Dónde comer Rayén vegano

Rayén vegano

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

Rayén vegano

Rayén es un pequeño pero coqueto local del Barrio de las Letras en Madrid y su comida vegana no deja indiferente a nadie.

Todos y cada uno de sus platos son libres de productos de origen animal, además en la medida de lo posible toda su producción es local y de temporada por lo que cada día y cada temporada su carta va variando. En su cocina no se usa en ni congelador ni microondas.

En mi visita me sorprendió el precioso local, decorado como una terraza francesa, pequeñas mesas y sillas llenas de colorido, poco espacio, pero muy familiar y acogedor, necesario reservar para comer, porque se llena enseguida.

Todos sus menús están pensados, además de con mucho cariño, para tener los componentes nutritivos de una dieta completa. Se puede elegir entre dos primeros y dos segundos que van variando cada día, cada semana y cada temporada, para asegurar la temporalidad de sus productos. Además siempre habrá dos o tres opciones como mínimo aptas para celíacos.

Mi comida elegida fue una crema de calabaza con alfalfa, ligera y deliciosa, y garbanzos con cúrcuma, verduras y masala, un poco picante y muy sabroso para finalizar con una deliciosa tarta vegana por supuesto, de frambuesas. Para beber puedes elegir entre su carta de aguas, agua purificada, agua de jengibre, agua de cardamomo o mi elegida kéfir de agua fermentada que además es depurativa.

Rayén vegano Rayén vegano Rayén vegano

Como acompañamiento al menú, pan casero, hecho con harinas ecológicas y semillas, también variando cada día, delicioso.

En su carta además encontraréis todo tipo de zumos y batidos sanos y naturales, con las mejores frutas frescas de temporada.

Que no os asuste el que sea un restaurante vegano, creo que todavía hay mucha gente que se echa para atrás, y os aseguro que es una comida deliciosa y muy sana, me sorprendió algún comentario que me decía que no se atrevían, pero que salieron encantados, claro que sí, hay que probar, como todo es natural y nada pesado, la sensación al salir del local es de “qué bien he comido” sin sentir ninguna pesadez y sí ligereza, para seguir de paseo por el increíble barrio de las letras.

*Reservar antes de ir a comer.
*Poco espacio para sillas, pero se hace hueco.

Categorías: Dónde comer,Restaurantes,Tomar algo

Etíquetas:

¡Comenta!

  1. Lina

    Me encanta este sitio. Quizás sea un sitio más para ir con niños sin silla porque es francamente pequeño. También decir que yo todas las veces que he estado tardan bastante en tomar nota y en servir, para mi no es ningún problema pero para niños inquietos puede llegar a hacerse pesado.

    Excepto estos dos tipos a tener en cuenta, la comida del sitio está buenísima y lo digo desde el punto de vista de una carnívora empedernida.

    Responder

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies