Pantano de Sau y casa de colonias Can Mateu

Como siempre cuando alguien sugiere una escapada de fin se semana, unas cuantas familias nos apuntamos rápido. Primero pensamos en un ir a un camping, pero alguien propuso la Casa de Colonias de Can Mateu en el Pantano de Sau y nos pareció más cómodo.

Era setiembre, ya no hacía el calor de pleno invierno pero el otoño aún se resistía a llegar. Una buena oportunidad para pasar un fin de semana juntos justo antes de que cada niño empezase la adaptación a la escuela.

El primer día y como ya viene siendo habitual, preparamos picnic y ruta, aparcamos en Tavertet, un pueblo encantador y, por sugerencia del punto de información, paseamos por la ruta que lleva al mirador del Castell desde se pueden disfrutar de unas de unas magnificas vistas de las Cingles de Tavertet y el Pantano de Sau. No olvidar el protector solar y el repelente de mosquitos.

glaramknits_sau_01

glaramknits_sau_02

Así que llegamos bastante tarde a la casa de colonias de Can Mateu. Casi a la hora de cenar. Nos sorprendió que además de la pensión completa, el precio también incluye actividades con monitor. Nos perdimos la tirolina de la tarde, pero después de cenar, hubo salida nocturna con linternas con cuento-leyenda incluida y juego de pistas.

La casa de colonias Can Mateu forma parte de un conjunto mucho mayor de casas de colonias de diferentes medidas en un complejo muy cuidado y con espacios muy polivalentes junto al mismo pantano.

glaramknits_sau_03

Nos proporcionaron 4 habitaciones de 6 personas (con literas) cada una con baño propio adaptado. Ocupábamos toda una planta, contando también con un espacio intermedio con una gran mesa y un balcón. No disponían de cunas, pero sí que nos facilitaron barandillas para acoplar a la camas de los peques.

No recuerdo si disponían de tronas, pero sí que contaban con un microondas donde poder calentar una papilla, en caso de necesitarlo. Como incluye pensión completa y no quieren desaprovechar la comida, son bastante estrictos y no permiten que traigas tu propia comida (excepto para los bebés, obviamente). El menú no es 5 estrellas,  pero es muy correcto y equilibrado. Os recordará a vuestra infancia y a las colonias del colegio.

Al día siguiente, por causas de fuerza mayor no fue posible la actividad de kayak y como la ruta que nos propusieron como alternativa no nos tentaba mucho, nos quedamos disfrutando de las instalaciones. Disponen de mucho espacio libre, pistas de baloncesto y/o fútbol, piscina, acceso al lago (para la actividad de kayak) y la verdad es que da para pasar todo el día allí sin aburrirse. Siempre nos quejamos de que los niños en la ciudad padecen un déficit de naturaleza. Por lo que un espacio así da muchas oportunidades de interacción con la naturaleza.

glaramknits_sau_04

Si tenéis una de esas familias numerosas, con miles de primos, tíos y demás parientes, es una excelente opción para pasar un fin de semana juntos. Además disponen de muchas salas, por si queréis preparar alguna actividad o celebración (desde una reunión de ex alumnos al aniversario de la iaia)

Altamente recomendable como campo base para explorar la zona.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

2s Comentarios

  1. nosotros estuvimos en Semana Santa y la verdad es que disfrutamos muchísimo,sobretodo de los espacios al aire libre. Los monitores son geniales. La peque tiene solo 2 años y no podia disfrutar de todas las actividades pero se lo pasó genial escuchando los cuentos y recogiendo bichitos de la charca.Seguro que repetimos

    Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR