MuseosTaller para bebés: Teaching to walk en el MACBA

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

Hoy quiero compartir una experiencia de esas que hace que confirme porque me gusta tanto vivir en esta ciudad. Teaching To walk de Román Ondak / Eslovaquia, es una performance para bebés de 0 a 14 meses en la que una madre acompaña a su hijo a dar los primeros pasos en una sala de exposición.  Siendo el Museo MACBA el que ofrecia la propuesta se me hacia casi imposible imaginar este gran bloque blanco impoluto tomado por una banda de bebes indisciplinados. La idea me pareció fantastica, al fin un Museo de Arte Contemporáneo se anima a abrir sus puertas a los mas pequeños con una programación diferente y audaz.

Debo confesar que llegué al Museo sin saber exactamente de qué iba a  tratar la performance. La primera sorpresa se la llevo el guía del Museo cuando me vió llegar con mis mellizos, Son DOS! fue su comentario,  luego entendí porque lo decía.

Muy amablemente me acompañó al espacio donde tenía lugar la performance mientras me iba explicando los detalles. Vaya sorpresa me llevé cuando me enteré que  los protagonistas de la performance  éramos nosotros mismos, madre e hijo interactuando en el espacio. De alguna manera me pareció una excusa fabulosa para dar vía libre a recorrer y descubrir el Museo con bebés. La idea era apropiarse del espacio y dar rienda suelta a todas las reacciones a los estímulos de los  pequeños.

teaching to walk macba

Nos encontramos así en una sala inmensa repleta de cajas, un fondo proyectado y ¡mucho sonido! Vaya momento de gloria para mis peques, podían tocar, mover, tirar, apilar, gritar… todo estaba permitido. Recorrieron gateando y con pequeños pasitos  los inmensos pasillos del museo mirando perplejos la altura incansable de los techos e investigando cada pequeño detalle que se cruzaba en su camino. Y al fin llegamos a la sala negra,  un espacio forrado íntegramente de moqueta negra y dos pantallas gigantes de proyección. El suelo blandito dio lugar a que mis peques se revolcaran felices como croquetas y decidieran descansar un ratito.

teaching to walk

Lo mejor fue la sorpresa de los visitantes al entrar a sala y ver a dos bebes gateando y moviendo los objetos del espacio. No faltaron los que pensaron que era parte de la exposición o los que lo encontraron tan insólito que me pidieron permiso para fotografiar la escena. Hasta el señor de seguridad terminó jugando a la par de los mios apilando cajas. Daba la sensación que el museo junto con sus visitantes se habían permitido una licencia por unos instantes, dejando de lado esa solemidad que los carateriza, para que sus espacios fueran ocupados por pequeños intrépidos bebes , gritando, babeando y riendo a carcajadas.

macba taller

macba taller teaching to walk

Privilegios de vivir en esta ciudad  que sin gasto alguno te ofrece semejante programa,

Un aplauso muy grande por la iniciativa y ojalá muchos museos más se animen a abrir sus puertas ofreciendo estímulo temprano a los mas pequeños.

 

Puedes consultar nuestras recomendaciones actualizadas sobre museos familiares en nuestro post Museos para ir en familia

Categories: Museos

Tags: ,,

¡Comenta!

  1. Qué sorprendente, no? Se me hace raro imaginarme a los bebes por el MACBA, pero me gusta la iniciativa!! Pienso, pero, que mi peque de 6 meses es demasiado pequeña para ser parte de la performance, no daría tanto juego como los tuyos o peques de más edad!! Un abrazo

    Reply
  2. gemma

    Me encanta la propuesta! Pero dime, eras tu y tus bebés paseando solos por el MACBA o eráis un nutrido grupo de bebes? Seguro que más de uno daba media vuelta!

    Reply
    • Jaa si estábamos mis melli y yo y el público general que no podía creer lo que veia, la performance te invita a experimentar el espacio con tu bebe y supongo para que no sea un caos, no arman grupos sino sesiones individuales

      Reply
  3. Me ha encantado la idea. De hecho me acabo de apuntar para ir a mediados de agosto. Será mi primera actividad con mi peque.

    Reply
  4. Tengo que decir que después de leer esta crónica me apunté y finalmente fui el viernes pasado con mi peque de casi un año. En recepción no sabían exactamente de que iba el tema, nos dijeron que podíamos movernos por todo el museo (vamos, como si pagas entrada). Nadie nos acompañó hasta el lugar en cuestión ni nos indicó en ningún momento cuál era la idea, solo que la performance era (o empezaba) en la sala 5. Suerte que había leído esta crónica y reconocí las cajas. Al llegar, el vigilante de seguridad nos miraba “mal” porque “jugábamos” con las cajas. Le dijimos que veníamos por este tema y nos dijo que él no sabía nada, que en principio no se podía jugar con las cajas y que lo preguntaría. Finalmente preguntó y al cabo de un rato nos dijeron que sí, que podíamos tocar las cajas, pero la sensación no era, ni de lejos, como había leído aquí. Probablemente fue mala suerte, pero quería expresarlo para que la siguiente persona que fuera insistiera más que yo! Al final nos fuimos a seguir “jugando” con las butacas de la planta baja, que son de lo más cómodas.

    Reply
  5. Pingback: 10 planes para un agosto con niños en Barcelona. #yellowsummerMammaproof Barcelona

  6. Nosotros fuimos ayer y menuda decepción. Lo peor de todo es que incluso retrasamos la hora de salida de nuestras vacaciones por esto. En recepción nos dijeron donde teníamos que ir y la sorpresa fue encontrarnos un espacio del museo vacío para que el bebé se tirara por el suelo. Nada más! O veníamos con una idea muy equivocada de lo que iba a ser o o el hecho de ir con prisas, hizo que lo viéramos todo muy negativo.Para que hay que reservar si no hay nadie que te espera, ni que te explica, nada. Encima suelo sucio y nada adaptado a un bebé. Así que o se va con una actitud distinta o pensareis que es una broma dónde están las cámaras

    Reply
  7. Nosotros también fuimos a mitad de agosto, y la verdad es que salimos muy descontentos. Nadie sabia nada, el vigilante de seguridad nos miraba mal, nada adaptado a bebes, el niño salio muy sucio porque claro gateaba alrededor de por donde iba pisando todo el mundo. Además al niño no le gusto nada porque las pantallas proyectan imagines no adaptadas a niños y por lo tanto le daba miedo. En conclusión, para nosotros fue una tomadura de pelo.

    Reply

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies