Desde el Arco del Triunfo hasta el Parque de la Ciutadella

Por: - 17 March, 2011 Comentários: 3

Si eres madre – que seguro que sí – y te preguntan cuál es el sitio al que irías en Barcelona una tarde soleada de domingo con tu bebé, seguramente esta es una de las primeras opciones que se te vendrían a la cabeza.

El Parque de la Ciutadella es sin duda un espacio Mammaproof, no solo por el hecho de ser un parque sino porque hay vidilla de mamis, ávidas de un espacio tranquilo y cansadas de tantos peligros en la calle.

No solo el parque es un sitio agradable y apto para madres, el camino que cogemos algunos hasta llegar allí también lo es, el paseo desde el Arco del Triunfo es lindo de hacer, es un espacio amplio donde conviven casi como una peregrinación todos los que tímidamente nos vamos acercando al parque, en un sinfín de variables móviles, dependiendo de las edades de nuestros hijos y de nuestras preferencias, patines, bicis con sillitas, niños en los hombros de los padres (les encanta ir tan arriba), Manducas, cochecitos, niños corriendo, niños cayendo. Es cierto que tiene una pega, y es que si te diriges del Arco del Triunfo hacia el parque antes de las 12 del mediodía el sol que pega de frente es un poco incómodo. Suerte de las que vamos en mochila y el bebé queda mirando hacia nosotras, o mala suerte para nosotras que nos comemos ese baño de sol intenso durante 10 minutos de caminata.

Desde el Arco del Triunfo hasta el Parque de la Ciutadella

La siesta bajo un árbol

Arco del Triunfo aparte, el parque nos permite varias posibilidades, desde caminar por sus callecitas de tierra, improvisar un picnic en familia, estirarnos en el césped, dejar que nuestro bebé inspeccione el terreno – es decir que coma tierra y pruebe césped en el caso de las madres poco aprensivas. Nos permite relacionarnos con los padres que estén al lado nuestro y comentar la jugada, que nos conviden unas galletas de arroz o que nos dejen probar el fular que han adquirido tan orgullosos.

En definitiva, es un sitio que nos permite varias posibilidades a realizar en el suelo y desde el suelo. Cualquier madre con hijos de hasta 1 año o año y medio que lea esto entenderá que lo que digo es tan básico como el alimento, valga la relación entre suelo y alimento, sí, el suelo es alimento para nuestros hijos, es el sitio donde pasan casi todas las horas del día cuando no están durmiendo, y tener un suelo blando, rico en superficies diferentes, verde, con palitos, hojitas, ramitas, césped es alimento a las ilusiones y los juegos de nuestros hijos.

Quiero destacar dos sitios del parque, que, desde mi opinión son especialmente agradables, uno es el espacio al lado del mamut. No sé si lo riegan con mas amor, pero el césped es verde y suave, y en verano toca una sombra que nos hace mas suave la aspereza del sol de las 4 de la tarde.

Desde el Arco del Triunfo hasta el Parque de la Ciutadella

bebés jugando en el césped

El otro, para familias mas curiosas y deseosas de relacionarse, es el espacio frente a la glorieta. Como la gente, durante el paseo, suele acercarse a la fuente, nos permite tener una buena imagen de casi todo lo que se cuece en el parque ese día, es un desfile de padres, madres, bicis, cochecitos, niños corriendo, etc. Yo, sin ir mas lejos, el otro día me encontré rodeada de 4 parejas, 4 bebés, muchas galletas de arroz y multitud de discursos, palabras, consejos e intercambio de experiencias. Una linda tarde de Domingo llena de madres que no conocía pero que, al ser madres parece como si fuéramos íntimas.

¿Han pensado alguna vez en esto? Las madres tenemos una comunión por el hecho de ser madres para la que no hacen falta preámbulos, nos vemos y podemos hablar durante horas sin siquiera saber nuestros nombres.