Club Amarillo Woki Playa, buena comida con vistas al mar

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!
Woki Playa Barceloneta
 

Una de las cosas buenas que tiene vivir en Barcelona es disfrutar de su playa. Es algo que tenemos tan integrado que, a menudo, nos olvidamos de la gran suerte que tenemos.

En mi familia somos unos amantes de la playa, especialmente en invierno. No hay nada mejor que aprovechar un domingo soleado para montar en nuestras bicis y poner rumbo al mar. Pasear, jugar con la arena, buscar tesoros entre las rocas, leer un libro… Sin duda un placer en mayúsculas que rima con fin de semana y con tiempo de calidad en familia.

Para acabar de redondear el plan no hay nada mejor que aprovechar para ir a comer fuera. Lo más práctico es quedarse por la zona pero a veces es difícil encontrar un restaurante que ofrezca comida de calidad a un precio razonable y donde los mini sean bienvenidos.

Hace un par de fines de semana descubrimos Woki Playa. Este restaurante forma parte de Tribu Woki los propietarios de restaurantes como Barraca (justo al lado de Woki Playa), de supermercados bio, los Organic Market y de obradores de pan. Su filosofía tiene muy en cuenta la alimentación consciente y responsable, destacando el consumo de lo ecológico y de proximidad.

Woki Playa Barceloneta

Está situado enfrente de la playa por lo que tiene cierto aire de chiringuito con un toque oriental. Dispone de una amplia terraza con vistas al mar y por dentro tiene un diseño abierto que te hace sentir que estás en la playa. La música es agradable y su staff encantador. Nada más llegar nos recibieron con una sonrisa, unos colores y dibujos para los niños y una trona.

Eddy y Jacques son buenos comedores así que optamos por dejarnos llevar y pedir que nos fueran trayendo platos variados para compartir. Empezamos con algunas tapas para ir abriendo el apetito. Los niños devoraron los calamares a la andaluza y los mejillones al curry verde a la brasa (¡hasta sorbían las cáscaras!) y los adultos le hincamos el diente al provolone a la brasa.

El punto fuerte de su carta son las carnes, pescados y vegetales a la brasa.

Nosotros probamos el rape, presa ibérica y entrecot ecológico y tenía un sabor a brasa auténtica realmente exquisito. Otros de sus hits son los woks, con base de fideos de arroz o huevo o arroz integral y con ingredientes para añadir al gusto como pollo, brócoli, gambas, tofu bio o setas. Un bol generoso y riquísimo que se puede regar con salsas variadas (soja, thai, malaya, ho sin y japo). Un guiño al antiguo local de woks que había aquí mismo años atrás (época en la que vivíamos, aún sin niños, justo al lado).

Para un fast food deluxe también ofrecen hamburguesas ecológicas (de carne y vegana). Si os apetece algo más ligero os podéis decantar por sus ensaladas (verde, de quinoa, caprese y de estilo thai).

Como broche final comimos unos helados ecológicos que ¡estaban deliciosos! Quedamos encantados y estoy segura de que repetiremos. Larga vida al sol, la playa y la buena comida en familia.

Categories: Club Amarillo,Dónde comer,Restaurantes

Tags: ,,

¡Comenta!

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies