Superhéroes en la nueva edición del Red Day

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

La Associació de Donants de Sang de Barcelona-Sant Pau y Mammaproof volvimos a revolucionar los hospitales de Vall d’Hebrón, el Clínic i Sant Pau con motivo del Red Day. Para los que no lo conozcáis se trata de un evento solidario que celebramos el pasado 30 de setiembre y en el que promueve que los adultos vayamos a dar sangre con nuestros pequeños. ¿La razón? Muy sencilla: normalizar este gesto tan solidario y humano.

Dar sangre no cuesta nada, rezan a menudo las campañas que promueven este acto. Y es verdad, unos pocos minutos periódicamente. Pero también sabemos que cuando se tiene familia encontrar “momentos” es complicado. Mammaproof se encarga de adaptar los espacios de donación de sangre de los hospitales en espacios más amables y family welcome. En esta edición se consiguieron 160 donaciones.

Entre ellas, la de Cintia y su marido, padres de Tiago y Natalia. Mientras los pequeños jugaban en el àrea de juegos habilitada en Sant Pau, Cintia nos emocionaba contándonos sus motivaciones para estar allí ese día. En 1998 perdió una hermana que enfermó de leucemia, y desde entonces ha tenido muy claro lo importante que es la donación de sangre. En Brasil, país del que procede, se comercia con sangre y tejidos. Cintia recordaba con rabia en los ojos que su madre tuvo que pagar para conseguir trasplantes para su hija. “Es inhumano pasar por una experiencia así y encima tener que pensar en el dinero” explicaba. Ahora, una amiga suya está pasando por una situación similar

“Para mi es muy importante que mis hijos sepan que hacer esto es importante y necesario, que no le tengan miedo” contó.

El testimonio de Vanesa también nos erizó la piel. Cuando acabó de realizar su donación nos explicó que cuando ella tenía 12 años su madre sufrió una enfermedad en la que los médicos tuvieron que operarla de urgencia y por la que precisó mucha sangre. “Y nos faltaba gente que donara” explicó. Su padre y sus abuelos ya habían donado pero ella era menor y no podía hacerlo. Aquello la marcó profundamente. “Aquella angustia que vivía mi padre por no saber de donde sacar sangre la he llevado siempre conmigo” contaba emocionada. “No quiero que nadie tenga que pasar esa angustia” relataba y añadía que además de donar sangre, también era donante de órganos.

“Nuestra historia terminó bien, mi madre sanó y sigue dando guerra!”, cuenta Vanesa

Su pequeño Telmo la escuchaba atento mientras se zampaba los tentempiés que ofrecen a los donantes para recuperar energías.

Andreu también es donante desde hace muchos años. “Soy de los valientes” nos dice riendo emulando un antiguo eslogan que utilizó el banco de sangre para captar hace años donantes de plasma. “Hace años la donación de plasma era más pesada que ahora, nos ponían vías en los dos brazos y durante unas dos horas no podías doblar las articulaciones”. Lo contaba jocoso ante nuestra sorpresa. “Era divertido” recuerda, “cómo no te podías mover una enfermera se sentaba a tu lado todo el rato y tu le ibas diciendo ‘me pica la nariz’, ¡y te la rascaba!”. Andreu vino solo a donar sangre pero cuando se encontró con el Red Day llamó a su mujer para que su hijo Ricardo viniera a participar de las actividades. “Es importante que lo vivan de forma natural, que no tengan miedo” defendía.

Algunos de los niños que llegaban con sus padres se mostraban asustados, pero enfermeras y enfermeros voluntarios y las mammarangers, se encargaron de explicarles lo que sucedía y de amenizarles el rato con juegos y manualidades. ¡Vivimos momentos de mucha diversión!

El Red Day es una jornada pensada para participar en familia, pero recordad que podéis hacer donaciones de sangre todos los días en los centros sanitarios habilitados o participar de las donaciones programadas durante el año en distintos puntos de la ciudad.

El Red Day no sería posible sin la colaboración de muchas personas y proyectos. Queremos agradecer la labor de todos los voluntarios, ¡soys siempre imprescindibles! También agradecer a El Niu-Espai Familiar que se encargó de abastecer de materiales preciosos y didácticos todos los espacios Family Welcome. A Penguin Random House y Coco Boocks cuyos libros y álbumes amenizaron la espera de algunos pequeños. Agradecemos también a Nannak los cambiadores, que facilitaron mucho la logística de los pañales a muchas familias que acudían con bebes.

Por último, agradecer también a Yoguitos, Edukative, Jumping Clay, Laura del Barret su participación activa en los talleres y actividades programados para la jornada. ¡Pasamos una gran día gracias a vos!

Copyright fotos Tizziana Altamiranda 

Categories: Noticias

Tags: ,,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies