Crianza y Salud5 tips para elegir tus sujetadores de lactancia

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

Pocos días antes que naciera mi hijo pequeño, estaba recorriendo las tiendas en busca de mis sujetadores de lactancia con el desespero que ya te puedes imaginar. Al final compré “los que menos mal me iban”, que nunca es lo mismo que decir “me compré los mejores para mi”.

Muchas mamás me preguntan por dónde empezar a la hora de elegir sus sujetadores de lactancia así que hoy te traigo 5 tips que te ayudaran a encontrar los tuyos.

Antes que nada déjame hacer un alegato a favor de los pechos al aire.

Si tu bebé va a nacer en esta época de buenas temperaturas, siempre que puedas: tú, él y tus pechos. Todo lo demás está de más.

Aún así, puede haber ciertos momentos del día en que te sientas mejor con el pecho recogido. Incluso para dormir. La subida de la leche (que suele darse entre las 48h y las 72h después del nacimiento) puede traerte algunas incomodidades que mejoran con un buen sujetador (aumento de volumen y peso que te provoca molestias, fugas de leche que mojan la ropa,..). Si decides usarlo:

Procura que el sujetador no comprima tu pecho. Recogerlo sí, comprimirlo no. La leche necesita fluir y la compresión puede producir obstrucciones.

jordan-whitt-142396
1. REVISA TU ARMARIO

Si no tienes ningún sujetador de lactancia en tu cajón de la ropa interior y tienes que invertir en ellos, empieza por al menos tres piezas básicas sin aros que puedas usar cómodamente durante el posparto.

Durante la lactancia puedes usar sujetadores con aros si así lo prefieres pero en los primeros días, sobre todo para dormir, deben ser sin aro para evitar molestias. Una vez tengas asegurados los básicos podrás ampliar la familia con sujetadores con aros que podrás usar en otras ocasiones.

Si tienes sujetadores de tu lactancia anterior, revísalos, pruébalos y asegúrate que aún te sientes bien con ellos. Si no es así, renuévalos.

2. LA TALLA

En este caso la talla importa, y mucho.

Un sujetador nunca debe apretar ni pinzar el pecho. Ni con lactancia ni sin ella.

Puedes descubrir cuál es tu talla correcta de sujetadores con dos simples pasos. Tómate estas dos medidas con una cinta métrica de costurera:

  • Contorno del torso bajo pecho
  • Contorno del pecho, a la altura del pezón, hasta es esternón.

La primera determinará tu talla de contorno (el número). La diferencia de centímetros entre ambas medidas determinará tu talla de copa (la letra). Tu talla perfecta de sujetadores será la combinación adecuada de estas dos tallas, la talla de contorno + la talla de copa.

Si quieres saber más sobre cómo entender y calcular tu talla de sujetador puedes hacerlo aquí.

 

3. CON AROS O SIN AROS

Si la talla es la adecuada, es indiferente que tu sujetador de lactancia sea con aro o sin aro. La cuestión es siempre la talla.

Solamente hay dos excepciones:

a) Durante la primera semana de lactancia los pechos pueden endurecerse, ingurgitarse y ganar más volumen del que finalmente tendrán durante la lactancia. En estos momentos es preciso que los sujetadores sean SIN AROS y de tejidos adaptables a los cambios. Una vez la lactancia esté instaurada y la producción regulada podrás empezar a usar sujetadores con aro.

b) Para dormir. Si prefieres usar sujetadores para dormir, estos también deben ser SIN AROS y con pocas costuras (los “seamless” son una muy buena opción).

Seguramente te habrán recomendado que uses sujetadores de lactancia sin aro durante toda la lactancia. Eso responde a una realidad: la gran mayoría de mujeres llevamos una talla inadecuada de sujetador porque cuesta que nos ofrezcan un amplio abanico de tallas dónde encontrar la nuestra. Ya ves que, de nuevo, lo que marca la diferencia es la talla.

Si después de las primeras semanas buscas mayor sujeción, siempre te será más fácil conseguirla con unos sujetadores con aros bien diseñado. No escatimes en calidad. Las diferencias de precio están en algún lado y normalmente se consiguen simplificando mucho los procesos de diseño del patrón, de producción y la calidad de los materiales.

Un sujetador es una mini obra de ingeniería y si está bien hecha se nota.

Si prefieres aros (1)

4. LA COMODIDAD

Es imprescindible que te sientas cómoda con tus sujetadores de lactancia. Tú y yo sabemos que, sino, no los vas a usar.

La comodidad vas a encontrarla en el tipo de tejido y en el tipo de patrón.

Debes saber jugar bien tus cartas. Según la forma de tus pechos te sentirás mejor con unos u otros. Busca el que más te favorezca.

Si tu pecho es poco terso, más bien caído:

  • Te sentirás bien con sujetadores que le den forma.
  • Invierte en modelos altos de la pieza entre copas. Ayuda a separar el pecho y a recogerlo bien.
  • Tómate en serio las copas preformadas. No dan volumen (no es una copa con relleno) sino que estiliza el pecho e impide que se marque el disco absorbente bajo la ropa. Este tipo de copas se consiguen con técnicas especiales de fabricación y evitan demasiadas costuras, con lo cual ganas comodidad.

 

5. TUS NECESIDADES Y TU RITMO DE VIDA

Piensa en cuál va a ser el uso que le vas a dar a tus sujetadores en los distintos momentos del día.

Si lo quieres para estar por casa, mejor si son sin aros y con muy pocas costuras.

Si lo quieres para ir a trabajar o amamantar cómodamente  fuera de casa, elige unos que te den la discreción que buscas y que optimicen tu ropa.

Algunos modelos están pensados para cualquier situación, incluso para la extracción de leche.

Referencias de marcas especializadas en lencería bonita de maternidad que ofrecen variedad modelos y tallas de sujetadores de lactancia:

  • Cache Coeur. Excelente relación calidad precio. Sus modelos son cómodos y preciosos. Innovan en colores, patrones y tejidos continuamente. Tienen tienda online.
  • Mammae. Son el Ferrari de los sujetadores de lactancia. Han recibido muchos reconocimientos europeos por lo innovador de su diseño. No tienen tienda online, deberás encontrar un punto de venta.

 

**La fotografía que encabeza este post ha sido cedida por Julia Puig Soto y Beatriz Millán

Categorías: Crianza y Salud,Maternidad y embarazo

Etíquetas: ,

¡Comenta!

  1. Post de gran interés!!
    Les invito a visitar nuestra tienda online de moda íntima femenina, en la que nuestro principal objetivo es el diseño y las últimas tendencias de ropa interior para la mujer.
    Vísitenos sin ningun compromiso y disfrute de un amplio abanico de sujetador maternal

    Responder
  2. ¡Por supuesto que sí!
    Dado que su pecho no sólo aumenta de volumen, sino también de peso, la madre necesita durante la lactancia la sujeción suficiente para mantener su forma.
    ¡Un saludo!

    Responder

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies