Noticias 10 consejos para disfrutar de piscina y playa sin percances

Para poder disfrutar de nuestros descuentos y promociones, debes ser usuario registrado.

¡QUIERO REGISTRARME!

La piscina y la playa son lugares de diversión y juegos, con los calores veraniegos todos estamos deseando estirar nuestra toalla al sol y pasarnos las horas en remojo.

Los más pequeños son lo que mejor se lo pasan jugando en el agua.

Para que las tardes de baños veraniegos sean siempre felices y evitar posibles accidentes que nos arruinen el momento, hemos querido recopilar un listado con consejos básicos para disfrutar del baño y evitar cualquier tipo de percance indeseado.

Foto: Mi Pequeño Gulliver
  1. Empecemos por el principio, debemos enseñar a los niños a flotar lo antes posible y a nadar en cuanto estén preparados para aprender. También, explicarles siempre las normas básicas de seguridad en el agua.
  2. La supervisión es fundamental, así que debemos asegurarnos que una persona adulta responsable no pierde de vista al pequeño mientras se baña o juega cerca del agua. Si somos varios adultos, recomendamos se nombre a un responsable o hacer turnos de vigilancia, de lo contrario se puede caer en el error de confiar en que es otro el que está supervisando al niño. La regla del 10/20 nos parece muy pertinente: mirar cada 10 segundos al agua y, en caso de emergencia, poder socorrer al menor en menos de 20 segundos.
  3. A los minis que aún no saben nadar les debemos poner un dispositivo de seguridad adaptado a su edad, que les ayude a flotar y les ayude a mantener la cabeza fuera del agua en caso de caída. No debemos confiar en los juguetes inchables como métodos de flotabilidad.
  4. Aunque parezca obvio, debemos explicarles que es peligroso jugar a hacerse ahogadillas, a empujarse o a saltar alrededor de la piscina.
  5. Si disponéis de una piscina privada, es conveniente instalar una valla protectora de seguridad.
  6. Siempre que sea posible, debemos bañarnos en lugares donde haya vigilancia de un socorrista y además tenerlo localizado, tanto nosotros como nuestros niños. Al llegar, buscamos al socorrista y toda la familia sabemos dónde está en caso de emergencia.
  7. ¿Conocemos el significado de los colores de las banderas? Con bandera roja, está prohibido bañarse, cuando es amarilla tenemos que hacerlo con mucha precaución, especialmente los niños.
  8. Es mejor explicarles que no deben entrar de golpe en el agua la primera vez que se bañan, después de comer o de haber estado mucho rato al sol, los cambios de temperatura bruscos son los que pueden hacer que nos encontremos mal en el agua.
  9. Para proteger su piel y evitar las quemaduras, lo mejor es no estar mucho tiempo al sol, y usar siempre crema solar, una gorra y también beber agua con frecuencia
  10. Tenemos que asegurarnos que nuestros pequeños no tienen miedo a pedir ayuda a una persona mayor, ni siquiera si han hecho algo mal. Les debemos explicar que siempre tienen que pedir ayuda a un adulto si creen que alguien a su alrededor está en peligro. Y tener a mano el teléfono para llamar el teléfono de emergencias (112) en caso de necesidad.

Ahora sí, ¡A disfrutar a tope de los baños de verano!

Categories: Noticias,Verano

Tags: ,,

¡Comenta!

Tú email nunca será publicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iniciar Sesión


¿Perdiste tu contraseña?

¿Quieres recibir nuestra agenda amarilla y nuestras crónicas en tu email? !Únete!
Súscribete a nuestra newsletter

Cerrar

Regístrate

Hazte usuario de Mammaproof y disfruta de nuestra comunidad, las promociones, y muchas más ventajas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies