres”, reconoce.

Marina Baudelot explica que dejó a sus alumnos hablar y que respondió a sus preguntas “intentando tranquilizar sus temores”. No dedicó una clase completa y en exclusiva al tema, pero apunta que sí que insistió sobre el hecho de que los actos terroristas “iban en contra de los valores” de Francia como nación, unos valores “donde el respeto es primordial”. “Les dije a mi alumnos que el respeto empieza por escuchar al otro dejándole expresar sus ideas, incluso si no estamos de acuerdo con ellas o nos molestan”, recuerda.

La profesora francesa explica que el principal consejo que recibieron desde las altas instancias educativas galas radicaba en la importancia de dejar que los niños se expresasen a la vez que se les tranquilizaba. “Es lo que hubiera hecho de todas las maneras por instinto”, afirma. Marina señala también que los profesores franceses cuentan con documentos educativos para trabajar el tema de la convivencia, pero que están pensados para ser utilizados más bien en una segunda fase. “No era el momento de extenderme sobre el tema, pero volveremos durante el año a hablar sobre qué significa convivir”, reflexiona.

Recomendaciones para profesores…y para padres

Elvira Fernández tiene clara su recomendación al profesorado: “Hay que darles a los chicos su espacio para la reflexión, para la expresión y para la comprensión. El profesorado debería actuar siempre de mediador, nunca adoctrinando, y en segundo plano. La objetividad me parece esencial, para que puedan empatizar con todas las partes implicadas y lleguen a conclusiones por ellos mismos; y el trabajo del autoconocimiento, para superar los miedos y prejuicios”.

¿Y para los padres? Alba Alonso recomienda tener “mucho cuidado con las imágenes en televisión”. Para la creadora de Real Kiddys, “que los niños tengan que estar informados no quiere decir que vayan a saber afrontar todo tipo de detalles y en los medios de comunicación y las redes han aparecido vídeos y imágenes muy crueles”. Las recomendaciones de Elvira Fernández van en el mismo sentido: “La casa tiene que ser un lugar o entorno regulador de contenidos. Debe ser siempre un proceso guiado. Lejos de esto, cualquier contenido no idóneo que aparezca, también debe ser tratado con naturalidad, nunca desde la censura o la prohibición”.

Marina Baudelot, por su parte, insiste también en la necesidad de filtrar los contenidos que impactan en nuestros hijos y en la importancia de generarles un clima de seguridad: “No se puede dejar que los niños gestionen solos estos hechos. Hay que dejarles hablar sobre lo que sienten, estar atentos a la expresión de un miedo, de una angustia. Y transmitirles confianza diciéndoles que se están tomando medidas para que todo esto no vuelva a pasar, y que en casa y en el colegio van a estar seguros”.

Conclusiones

calle_portada_facebookEste artículo no podría acabar sin hacer mención a una de las disertaciones sobre la infancia más bonitas y emotivas que un servidor ha leído en mucho tiempo. Lean las palabras de Elvira Fernández y díganme si no querrían que su hijo cursase 6º de Primaria en el CEIP Mestre Martínez Alonso de Mos y que Elvira, por supuesto, fuese su tutora:

“Hay algo que siempre digo a mis alumnos y que espero poder decirle a mi hijo en muchas ocasiones y es que yo confío. Confío ciegamente en esta generación de personitas increíbles porque sé que serán capaces de enmendar todo aquello en lo que nosotros hemos fallado como sociedad. Confío porque los veo a diario. Los veo rebatirme un argumento hasta quedarse sin recursos, como si les fuera la vida en ello, y veo sus agallas. Los veo luchando por sus causas. Los veo emprendedores y motivados en forjar sus vidas desde sus primeras palabras. Los veo unidos y valientes, con ganas de comerse el mundo, pero analizándolo, queriendo saber sus entresijos, estudiándolo. Los veo auténticos, impulsivos, asertivos, riendo alto, sonado por todos los rincones como una fanfarria. Los veo libres. Así que para esos padres que, como yo, siempre van a estar preocupados por sus hijos, sólo unas palabras amigas: Hemos hecho mal muchas cosas, pero también hemos traído al mundo la luz de cada amanecer, nuestros hijos”.

Categorías: Ciudades Family Welcome,Dossier Mammaproof,Noticias

¡Comenta!

  1. belén sanchez del alamo

    Lo compartí con la tutora de mi hija de 7 años recién cumplidos. Tenemos mucha suerte de que pase con ella 8 horas al día. La pena es que el año que viene no estará con ellos al cambiar de ciclo.
    Gracias por el artículo.

    Responder
  2. Pingback: Cómo tratar los atentados en la escuela: Una visión desde la docencia

  3. Pingback: Recomendaciones para explicar los atentados a los niños Mammaproof Madrid

  4. Pingback: cómo explicar los atentados a los niños Mammaproof Madrid

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies