Mammás de Barrio Mamma de barrio en Chamberí

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!
Chamberí es, sin duda, nuestro barrio favorito. Vivimos en él cuatro años y fue allí donde nació Daniel, así que le tenemos un cariño especial y nos encanta volver y pasear por sus calles llenas de recuerdos, siempre que podemos. En realidad se trata de un distrito compuesto a su vez por seis barrios, lo que lo convierte en una zona maravillosa, muy grande, muy variada y diferente, llena de ambientes y rincones especiales en la que es fácil encontrar de todo sin perder ese aire de barrio castizo, tranquilo y bonito, que lo hace ideal para familias.

Pasear con nuestro Bugaboo Bee por sus calles es descubrir miles de lugares con encanto, desde los bares más tradicionales, hasta los locales de moda. Es disfrutar de los parques en sus plazas, de las terracitas al sol, del zumbido del agua de sus fuentes. Es descubrir cómo las fruterías de barrio se mezclan con las tiendas más originales, las librerías más coquetas, las pastelerías más deliciosas o las floristerías más especiales. Es un barrio lleno de vida en el que lo antiguo y lo moderno se ha sabido mezclar y complementar de manera perfecta.

Soy #espíritulibre porque adoro la ciudad y todas las opciones que ofrece tanto como escapar de ella cada vez que puedo y descubrir lugares nuevos. Mejor sin apenas expectativas ni planes. Me gusta disfrutar de cada momento con mi familia, improvisar, dejarnos llevar y saborear cada minuto que estamos juntos. Pero, sobre todo, me encanta la sensación de libertad que te da viajar.

I love my barrio Chamberí

Para comer algo rico en…

La terraza del bar Arco Iris. Todo un clásico. Está situado justo en la plaza de Olavide, sin duda uno de los centros neurálgicos de Chamberí. Sirven unas tortillas de papas y unas ensaladas deliciosas. Raciones, tapas y pinchos generosos y a unos precios perfectos. Sigue conservando muy bien esa atmósfera de bar tradicional, con comida casera, sencilla y sabrosa.  Nunca falla.

Para pasear por…

La calle de Fuencarral, especialmente los domingos desde las ocho y media hasta las dos de la tarde. La zona que va desde la glorieta de Quevedo hasta la glorieta de Bilbao se cierra al tráfico, vaciándose de coches pero llenándose de peatones, ciclistas y, sobre todo, niños. Todo un lujo en la ciudad.

Para jugar en…

El parque de la plaza de Chamberí. Es un parque muy concurrido. Siempre hay muchos niños jugando y está ubicado en una de las plazas más queridas de la zona, en la que conviven armoniosamente niños y mayores que se sientan en los bancos de la plaza a tomar el sol mientras leen el periódico. La fuente, las terracitas y la glorieta, lo convierten en un rincón muy bonito y perfecto para que los niños correteen tras las palomas.

Para hacer un brunch/tomar algo…

El columpio

Calle de Caracas, 10, 28010 Madrid

Creo que no me equivoco si digo que puede ser uno de los locales más hermosos de Madrid. Es enorme y tiene muchos rincones bonitos, con diferentes ambientes. Los desayunos están muy ricos, pero lo cierto es que es una opción fantástica para almuerzos o cenas también. El trato es siempre encantador, así que vamos cada vez que podemos.

Para regalar algo original de…

Jimbo Jambo Toys

Calle de Modesto Lafuente, 1, 28010 Madrid

Un juguetería pequeña pero con una colección de juguetes absolutamente maravillosa que sigue una filosofía: nada de pilas o plástico. Solo materiales como el cartón, la tela y  la madera. Juguetes que no son solo bonitos, sino que fomentan la creatividad y la imaginación del niño y que además apoyan el trabajo artesanal y ecológico. Imposible salir de ella con las manos vacías.

Para llenar la nevera con productos ricos, sanos y de proximidad en…

La tienda de Mama Campo

Calle de Trafalgar, 22, 28010 Madrid

Es un bonito colmado donde puedes encontrar todo tipo de alimentos ecológicos. Además cuentan también con una variada selección de productos ecológicos para bebés. Y por si fuera poco, tienen cantina y restaurante donde se come muy bien y, por supuesto, muy sano.

Para compartir la crianza…

Yo creo que no hay mejor sitio para ello que los parques infantiles. Al final son los lugares a los que vas más a menudo e inevitablemente en ellos compartes experiencias, consejos, apoyo y recomendaciones con los otros padres que están allí. El parque que está en la plaza de Olavide, sin ir más lejos, es un gran ejemplo de ello.  Pero si lo que buscas son centros, entonces recomendaría dos: “En un lugar de Chamberí”, una ludoteca con parque de bolas en la que hay un montón de actividades disponibles para los más pequeños o “La Casita de Inglés”, una escuelita de inglés con un sistema maravilloso con el que los más pequeños aprenderán la lengua sin dejar de divertirse.

Para desconectar en…

Los jardínes del Museo Sorolla. El Museo, obviamente, también merece una visita, pero si lo que buscas es desconectar, te agradará saber que los jardínes se pueden visitar gratuitamente de manera independiente. Fueron diseñados por el propio artista y ese aire andaluz de inspiración árabe que se ve en cada detalle te transportará a La Alhambra, y pocas cosas se me ocurren mejores para desconectar que esa.

Para respirar aire puro en…

Parque de Santander. Correr, pasear, ir al parque con los niños, hacer ejercicio, jugar a fútbol, al padel o incluso al golf. Este parque de enormes dimensiones es un pequeño oasis en la ciudad. Un lugar donde relajarse o ponerse en forma, tomar el sol o leer un libro, un espacio ideal donde los niños pueden correr a sus anchas. Una maravilla al alcance de todos.

Para ir de compras en…

La calle de Fuencarral. Esta enorme calle que desemboca en la Gran Via es el lugar idóneo para ir de compras. Un zona llena de tiendas, cafeterías y terrazas con mucha vida a todas horas.

Para escaparse sin niños…

Perra Chica

Calle Eloy Gonzalo, 10, 28010 Madrid

Esta maravilla de lugar llama la atención por su espectacular diseño. Decorado con estilo colonial-industrial, está lleno de rincones mágicos, que van desde unas zonas más clásicas, hasta un mercado-café o unas cajas de seguridad. La atmósfera es muy especial y es una buena idea para tomar un brunch, comer, cenar o simplemente tomarte una copa. Es el local de moda, y lo cierto es que no me extraña.

Categorías: Mammás de Barrio

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies