Colaboraciones Familia y mascotas, mi experiencia con un perro en casa

perro y bebe

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

Hace 5 años decidí sumergirme en el maravilloso mundo de la maternidad: tuve a mi perrita salchicha Laia. Cuando vas a ser madre te dicen lo duro y satisfactorio que puede ser, pero nunca lo entiendes hasta que lo vives por ti misma, y salvando las distancias, fue lo mismo que me pasó al tener a mi perrita. Nunca imaginé que sería tan demandante y a veces agotador, pero al mismo tiempo que un ser vivo pequeñito me llenara de tanto amor, un amor inocente y puro, así como el amor de un niño.

Y desde el momento en que acoges a ese animalito en casa te conviertes en responsable de otra vida.

Luego llegó Camila, nuestra hija humana. Y desde su llegada nuestra familia creció y junto a eso nuestras responsabilidades, la falta de tiempo, el cansancio, el amor y las risas.

¿Qué necesitas saber antes de plantearte una mascota en casa?

Yo crecí siempre rodeada de mascotas, perros, gatos y peces. Y siempre me educaron para cuidarlos, amarlos y respetarlos. Estoy convencida de que crecer con animales es una oportunidad maravillosa para aprender el valor de la vida, el respeto al prójimo y la responsabilidad. Pero todo eso no te lo enseña el animal, sino tus padres. Así que a la hora de elegir tener una mascota en casa, no solo debemos pensar en los beneficios que nos aportan sino en la labor que nos viene adjunta al animal, que en resumidas cuentas es:

  1. Cuidado y mantenimiento del animal
  2. Educación del animal
  3. Educación familiar

Son 3 labores que se leen rápido, pero se ejecutan con la presencia constante de:

  1. Tiempo y dinero
  2. Paciencia
  3. Amor

Si no estás seguro de tener estos tres puntos a largo plazo, es mejor que te replantees la idea de involucrar una mascota en tu vida. Recuerda que será un miembro más de la familia y debes estar seguro de querer que tu familia crezca.

Cuidados que necesita un perro

Aquí os dejo una tabla comparativa que he creado de algunas de las principales demandas, responsabilidades y beneficios entre bebés y perros, para que os llevéis una idea de la importancia que debería tener la toma de decisión de agregar una mascota a la familia.

Demandas, responsabilidades y beneficios

Bebé

Perro

Alimentación diaria

Baño diario

Paseo obligatorio

Cariño y amor

Educación

Compañía

Visitas médicas

Productos de higiene

Productos de entretenimiento

Trasnochos

Viajar

Logística transporte

Ir de compras

Ir al cine

Quedarse solo en casa

Mascotas en diferentes etapas familiares

Embarazo y mascota

Si ya tienes una mascota desde antes de quedar embarazada intenta aprovechar los últimos meses antes de la llegada de tu bebé para llevarla al veterinario, desparasitarla si hace falta, darle un buen baño, presentarle los nuevos objetos en casa y la habitación del bebé, enseñarle la diferencia entre sus juguetes y los del bebé, preparar los espacios en común, limpiar y desinfectar la casa, etc. Si tienes un gato, contrario a la creencia popular por posible contagio de toxoplasmosis, no tienes por qué tomar medidas especiales ni eliminar el contacto, basta con asegurarte de que tu gato esté sano y que no coma alimentos crudos. En España, la  llegada de un hijo es una razón tristemente común de abandono de mascotas. Además, la separación de una mujer embarazada y su mascota puede crear traumas y afectar negativamente la salud psicológica de la futura madre.

Recién nacido y mascota

Una de las primeras cosas que mi pareja y yo pensamos al coger entre los brazos a nuestra hija recién llegada a este mundo fue: «Deberían dejar entrar mascotas al hospital» nos moríamos de ganas de compartir ese momento junto a nuestra otra ‘hija’. Una vez llegados a la casa y los siguientes 2 meses fueron un poco duros. Nada te prepara para ser madre primeriza y mucho menos, madre primeriza con perro. Estos dos primeros meses es el momento ideal para aprovechar la ayuda que tanto te han ofrecido amigos y familiares y pedirles que saquen a pasear a tu mascota o que vayan a por el pienso. Y es que es duro que te den las 3 de la tarde y no hayas podido sacar a pasear a tu perro, pero es una realidad, porque al fin y al cabo tu bebé se convierte en prioridad. Y es duro que tu bebé se haya logrado dormir y tu perrito ladre porque pasó una mosca y despierte a tu bebé, o que le salte encima sin medir fuerzas, o que se ponga feliz de verte y menee la cola dándole pequeños latigazos a tu recién nacido, o que entre el cansancio y los llantos camines por casa arrullando a tu bebé y pises pis de tu perrito que no aguantó tantas horas que dejaste pasar sin poderlo sacar a hacer sus cosas. Y esos momentos de agotamiento y frustración se disuelven con el amor de su mirada y la compañía que te hace en las interminables y solitarias horas de lactancia. No tiene precio dormir a tu bebé dando pecho mientras tu perro recuesta su cabeza en tu regazo, o tu gato se acurruca en forma de bolita entre tu cadera y el cojín de lactancia.

Niños y mascotas

Ver la interacción de un niño con su mascota es algo hermoso y puro. Su inocencia no conoce peligros y es por eso que debemos participar activamente en la relación entre un niño pequeño y un animal, que al fin y al cabo es un animal que tiene reacciones que no siempre están bajo nuestro control y pueden llegar a representar una amenaza para el niño, pero esto no quiere decir que debemos tener miedo, al contrario, es importante demostrar serenidad y confianza a los dos miembros de la familia y así ayudarlos a construir una relación sana y armoniosa. De esta relación se beneficiarán los dos: el perro tendrá un compañero de juegos y el niño podrá interactuar con un ser vivo, aprenderá a cuidar, a manejar su fuerza, controlar su euforia y encontrará una fuente interminable de risas: un cómplice.

Adoptar y Rescatar

Si sigues pensando en la idea de expandir tu familia con una mascota, es un buen momento para reflexionar en su origen. Adoptar y rescatar a una mascota sin hogar es la mayor muestra de cariño que le puedes hacer al animal y una de las mejores enseñanzas para tus hijos. No solo le estarás enseñando a darle una oportunidad a un animalito que fue rechazado sino que le enseñarás a valorar su propia vida. El agradecimiento del animal se verá reflejado muy seguramente en su actitud noble e incondicional hacia todos los miembros de la familia.

Si todavía no estás seguro de cómo podría ser la vida de tu familia con una mascota, existen diferentes formas de tener contacto con animales o de ir conectando con ellos como:

  1. Cuidar durante algunos días la mascota de algún amigo o familiar
  2. Trabajar en plataformas online haciendo de canguro de perros o gatos
  3. Introducir a tus hijos en el mundo de las mascotas a través de la literatura infantil
  4. Colaborar con fundaciones con objetivos enfocados en protección animal

¡GUAU! ¡MIAU!

Tomes la decisión que tomes, hazlo desde el corazón y con responsabilidad.

Y como siempre, si te apetece, nos encantaría leer tu experiencia

Categories: Colaboraciones

Tags: ,,,,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Política de Moderación de comentarios

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies