Mama Likes Los 5 sesgos de género que te perjudican como mujer

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

Para ir calentando motores de cara a el Día Internacional de la Mujer, hemos invitado a Laia Arcones, autora del libro Bestseller “MamaBoss”, para que nos comparta los principales sesgos de género que nos afectan como mujeres en los entornos profesionales.

Los sesgos de género provienen de creencias inconscientes que tenemos tanto hombres como mujeres, creados por los estereotipos sociales. Habitualmente no se trata de mal intencionalidad, sino que los sesgos son obstáculos invisibles que nos afectan a las mujeres en el día a día igual que piedras en el camino y muchas veces ni nos percatamos de tan normalizados que están, ya que muchas de las decisiones que tomamos se hacen de modo automático y no somos consciente de estas predilecciones.

Un famoso test de asociación implícita de la universidad de Harvard, afirma que el 75% relaciona el rol del hombre con el trabajo y el rol de la mujer con la familia.

Lean In ha desglosado 5 tipos de sesgos que sufre la mujer y conocerlos te permitirá denunciarlos y actuar para cambiarlos.

Veamos si te sientes identificada con ellos:

Discriminación por rendimiento

¿Qué significa?

  • Se valora con diferentes criterios el trabajo realizado por una mujer que por un hombre.
  • Se tiende a infravalorar el trabajo hecho por mujeres y a sobrevalorar el hecho por los hombres.
  • Se tiende a pensar que las mujeres trabajamos peor que los hombres y que somos menos competentes. Incluso nosotras mismas desconfiamos más de nosotras.

¿Qué provoca este sesgo? Por ejemplo, que haya una falta de referentes femeninos, que se nos contrate por nuestros logros pasados, no por nuestro potencial y tengamos peores resultados en las negociaciones, fomentando la brecha salarial. Además, las mujeres han de esforzarse más para demostrar que son igual de competentes que los hombres.
¿Te ha pasado?

Photo by Christina @ wocintechchat.com on Unsplash

 

Discriminación por atribución

¿Qué significa?

Relacionado con el sesgo anterior…

  • Vemos a las mujeres como menos competentes
  • Se tiende a valorar menos sus logros y penalizarlas más por sus errores.
  • Se cae en la creencia de pensar que la contribución de las mujeres tiene menos valor.

¿Qué provoca este sesgo? Esto se traduce en reuniones donde las mujeres tienen más posibilidades de ser interrumpidas y se tiene menos en cuenta su opinión. Que se nos penalice más por el fracaso y tengamos menos influencia. Incluso nosotras mismas predecimos que nos irá peor de lo que realmente ocurre, nos atrevemos a pedir menos promociones o dejamos de aplicar para posiciones superiores. Además, tendemos a exigirnos estándares más altos y somos más propensas a sufrir burn-out, ansiedad, estrés,…
¿Te sientes reflejada?

Photo by Christina @ wocintechchat.com on Unsplash

 

Discriminación por simpatía

¿Qué significa? Por los estereotipos creados, se espera que los hombres sean asertivos, y las mujeres amables y obedientes. Esto hace que asumamos falsamente que los hombres son mejores liderando que las mujeres, ya que les sale de forma natural.

  • Si una mujer es agradable y complaciente, es percibida como menos competente.
  • Cuando una mujer se impone y da su punto de vista de una manera directa, es tachada de ser agresiva.

Haga lo que haga, siempre se la penaliza por este estereotipo que existe. Las mujeres para ser vistas como eficientes, necesitan reafirmarse y ser contundentes, pero entonces no caen bien, se piensa que es más difícil trabajar con ellas y hasta son llamadas mandonas, con connotación negativa.

Los hombres no juegan con las mismas reglas del juego, ya que si quieren promocionar a alguien, bajo los mismos resultados, elegirán al que tiene mejor reputación.

¿Qué provoca este sesgo? Que se tache a las mujeres de agresivas, histéricas o mandonas poniendo en dudas sus capacidades de liderazgo.

¿Te ha ocurrido?

Photo by Christina @ wocintechchat.com on Unsplash

 

Discriminación por afinidad

¿Qué significa?

  • Nos relacionamos con las personas que nos sentimos más afines a nosotros en apariencia, creencias y estilo de vida. Tendemos a evitar las personas que son más diferentes a nosotros.
  • Esto hace que queramos trabajar con aquellos que nos recuerdan a quién fuimos o escuchemos con más atención a las personas que están de acuerdo con nosotros para reafirmarnos.
  • Como hay muchos más hombres en posición de poder, ellos tienden a querer trabajar con otros hombres afines a ellos, y por lo tanto, las mujeres tienen menos acceso a posiciones de más responsabilidad.

¿Qué provoca este sesgo? 

Situaciones injustas donde haya oportunidades laborales por amistad o confianza personal. También limita el acceso a las posiciones de poder o cúpulas directivas.

¿Lo has vivido?

 

Discriminación por maternidad

¿Qué significa?

  • Las profesionales que son madres son percibidas como menos comprometidas y menos competentes por ser madres.
  • La maternidad intensifica el sesgo del rendimiento. Las madres tienen menos oportunidades y más altos requisitos que los hombres.
  • Se cae en la falsa creencia que cuando una mujer es madre tiene menos interés en su trabajo y se asume que no querrá afrontar grandes retos. Este es el sesgo más importante de todos.

¿Qué provoca este sesgo?

Que nos autodescartemos para tener ciertas oportunidades profesionales, incluso antes de ser madres, cuando estamos pensando en quedarnos embarazadas. Que elijan por nosotras sin preguntarnos, se nos penalicen más por pequeños errores o incluso en algunos casos, despidos o mobbing maternal.

¿Te has percatado de estas barreras en el mundo profesional? 

  1. No tienes porqué dejar que el muro de la maternidad se interponga entre tú y tus legítimas aspiraciones. Tú también puedes hacer pedagogía y ponerlas encima de la mesa cuando las detectes para irlas combatiendo.
  2. Cuando veas que te están tratando de forma prejuzgada por ser mujer a ti o a tus compañeras, pregúntales: “¿Si fuera hombre también dirías lo mismo?”
  3. No dejes que decidan por ti, no dejes que te traten de forma paternalista, condescendiente, no dejes que te interrumpan, ni menosprecien, ni que te corten las alas.
  4. Pide todo aquello que deseas. No te quedes callada toda la reunión, ni te sientes en la esquina de la mesa. Levanta la mano cada vez que veas que se está produciendo una de estas situaciones injustas por culpa de los estereotipos de género, ya sea en tu caso o en el de cualquier otra mujer.

 

Photo by You X Ventures on Unsplash

Es tarea de todas y de todos trabajar para que esto cambie y podamos tomar conciencia y denunciar todas estas circunstancias que hacen que el talento femenino no pueda compartirse.

¿Y tú? ¿Qué puedes hacer para combatir estas discriminaciones?

Categorías: Mama Likes

Etíquetas: ,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies