Mamma Loves Las madres y padres healthy, un reto constante

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!
 

Uno de los grandes olvidados de la alimentación infantil son las meriendas. Un momento en el que las prisas hacen que no demos la importancia que se merece y que les demos a los minis cualquier cosa (muy a menudo dulces empaquetados). Hemos pedido a Núria Coll, directora de ETS EL QUE MENGES que nos de trucos y una receta.

Los padres que queremos dar una alimentación sana a nuestros hijos tenemos cada día un gran reto que superar: la sociedad (entorno, publicidad, etc), nuestros propios hijos y los familiares que invitan a nuestros hijos a tentaciones constantes con azúcares y aditivos que no les convienen para nada.

Afortunadamente, el mundo va cambiando poco a poco y cada vez nos encontramos con más padres y abuelos conscienciados con la alimentación saludable.

Aún así, hoy las meriendas de los niños continúan siendo poco recomendables. Vamos con prisas y a menudo no priorizamos ningún tipo de preparación para las meriendas y por eso a veces compramos algo de paquete.

También hay otro problema. Los días que vamos orgullosos con nuestro plátano a recogerlos y se lo damos al parque delante de otros niños que comen galletas de chocolate de las más azucaradas que puedan existir, puede que nuestros hijos nos tiren el plátano por la cabeza. Hay un porcentaje de niños que probará un poco de galleta y si no está acostumbrado a tanto dulce, la rechazará. Yo recomiendo que si la quiere y la pide insistentemente, se la dejemos probar. Si vemos que no le gusta, ¡bingo! Tenemos un hijo que quizás es más de salado y si ésta es la tendencia, no será de los que se tira a los donuts en las panaderías.

Pero si se come la galleta y mira al pobre plátano como si fuera al marginado de la clase, ahí tendremos más trabajo para que entienda que en casa, priorizamos otros alimentos.

El clásico es decir que “ésta comida te hará daño a la barriga” pero a veces no causa efecto. Otra opción es dar el plátano al niño antes de llegar al parque para que no empiece la competición de meriendas.  También le podemos pedir al padre o madre que da la galleta que se la de en otro momento y no cuando los niños están juntos. Esta opción es compleja si nos apetece hacer buenas relaciones con los otros padres e hijos. Pero hay quien lo entiende y también comprende que rechaces ir a ciertas fiestas de cumpleaños donde hay pasteles de nubes, huevos kinder, coca-colas o fantas.

No os penséis que los padres healthy somos raros y extremistas. Muchos de nosotros damos pastel de chocolate a nuestros hijos cuando van a fiestas de cumpleaños y buscamos recetas o fórmulas de satisfacer sus necesidades de dulce pero lo limitamos, estamos pendientes.

Pensad que un niño puede ingerir como máximo 25 gramos de azúcar al día y que los estudios cuentan que con la alimentación actual, la mayoría de los niños, cuando llegan a los ocho o nueve años, ya han comido el azúcar de toda una vida.

La merienda es el top de los temas de la alimentación de nuestros hijos. Por  eso, decidimos que en la revista SOY NIÑO (ETS NEN) de éste año que hemos publicado en dos idiomas, queríamos añadir un libro extra con recetas de meriendas dulces y saladas súper sanas para satisfacer a padres e hijos.

Las dietistas Gina Estapé y Pilar Rodrigáñez han hecho un maravilloso trabajo para empatizar con tanta competencia. Y el resultado son tortitas, galletas, magdalenas y originalidades como el sushi de plátano, todas deliciosas. Espero que os sirvan para vuestros hijos, tengan la edad que tengan. De momento aquí tenéis nuestra crema de cacao casera.

Crema de cacao casera

Ingredientes

  • 1 taza (140 g) de avellanas ligeramente tostadas
  • 3 dátiles medjool sin hueso
  • 80 ml (⅓ de taza) de bebida de avellanas (se puede utilizar cualquier otra pero con la de avellanas se consigue el mejor sabor)
  • 1 vaina de vainilla
  • 1 c.s de cacao en polvo

Elaboración

  • Retirar todo lo posible la piel de las avellanas.
  • Triturar las avellanas hasta conseguir una consistencia de crema para untar.
  • Añadir el cacao, la vainilla y la bebida de avellanas y seguir triturando.
  • Añadir los dátiles y triturar hasta que quede todo bien integrado.
  • Reservar en la nevera.

*Puedes leer esta receta y otros muchos contenidos interesantes sobre la Vuelta al Cole en nuestra Guía Práctica.

Categories: Mamma Loves,Nutrición,Salud y Bienestar,Vuelta al cole

Tags: ,,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies